En la actual legislatura de la Cámara de Diputados hay una asambleísta que vota desde su curul teniendo 23 años (Luz Rosas), mientras que quien preside las sesiones plenarias tiene 85 (Porfirio Muñoz Ledo). En el Senado hay una legisladora (Claudia Balderas) que nació cuando una de sus compañeras de bancada (Ifigenia Martínez) tenía más de 60 años. Ante estas diferencias de edades, resulta pertinente la pregunta de si en México tenemos un Congreso de la Unión joven o viejo. Para intentar responderla en este texto —que tiene una intención exploratoria— se mencionan las restricciones legales al respecto; se describe la variación histórica de la edad de los legisladores federales mexicanos desde 1997; se analizan los datos de la actual legislatura, y; se hace una contextualización con otras cifras. Los principales hallazgos son que, en términos agregados, tenemos a los diputados y senadores más longevos de las últimas dos décadas; que los legisladores de las bancadas de la coalición gubernamental, aunque presentan amplia varianza, tienen algunas de las edades medianas más altas en ambas cámaras, y; que, comparando con otros congresos, podría considerarse que el de México no es tan viejo. Finalmente se adelanta una línea de investigación futura que los autores están desarrollando.

Ilustración: Víctor Solís

1) Qué dice la ley

En la Constitución se establece que para ser diputado federal se deben de tener 21 años cumplidos al día de la elección. En el texto original de 1917 se establecía una edad diferente: 25 años. Pero esto fue reformado, para quedar como está actualmente, en 1972. En el caso de los senadores el requerimiento constitucional es de 25 años. Originalmente la edad mínima era de 35 años. Esto también fue reducido en 1972, quedando en un mínimo de 30 años. Sin embargo, a diferencia de la restricción para los diputados, que no ha cambiado desde ese año, en 1999 se aprobó una reforma para lograr una nueva reducción de cinco años. Este cambio, producto de una iniciativa presentada por tres diputados de las bancadas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), resultó polémico. En aquel tiempo se difundió la versión1 de que esta modificación fue negociada por el PVEM para que Jorge Emilio González Martínez, hijo del fundador del partido, Jorge González Torres, pudiera ser senador, pues en la elección del 2000 tendría 28 años. Al final, esta modificación constitucional permitió, entre otras cosas,2 que él pudiera ser electo senador por la vía de la representación proporcional. A partir de entonces, por cierto, González Martínez ha sido legislador federal de manera ininterrumpida, salvo en una legislatura, desde hace más de veinte años: diputado de 1997 al 2000; senador de 2000 a 2006; diputado de 2006 a 2009; senador de 2012 a 2018, y; diputado, de nueva cuenta, de 2018 a 2021.  

2) Comparación histórica

La sistematización y publicación de los datos del Congreso en México comenzó en la 57° Legislatura (1997-2000). A partir de este período el Sistema de Información Legislativa (SIL) de la Secretaría de Gobernación reporta información biográfica sobre los legisladores. Con estos datos –completados con búsquedas manuales–, se estimó la mediana3 de las edades de cada legislatura de 1997 a 2018 (de la 57° a la 64°). Eso se hizo registrando el número de años que cada diputado y senador cumplió en el año de inicio de la legislatura en la que participó (la única legislatura, en el caso de los diputados, y la primera de dos, en el caso de los senadores), para después estimar la mediana general de cada cámara para cada período.

En la siguiente gráfica se muestra una doble comparación: a lo largo del tiempo y entre cámaras. Como se puede ver, la actual legislatura (64°) tiene los valores más altos de las series en ambos órganos: con una edad mediana de 51 años, en ambos casos este es el Congreso de la Unión de México más viejo desde hace casi dos décadas. También llama la atención que, históricamente, los diputados siempre habían sido, en términos agregados, más jóvenes que los senadores. Pero, después de pasar de una edad mediana de 45 años en la anterior legislatura (63°) a una de 51 en la actual, ahora se tiene el mismo valor en ambas cámaras. Es importante mencionar que hay una heterogeneidad en los datos (i.e., las diferencias de edades dentro de una legislatura en una cámara son altas). Por esto, la gráfica trata de capturar esta dispersión al incluir, en el área sombreada, el percentil 25 al 75 del rango de los datos.

3) Actual legislatura

En la siguiente gráfica se muestra la edad mediana de cada bancada de la actual legislatura en ambas cámaras. En el caso del Senado, los tres grupos parlamentarios más jóvenes (a partir de la edad mediana de sus integrantes) son: 1) PVEM con 37.5 años; 2) Movimiento Ciudadano (MC) con 41 años, y; 3) PAN con 48.5 años. Las bancadas más viejas son: 1) Partido Encuentro Social (PES) con una edad mediana de 55 años; 2) Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) con 52 años, y; 3) Partido de la Revolución Democrática (PRD) con 50.5 años. En el caso de la Cámara de Diputados las más jóvenes son: 1) PAN (46); 2) PVEM (46.5), y; 3) PRD (47). Las más viejas son: 1) Partido del Trabajo (PT) (54); 2) PRI (53), y; 3) MORENA (53).

Si la variación dentro de las cámaras es alta, también lo es aquella que existe al interior de los grupos parlamentarios. Por lo anterior, en la siguiente gráfica se emplean diagramas de caja (o box plots) que permiten simbolizar los datos graficando sus percentiles y valores extremos. La línea al interior de cada caja representa la mediana (o el percentil 50) de la edad de los legisladores dentro de cada fracción.

Con las dos gráficas anteriores, se puede ver que las bancadas de la coalición en el gobierno nacional son de las que tienen, en ambas cámaras, un agregado de legisladores con más años. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, la varianza dentro de las bancadas no es baja. Esto se puede ver en la gráfica anterior en la que hay valores extremos que las líneas de los diagramas de cajas, particularmente los de MORENA, no alcanzan a incluir. Para mostrar quiénes son los diputados y senadores más y menos jóvenes de las dos cámaras en la actual legislatura, se propone la siguiente gráfica. En esta se incluyen los nombres, la cámara y el grupo parlamentario de los 10 legisladores más jóvenes y los 10 menos jóvenes de cada órgano. MORENA, al ser la bancada mayoritaria en el Congreso, concentra a muchos de estos asambleístas.

Finalmente, la edad de los actuales legisladores puede ser agrupada por rangos generacionales. Siguiendo los parámetros definidos por el Pew Research Center, la siguiente gráfica muestra cómo se distribuirían generacionalmente las cámaras. Los grupos mayoritarios son los de en medio: la Generación X (nacidos entre 1965 y 1980) y los Baby boomers (1946-1964). La presencia millennial (1981-1996) aún es relativamente marginal: 13 senadores y 52 diputados.

4) Contextualización

Por último, cabe la pregunta de si la edad mediana del Congreso en México, de 51 años, es alta o baja. La edad mediana en México, según la Encuesta Intercensal que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía realizó en 2015, es de 27 años (un año mayor que la estimada en el Censo de Población y Vivienda de 2010). Esto sugeriría que tenemos un órgano legislativo 24 años más viejo que la población que debe representar. Si se compara con otros congresos del mundo, el resultado no es consistente –para estas comparaciones, sirve tener en cuenta el dato de la edad media o promedio: 50.5 años. El nuevo Congreso en Estados Unidos, que a partir de este año es cerca de una década más joven que el anterior, tiene una edad promedio de 49 años; en España la edad media de los diputados en 2016 era de 47 y en Alemania, según datos de 2017, de 50 años. Sin embargo, la edad promedio del Congreso en Argentina en 2016 era de 52 años y, según un estudio de la Unión Interparlamentaria de 2018, la edad promedio de los legisladores en todo el mundo (a partir de una muestra de 148 legisladores de diferentes países) es de 53 años. Una contextualización más pormenorizada podría incluir la diferencia de la edad mediana de la población y la de los legisladores de cada país.

El texto y gráficas anteriores sirven para contar con un panorama general de un elemento sociodemográfico básico de los cuerpos parlamentarios: cuántos años tienen quienes lo integran. Si la edad de un legislador en México influye en su comportamiento (e.g., su influencia dentro del órgano y cómo vota) es un asunto que vale la pena seguir estudiando.4 Pero, sobre todo, habría que ver si esta nueva conformación legislativa, en la que existe una distancia generacional de legisladores y ciudadanos, tiene un impacto en la representación más allá de la dimensión descriptiva. Para avanzar con esta agenda de investigación, los autores de este texto trabajan actualmente en la recopilación de una base de datos sobre las iniciativas propuestas por los legisladores en México. Con esta información se pretende indagar si, entre otros posibles factores, la edad influye en el tipo de productos legales promovidos por nuestros senadores y diputados.

 

Julio Téllez del Río
Profesor asociado de la División de Estudios Internacionales del CIDE, en donde coordina el proyecto “México, las Américas y el Mundo”.

Sergio A. Bárcena Juárez
Investigador en la Escuela de Humanidades y Educación del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México. Director de Buró Parlamentario.


1 Ver, por ejemplo, el reportaje “La negra historia del Partido Verde” de Jorge Arturo Hidalgo, publicado en la sección principal del periódico Reforma el 16 de julio del 2000.

2 También fueron electas como senadoras, por la vía plurinominal del PVEM, Verónica Velasco Rodríguez y Gloria Ángela Bertha Lavara Mejía; las dos tenían 28 años al momento de la elección. Años más tarde, en 2006, Manuel Velasco Coello, de 26 años, se convirtió en senador al ganar la elección de mayoría en Chiapas.

3 Para comparar edades de individuos dentro de poblaciones o muestras la mediana (valor que separa en dos mitades a un conjunto ordenado de datos) es el estimado que se suele preferir sobre la media. Esto dado a que, para encontrar los valores típicos, es más robusta ante posibles sesgos de elementos extremos.

4 Ver, por ejemplo, el artículo sobre las características de los diputados que influyen para aumentar la probabilidad de que presidan una comisión ordinaria en la Cámara de Diputados en el que se encuentra que, aunque marginalmente y controlando por otros factores, entre más años mayor puede ser esta posibilidad; o este trabajo en el que se encuentra que entre más años tenga el diputado, este puede mostrar mayor indisciplina partidista en las votaciones nominales plenarias.