La banalización de la presidencia de la República

La deconstrucción de instituciones es una de las politicas más consistentes del actual gobierno. Hasta ahora ningún área de la administración pública ha escapado a la guadaña del señor presidente, ni siquiera la propia presidencia de la República ha estado a salvo. La institución que es el corazón del sistema político y la columna vertebral del orden constitucional ha sufrido del empeño de Andrés Manuel Lopez Obrador de personalizar el cargo que ocupa.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].