El 6 de diciembre pasado se dieron a conocer los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA en inglés), en el que participó México. Dada la importancia que esta información tiene para las autoridades educativas y para la sociedad en general, nos proponemos hacer una síntesis de los resultados que obtuvieron los estudiantes mexicanos en esta evaluación. Para ello, primero se analizarán las razones por las que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) decidió implementar este programa de evaluación del aprendizaje; después, se describirán los propósitos y características de PISA, en lo general, y de sus particularidades en 2015; finalmente, se presentarán los resultados que obtuvo México y se analizarán en el contexto del grupo de países americanos e iberoamericanos que participaron en esta última edición de PISA.

02-evaluacion-01

La evaluación del aprendizaje a gran escala

La evaluación del aprendizaje, o logro educativo, de gran escala representa hoy en día la mejor forma de conocer: 1) en qué medida se están alcanzando las metas educativas de un país o de una región, 2) el grado de equidad de los servicios educativos que se ofrecen en una nación, 3) el progreso de un país a lo largo del tiempo en materia de logro educativo y 4) el grado de eficacia de un sistema educativo en relación con otro que comparte características similares.

Las evaluaciones de logro educativo, por lo general, tienen dos grandes finalidades. Por un lado, proporcionar información a las autoridades educativas sobre la calidad y equidad de sus sistemas educativos, con el propósito de que se implementen políticas y programas orientados a la mejora de la educación. Por otro lado, aportar información para rendir cuentas a la sociedad sobre la calidad de los servicios educativos que se ofrecen en un país.

Por estas razones, diversos países han creado instituciones o programas especializados para monitorear el logro educativo de sus estudiantes, como es el caso del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) de México. Además de estos programas nacionales, diversas asociaciones y organizaciones internacionales han diseñado programas de evaluación del aprendizaje a fin de comparar diversos sistemas educativos y aprender de sus mejores prácticas. Así, en 1964 la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA, por su acrónimo en inglés) realizó el primer estudio internacional comparativo del aprendizaje, en el que participaron 12 países. Los estudios de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS en inglés) y de Progreso en Comprensión Lectora (PIRLS en inglés) son los más emblemáticos de la IEA, y en ellos participan actualmente cerca de 60 países.

El arribo de PISA en el escenario mundial

Desde su inicio, la OCDE concibió a PISA como una herramienta robusta para medir los resultados de los sistemas educativos, para lo cual coordinó de manera colegiada el diseño y desarrollo de los instrumentos de evaluación del aprendizaje. La primera evaluación de PISA se realizó en el año 2000 y sus resultados se presentaron en 2001. La pretensión de PISA es comunicar a los países interesados en qué medida los estudiantes que terminan la educación obligatoria cuentan con conocimientos y habilidades que requerirán para enfrentar los retos en su vida futura.

La población objetivo de PISA son los estudiantes que han cumplido 15 años de edad y que están cursando al menos el séptimo grado escolar, que en México equivale al primero de secundaria. Los principales dominios que evalúa PISA son Lectura, Matemáticas y Ciencias, en ciclos de tres años; en cada ocasión se hace énfasis en uno de ellos, evaluando una mayor cantidad de contenidos. En los años 2000 y 2009 PISA se enfocó en Lectura, en 2003 y 2012 en Matemáticas, y en 2006 y 2015 en Ciencias.

Los contenidos que se evalúan en estos tres dominios, de manera muy sintética, son los siguientes:

  • Ciencias. La capacidad de involucrarse en temas relacionados con las ciencias y con las ideas de la ciencia como un ciudadano reflexivo.            
  • Lectura. La capacidad para comprender, emplear, reflexionar e interesarse en textos escritos con el fin de lograr sus objetivos, desarrollar sus conocimientos y su potencial personal, y participar en la sociedad.
  • Matemáticas. La capacidad para formular, emplear e interpretar las matemáticas en distintos contextos. Incluye el razonamiento matemático y el uso de conceptos, procedimientos, datos y herramientas matemáticas para describir, explicar y predecir fenómenos.

El diseño de los instrumentos y los procedimientos para evaluar los aprendizajes que se utilizan en PISA son altamente sofisticados. Entre sus características más importantes destacan las siguientes: 1) los contenidos de las pruebas se basan en estándares internacionales sobre lo que los estudiantes deben aprender para poder desenvolverse en un mundo globalizado, 2) se utilizan preguntas de opción múltiple y de respuesta construida (calificadas por especialistas), 3) se emplean diseños matriciales, donde cada estudiante responde una porción de todos los contenidos y entre todos los alumnos responden la prueba completa y 4) se usan modelos modernos de medición, como la Teoría de Respuestas al Ítem y los valores plausibles.1

Los resultados de PISA para cada país se proporcionan de cuatro maneras.

  • Medias nacionales. Éstas representan las puntuaciones promedio de los estudiantes de un país, en una escala estandarizada de 200 a 800 puntos, con una media de 500 puntos y una desviación estándar de 100 unidades.2 Las medias nacionales se complementan con sus errores estándar (ee), que indican el rango de confianza de dichas estimaciones.
  • Dispersión de las puntuaciones. Esta medida de equidad se calcula con base en la diferencia entre las puntuaciones de los estudiantes con mayor desempeño (percentil 95) y menor rendimiento (percentil 5).
  • Porcentaje de estudiantes por nivel de desempeño. PISA define seis niveles de logro para cada competencia (ver tabla 1), que indican de manera gruesa las habilidades y conocimientos que poseen los alumnos.
  • Tendencias de aprendizaje. Esta medida refleja el comportamiento de los resultados de aprendizaje de un país a lo largo del tiempo, la que se estima mediante regresiones lineales.3

Son seis los niveles de desempeño que se utilizan en PISA para cada dominio evaluado. Las descripciones generales de cada uno se presentan en la tabla 1.

Tabla 1. Descripción genérica de los niveles de desempeño

Niveles

Descripción genérica

Nivel 6

Los estudiantes que se sitúan en estos niveles tienen capacidad de realizar actividades de alta complejidad cognitiva, con potencial para ocupar posiciones de liderazgo en el ámbito científico u otros.

Nivel 5

Nivel 4

Los estudiantes en estos niveles se encuentran por arriba del mínimo y, por ello, muestran niveles buenos, aunque no del nivel óptimo para la realización de las actividades cognitivas más complejas.

Nivel 3

Nivel 2

Ubicarse en este nivel representa el mínimo para que un estudiante se desempeñe adecuadamente en la sociedad contemporánea y pueda aspirar a hacer estudios superiores.

Nivel 1a

Los estudiantes en estos niveles tienen algunas competencias, pero no alcanzan el mínimo necesario para acceder a estudios superiores o desempeñarse adecuadamente en la sociedad del conocimiento

Nivel 1b

Fuente: INEE (2016). Informe de México en PISA 2015. Ciudad de México: autor.

Para dar una idea del tipo de preguntas que se utilizan en PISA, en el siguiente recuadro se presenta una pregunta de Matemáticas del nivel 3. Nótese en este ejemplo que la demanda cognitiva para resolver esta pregunta requiere de saber utilizar los conocimientos adquiridos en la escuela y aplicarlos a una situación nueva. Esta pregunta la respondió correctamente 57.7% de los estudiantes de países pertenecientes a la OCDE.

Recuadro 1. Ejemplo de un reactivo de PISA 2012 de Matemáticas del nivel 3

PUERTA GIRATORIA

Una puerta giratoria consta de tres hojas que giran dentro de un espacio circular. El diámetro interior de dicho espacio es de 2 metros (200 centímetros). Las tres hojas de la puerta dividen el espacio en tres sectores iguales. El siguiente plano muestra las hojas de la puerta en tres posiciones diferentes vistas desde arriba.

Pregunta 1

¿Cuánto mide (en grados) el ángulo formado por dos hojas de la puerta?

Medida del ángulo ____________°

Fuente: Ítems Liberados PISA. Ejemplos por niveles. Recuperado de aquí.

PISA 2015

La edición de 2015 de PISA representa el sexto ciclo de evaluación y el segundo en que se hace énfasis en el aprendizaje de las Ciencias. La participación de diversos países en el estudio de PISA se ha incrementado considerablemente: en su primera aplicación participaron 43 países y en la última, 72. En cada país se seleccionan de 4 500 a 10 000 estudiantes que provienen al menos de 150 escuelas diferentes.

Entre las modificaciones que se introducen en PISA 2015 destacan las siguientes: 1) se actualiza el marco conceptual de la evaluación de Ciencias; 2) se agrega la evaluación de un dominio adicional, Solución de problemas colaborativos; 3) se administran todas las evaluaciones por medios computacionales (aunque algunos países decidieron seguir con el formato impreso); 4) se analizan los resultados con el modelo de dos parámetros de la Teoría de Respuestas al ítem (en vez del modelo de Rasch); y 5) se utiliza un nuevo cuestionario de Ciencias dirigido a los docentes, en el que se les solicita información sobre sus prácticas de enseñanza, actividades de investigación y contenidos curriculares que imparten.

La participación de México en PISA 2015

Como ya se mencionó, la población objetivo de PISA son los estudiantes de 15 años de edad, que se encuentran matriculados en algún grado de secundaria o educación media superior. En México, esta población ha cambiado considerablemente desde la primera aplicación de PISA 2000, cuando solo 54.4% de los 2,113,261 jóvenes de 15 años se encontraban estudiando en algún grado de estos dos niveles educativos. En la edición de PISA 2015 esta cifra se incrementó en 23.3 puntos porcentuales, para llegar a 77.7% de los 2,241,038 jóvenes mexicanos de esa edad.

Se obtuvo una muestra representativa de esta población a nivel nacional que consistió en 7,568 estudiantes inscritos en secundaria (20.7%) o media superior (29.3%). De estos jóvenes, 88% estudiaba en escuelas urbanas y 12% de centros educativos rurales. Esta muestra es representativa del país en su conjunto, pero no de cada una de sus entidades federativas, como lo fue en ocasiones pasadas.4

Resultados de aprendizaje de los estudiantes mexicanos

Las tablas 2, 3 y 4 muestran los resultados en Ciencias, Matemáticas y Lectura, de México, Estados Unidos y Canadá, así como de los países iberoamericanos que participaron en PISA 2015. Adicionalmente se presentan los promedios de los países miembros de la OCDE y de América Latina. Como podrá observarse en la Tabla 2, la puntuación media de México en Ciencias es de 416 puntos, lo que significa que se encuentra por arriba del promedio de los países latinoamericanos, así como de Brasil, Perú y República Dominicana; a la par de Costa Rica5 y Colombia y por debajo de Uruguay, Chile, España, Estados Unidos, Portugal, Canadá y del promedio de los países de la OCDE.

En esta misma tabla, se observa que, después de Costa Rica, México es el segundo país con la menor brecha en los resultados de Ciencias (234 puntos), lo que significa que hay mayor equidad en la distribución de los aprendizajes que en la mayoría de los países con los que se compara.6 En cuanto a los niveles de desempeño, puede apreciarse que sólo 52% de los estudiantes mexicanos logran los aprendizajes que, conforme a los parámetros de PISA, resultan suficientes para desenvolverse en una sociedad cada vez más compleja, globalizada y competitiva. Estos resultados contrastan con los de Canadá y República Dominicana que tienen cifras de 89 y 14%, respectivamente.

Finalmente, los resultados en Ciencias de los estudiantes mexicanos en las cuatro evaluaciones comprendidas en el periodo 2006-2015 muestran que no ha habido cambios significativos en estos aprendizajes. Lo mismo ha ocurrido con el resto de los países, con excepción de Portugal, Colombia y Perú que muestran tendencias positivas en el aprendizaje de Ciencias de sus estudiantes.

Tabla 2. Resultados de estudiantes mexicanos y de otros países en PISA 2015: Ciencias

País o economía

P. estandarizada

Brechas

(P95-P5)

Niveles de logro*

Tendencias

Trienales**

Medias

ee

< N2

N2

> N2

Canadá

528

2.1

305

11

20

69

-

Estado Unidos

496

3.2

322

19

25

56

-

Portugal

501

2.4

299

17

25

58

7.4

España

493

2.1

289

18

27

55

-

Chile

447

2.4

281

35

31

34

-

Uruguay

435

2.2

282

40

30

30

-

Costa Rica

420

2.1

231

47

35

18

-

México

416

2.1

234

48

35

17

-

Colombia

416

2.4

263

49

31

20

8.1

Brasil

401

2.3

401

56

25

19

 

Perú

397

2.4

251

59

28

13

13.4

R. Dominicana

332

2.6

237

86

11

3

-

Promedio OCDE

493

0.4

309

22

25

53

-

Promedio AL

408

0.8

259

53

28

19

-

Donde: * significa un valor aproximado debido al redondeo y ** que las tendencias fueron calculadas de 2006 a 2015 para aquellos países que participaron en este periodo en más de una evaluación

Fuente: elaboración propia

 

Se podrá apreciar en la tabla 3, que la puntuación media de México en Matemáticas es de 408 puntos, lo que significa que se encuentra por arriba del promedio de los países latinoamericanos, así como de Costa Rica, Colombia, Brasil, Perú y República Dominicana; nuestro país se ubica por debajo de Uruguay, Chile, Estados Unidos, España, Portugal, Canadá, así como del promedio de los países de la OCDE.

En esta misma tabla puede observarse que México es el tercer país con la menor brecha en los resultados de Matemáticas (248 puntos), después de República Dominicana y Costa Rica, lo que significa, como en el caso de Ciencias, que la distribución de los aprendizajes es más equitativa que la de la mayoría de los países con los que aquí se le compara. En cuanto a los niveles de desempeño, se advierte que sólo 43% de los estudiantes mexicanos logra los aprendizajes suficientes. Estos resultados contrastan con los de Canadá y República Dominicana que registran cifras de 85% y 10%, respectivamente.

Finalmente, los resultados de aprendizaje en Matemáticas de los estudiantes mexicanos en las cinco evaluaciones comprendidas en el periodo 2003-2015 muestran en promedio un incremento significativo del orden de 5.3 puntos cada tres años. Lo mismo ha ocurrido con otros países como Perú, Brasil, Colombia y Portugal, que presentan cambios positivos; llama la atención el caso de Canadá, que muestra un decremento (-4.3) en el aprendizaje de sus estudiantes. En el resto de los países no hay cambios significativos en ningún sentido.

 

Tabla 3. Resultados de estudiantes mexicanos y de otros países en PISA 2015: Matemáticas

País o economía

P. estandarizada

Brechas

(P95-P5)

Niveles de logro*

Tendencias

Trienales**

Medias

ee

< N2

N2

> N2

Canadá

516

2.3

289

15

20

65

-4.3

Estado Unidos

470

3.2

290

30

26

44

-

Portugal

492

2.5

312

24

22

54

7.2

España

486

2.2

279

22

25

53

-

Chile

423

2.5

279

49

25

26

-

Uruguay

418

2.5

285

52

24

24

-

Costa Rica

400

2.5

225

62

26

12

-

México

408

2.2

248

57

27

16

5.3

Colombia

390

2.3

253

66

22

12

5.4

Brasil

377

2.9

293

71

17

12

6.2

Perú

387

2.7

271

66

21

13

10.4

R. Dominicana

328

2.7

225

90

8

2

-

Promedio OCDE

490

0.4

293

23

23

54

-

Promedio AL

391

0.9

260

64

21

15

-

Donde: * significa un valor aproximado debido al redondeo y ** significa que las tendencias fueron calculadas de 2003 a 2015 para aquellos países que participaron en este periodo en más de una evaluación

Fuente: elaboración propia.

 

Finalmente, en la Tabla 4 se presentan los resultados de Lectura. Aquí se podrá apreciar que la puntuación media de México es de 423 puntos, lo que significa que se encuentra por arriba del promedio de los países latinoamericanos, así como de Brasil, Perú y República Dominicana; a la par de Colombia y Costa Rica y por debajo de Uruguay, Chile, España, Estados Unidos, Portugal, Canadá y del promedio de los países de la OCDE.

En esta tabla también se aprecia que México es el país con la menor brecha en los resultados de Lectura (257 puntos), y por lo tanto el más equitativo. En cuanto a los niveles de desempeño, se observa que sólo 59% de los estudiantes mexicanos logra los aprendizajes suficientes para desenvolverse en una sociedad cada vez más compleja, globalizada y competitiva. Estos resultados contrastan con los de Canadá (90%) y República Dominicana (28%). Finalmente, los resultados de aprendizaje en Lectura de los estudiantes mexicanos en las tres evaluaciones comprendidas en el periodo 2009-2015 no muestran cambios significativos. Por su parte, Perú, Brasil y Uruguay muestran tendencias positivas en los resultados educativos, mientras que Costa Rica registra un cambio negativo. El resto de los países no presenta cambios significativos en ningún sentido.

 

Tabla 4. Resultados de estudiantes mexicanos y de otros países en PISA 2015: Lectura

País o economía

P. estandarizada

Brechas

(P95-P5)

Niveles de logro*

Tendencias

Trienales**

Medias

ee

< N2

N2

> N2

Canadá

527

2.3

305

10

19

71

-

Estado Unidos

497

3.4

329

19

23

58

-

Portugal

498

2.7

302

18

23

59

-

España

496

2.4

286

16

24

60

-

Chile

459

2.6

289

28

30

42

-

Uruguay

437

2.5

318

39

28

33

5.3

Costa Rica

427

2.6

262

40

35

25

-9.4

México

423

2.6

257

41

34

25

-

Colombia

425

2.9

294

43

29

28

-

Brasil

407

2.8

329

51

27

22

6.2

Perú

398

2.9

291

53

27

20

13.9

R. Dominicana

358

3.1

277

72

20

8

-

Promedio OCDE

493

0.5

315

20

23

57

-

Promedio AL

417

1.0

290

46

28

26

-

Donde: * significa un valor aproximado debido al redondeo y ** significa que las tendencias fueron calculadas de 2009 a 2015 para aquellos países que participaron en este periodo en más de una evaluación

Fuente: elaboración propia.

 

Conclusiones

Como se ha podido apreciar en este artículo, la información que proporciona PISA sobre los aprendizajes que adquieren los estudiantes permite hacer dos tipos de comparaciones. Por un lado, cada país se puede comparar respecto a otros en términos de sus puntuaciones globales, del tamaño de las brechas que separan a los estudiantes de mayor y menor desempeños y del porcentaje de alumnos que logran adquirir las competencias suficientes que les permitirán desenvolverse en el mundo. Por otro lado, el país puede compararse consigo mismo a través del tiempo, analizando las tendencias de sus resultados en las diversas evaluaciones en las que ha participado.

Los resultados de PISA 2015 muestran con mucha claridad que el comportamiento de México en los tres dominios evaluados está por debajo de Canadá y Estados Unidos (socios comerciales), de Portugal y España (países ibéricos), y de Chile y Uruguay (países latinoamericanos), así como del promedio de los países de la OCDE. Igualmente, el país está a la par de Costa Rica y Colombia (en la mayoría de los casos) y por arriba de Brasil, Perú y República Dominicana, así como del promedio de Latinoamérica. Por otra parte, una pequeña proporción de estudiantes mexicanos de 15 años de edad logra adquirir las competencias suficientes que, de acuerdo con la OCDE, son necesarias para continuar los estudios superiores y poder enfrentar los retos que les impondrá el mundo laboral. Sin embargo, es de destacar que México mostró tener una de las menores brechas entre los estudiantes de alto y bajo desempeños, lo que habla de una mayor equidad en los resultados educativos que la de otros países, en los que las brechas pueden ser muy grandes (por ejemplo, Chile y Uruguay). Finalmente, el país registra tendencias positivas en el aprendizaje de las Matemáticas a lo largo del tiempo, pero ningún cambio en Ciencias y Lectura.

Los resultados de aprendizaje de México son importantes de analizar a la luz del incremento de la matrícula de los estudiantes de 15 años, que subió en 23 puntos porcentuales de 2000 a 2015: de 54.4% a 77.7%. Este incremento representa un avance considerable del sistema educativo mexicano por sí mismo. Adicionalmente, es positivo que el país mejore en Matemáticas, y aún que mantenga resultados similares en Ciencias y Lectura, si se considera que se incorporaron al sistema educativo cerca de 600 mil estudiantes que, por lo general, se encuentran en las condiciones socioeconómicas más desfavorecidas y, por lo tanto, tienen bajos niveles de logro.

Es importante señalar que para tener una mayor comprensión de los resultados educativos que proporciona PISA resulta muy útil la información sobre los contextos familiar y social de los alumnos, las prácticas pedagógicas de sus docentes, y el entorno escolar. Por ejemplo, es muy conocido que la condición socioeconómica de los estudiantes es el factor extraescolar que mayor impacto tiene sobre la adquisición de los aprendizajes. En PISA 2015 los estudiantes mexicanos evaluados obtuvieron el menor nivel socioeconómico entre el grupo de alumnos de países con los que en este artículo se comparó a México, incluso por debajo de República Dominicana. Esto habla de que los resultados de nuestro país fueron mejores de lo que cabría esperar cuando se toma en cuenta las condiciones socioeconómicas de los estudiantes.

Un segundo ejemplo tiene que ver con la infraestructura y equipamiento computacional de las escuelas. Nuevamente México (junto con República Dominicana) fue el país con menor número de computadoras y conexión a Internet. Aunque el equipamiento digital de las escuelas no ha probado ser un factor determinante para el aprendizaje, sí representa un indicador de otras condiciones de infraestructura y equipamiento de las escuelas mexicanas, que en conjunto pueden incidir en los niveles de logro educativo de los estudiantes.

Para terminar, es importante enfatizar que PISA, como otras evaluaciones de gran escala, sólo proporciona una “radiografía” de los aprendizajes que adquieren los estudiantes de un país, así como algunas piezas de información adicionales que, en el mejor de los casos, ayudan a interpretar los resultados de aprendizaje nacionales. No obstante, PISA no pretende explicar las causas por las cuales un país presenta mejores o peores desempeños académicos. Esto se lo deja a las autoridades educativas y a los especialistas en la materia, quienes deben analizar los resultados de las evaluaciones junto con las referencias de contexto que proporciona PISA, así como con información diversa que genera el propio país y otras agencias internacionales.

 

Eduardo Backhoff Escudero y María Antonieta Díaz Gutiérrez
Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación


1 Para mayor información consultar aquí.

2 Estos valores fueron obtenidos con base en los resultados de los países de la OCDE en el año 2000. Sin embargo, con la incorporación de nuevos países a la OCDE, estos valores han cambiado.

3 Para mayor información consulte aquí.

4 La administración computarizada de las pruebas obligó a contar con la infraestructura y equipamiento necesarios en las escuelas seleccionadas. En México, no todos los centros escolares cuentan con los requerimientos mínimos necesarios que exige esta modalidad de aplicación de la prueba por lo cual se redujo el alcance de la muestra de estudiantes, de una representativa a nivel estatal, a una de alcance nacional.

5 Aunque en la tabla 2 la puntuación de Costa Rica (420) es superior a la de México (416) por cuatro puntos, cuando se toman en cuenta los errores estándar (ee), resulta que esta diferencia no es estadísticamente significativa, razón por la cual ambas puntuaciones no se consideran diferentes.

6 Por supuesto que el reto consiste no sólo en que haya un diferencial cada vez menor entre los estudiantes de mayor y menor rendimiento, sino que los resultados sean cada vez mejores para todos los alumnos.

7 Las diferencias entre México (423), Colombia (425) y Costa Rica (427) no son estadísticamente significativas.

 

Un comentario en “PISA 2015: México en el contexto americano e iberoamericano

  1. Dicho sea con todo respeto para los representantes de esa institución, la realidad no es como la pintan. Necesitarían hacerse cargo de un grupo de secundaria en la materia que sea, para que puedan observar las conductas de los jovenes estudiantes, cada aula es un verdadero manicomio. Luego entonces lo que está sobre la mesa, son los medios para que la educación se constituya en una “verdadera herramienta” de modelación de nuestros ciudadanos y un medio de transformación de nuestra realidad social. No se trata solamente de un asunto de mentalidades, sino además de medios de progreso de nuestra sociedad. El concepto de educación que se maneja, corresponde a una concepción burocrático-académica, que no tiene nada de humano, esa educación a la que se refieren es como si las biografías de los estudiantes solamente correspondieran a “competencias” que no sirven más que para acreditar exámenes y “compararlas” con otros países; paradigma que no sirve más que como paradigma.La cuestión de fondo es cómo hacer que la educación se constituya en una “verdadera herramienta” de progreso para la sociedad mexicana, esa es una respuesta que no tiene que ver directamente con la pedagogía, o con la psicología del aprendizaje, es una cuestión que tiene que ver con la construcción de una interpretación del fenómeno educativo y del aprendizaje específica de la sociedad mexicana. Los paradigmas y las mediciones sirven de poco cuando es más que evidente la condición de neanderthales de nuestros ciudadanos . Se los digo como sociólogo y profesor de múltiples materias de Ciencias Sociales Sociales, profesor de Informática, redactor y editor de libros (16) dedicados a la regularización de alumnos de los grados secundaria y bachillerato. Sólo de manera resumida les afirmo que la educación es un asunto de construcción del espíritu. El lema de la UNAM, creado por Vasconcelos, nunca ha sido completamente comprendido, acaso él visualizó el fondo de la cuestión, pero nunca tuvo oportunidad ni hubo conceptos suficientes para desentrañarlo, pero esa es la ruta para hacer de la educación una herramienta de progreso y cambio de nuestra sociedad. Habré de expresar de manera más extensa lo que afirmo.