La ciudad del Cine y video

Este verano, los extraterrestres atacan de nuevo en el cine con Contacto, basada en una novela de Carl Sagan, y la comedia de ciencia ficción Los hombres de negro.

A partir de 1938, cuando miles de estadunidenses se escandalizaron con la versión radiofónica de La guerra de los mundos, difundida por Orson Welles, la relación de la cultura popular con el tema de los extraterrestres ha sido peculiar. Los avistamientos de presuntas naves interplanetarias y el contacto con sus tripulantes quedan registrados no sólo en los periódicos y en las noticias de radio y televisión. Películas como El día que paralizaron la Tierra y revistas como Amazing Stories recuperaron los fundamentos de la mitología en torno a los ovnis y la alimentaron, otorgándole elementos que formaron un canon establecido sobre la forma de los “platillos voladores”, la fisonomía de los extraterrestres y las funciones de los hombres de negro.

En la televisión, series desde The Outer Limits y Dimensión desconocida hasta Los expedientes secretos X recurren a extraterrestres para sus tramas de suspenso, mientras que otro tipo de series, desde Mi marciano favorito hasta Patrulla extraterrestre (o Alien Nation), promueven la idea de la convivencia pacífica con criaturas de otros mundos.

Después de El día que paralizaron la Tierra, cientos de películas de ciencia ficción exploraron las posibilidades del encuentro entre humanos y extraterrestres. El subgénero, relegado a la serie B, llegó a las superproducciones en 1977 con Encuentros cercanos del tercer tipo de Steven Spielberg. Poco después, el mismo director rompió el récord de taquilla con otra película de extraterrestres: E.T.

En contraste con la idea amable de los extraterrestres que presentaba el amable y tierno personaje de Spielberg, proliferaron también las películas que recuperaban de sus antecesoras la imagen hostil de los extraterrestres. Con las “abducciones” de moda en Estados Unidos, se hicieron varias películas con el tema, entre las que destaca Fuego en el cielo. El día de la independencia presentó de nuevo a los extraterrestres como una fuerza fatal para la humanidad, remate melodramático de años de desarrollo de la ciencia ficción que tuvieron su merecida sátira en Marcianos al ataque de Tim Burton.

La paranoia en torno a una posible invasión extraterrestre cuenta con militantes en la vida real que, por ejemplo, están en contra del programa de búsqueda de vida inteligente fuera de la tierra (cuyas instalaciones aparecen al principio de El día de la independencia) que promovió Carl Sagan, pues corremos el riesgo de que nos encuentren y acaben con nosotros.

Sagan siempre fue escéptico, pero siempre promovió la búsqueda de vida, sobre todo de inteligencia, fuera de la Tierra. Además de sus múltiples libros de divulgación científica dejó una novela sobre un encuentro con extraterrestres: Contacto. El director Robert Zemeckis (Volver al futuro, Forrest Gump) dirige a John Hurt, James Woods y a Jodie Foster, quien no actuaba desde hacia tres años. Foster interpreta a Ellie Arroway, una científica solitaria que descubre señales de vida en la estrella Vega y luego es la elegida para ser la embajadora de la Tierra ante los extraterrestres.

En otro tono, Los hombres de negro es la última película de Barry Sonnenfeld (La familia Addams, El nombre del juego), interpretada por Tommy Lee Jones, Will Smith y Linda Fiorentino. El mito de Los hombres de negro comenzó en una historieta de Amazing Stories en los cincuenta. Unos individuos altos, vestidos de negro, con anteojos oscuros y sombrero aparecían siempre tras algún avistamiento y destruían las pruebas que pudiera haber sobre la visita de extraterrestres. Podrían ser agentes del gobierno o agentes de los mismos extraterrestres. Los personajes saltaron de las historietas al ámbito de la leyenda cuando un editor estadunidense que había prometido que presentaría pruebas irrefutables de las visitas de extraterrestres, juró después del plazo que él mismo había propuesto que los hombres de negro lo habían asaltado y lo habían despojado de sus pruebas. Los hombres de negro regresaron a las historietas con una trama diferente. Serían una agencia supersecreta dedicada a cuidar el comportamiento de los extraterrestres que habitan en la Tierra, pues los hay de muchos planetas y de las más diversas razas, desde unos inofensivos E.T. de diez centímetros hasta terribles monstruos. La película de Sonnenfeld está basada en esa historieta y promete combinar un derroche de efectos especiales con el buen humor que ha demostrado en sus películas anteriores. Después de la llegada a Marte y a 50 años de que en Roswell, Nuevo México, el escándalo de un supuesto accidente extraterrestre se convirtiera en un cimiento de la mitología ovni, los extraterrestres no podrían pasar inadvertidos en la pantalla grande.