3ª Calle de Independencia.
En este lugar estuvo el edificio del periódico El Partido Liberal, que dirigió Apolinar Castillo, casa de la Revista Azul, primer suplemento cultural de la vida mexicana moderna.


La aventura más arriesgada y consistente de la cultura mexicana del siglo XIX fue el periodismo. Una noche, en la redacción de El Partido Liberal, Apolinar Castillo, su director, les sugirió a los escritores Manuel Gutiérrez Nájera y Carlos Díaz Dufoo fundar una revista literaria; si se encargaban de dirigirla, él sería su editor. Primero aparecería como suplemento literario y se repartiría a los suscriptores los domingos, en lugar del periódico de ese día. El 6 de mayo de 1894 apareció la Revista Azul de El Partido Liberal. La revista no sólo cambió las reglas del juego de la literatura mexicana, hasta entonces ordenada en academias y asociaciones similares, sino que frente a la apuesta cultural dominante fijó sus ojos en la nueva sensibilidad moderna hecha de novedad, de horizontes sin fronteras, de una audacia proclive a la decadencia, de voluntad por renovar prosa y verso. La Revista Azul concentró en sus páginas todas las inquietudes que cruzaban la vida cultural mexicana.

17-independencia

Ilustración: Kathia Recio

Durante poco menos de tres años, a lo largo de 128 entregas, la Revista Azul fue una bocanada de aire fresco en el clima positivista.

 

Rafael Pérez Gay
Escritor y periodista. Entre sus libros: El cerebro de mi hermano, El corazón es un gitano, Nos acompañan los muertos y No estamos para nadie. Escenas de la ciudad y sus delirios.