A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

No estoy de acuerdo con que se imparta educación religiosa en las escuelas públicas, debido a que la iglesia mayoritaria, la católica, apostólica y romana, con el consentimiento tácito de las autoridades educativas y de las encargadas de aplicar la Ley de Asociaciones Religiosas (Secretaría de Gobernación), abusaría de su posición para obligar a quienes no profesan su doctrina a recibir la educación religiosa que imparta, lo cual dejaría en gran desventaja a quienes no son católicos; se podrían llegar a agravar las cosas hasta llegar incluso a expulsiones de escuelas, como sucede en Chiapas. Hidalgo, Guerrero, entre otros estados.

Si hubiera una verdadera libertad religiosa en México y no una mal disimulada tolerancia religiosa, y que en las escuelas se impartieran educación de todas las religiones con registro legal y oficial en México, tal vez mi opinión sería otra.

 

Samuel O. Vázquez Salazar
Secretario General del Concilio Nacional de las Asambleas de Dios. A. R.