El escritor inglés Thomas de Quincey (1785-1859) alguna vez se propuso una dieta consistente en “té, un poco de opio, y pecado”.

 

Fuente: Frances Wilson: Guilty Thing. A Life of Thomas de Quincey, Farrar, Straus and Giroux, New York, 2016.