A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Una de las zonas más importantes en la obra de José Emilio Pacheco es, tal vez, la que no está visible ni ha sido recogida en libros. Esta zona abarca la crónica, la traducción, el ensayo histórico y literario y el comentario cultural sobre los temas más diversos. Ahí construyó Pacheco una columna legendaria del periodismo cultural: Inventario. Como un homenaje a una de las grandes obras ocultas de las letras mexicanas Antonio Saborit ha seleccionado cuatro de estos artículos brillantes. Acompañamos este tributo con un ensayo de Alejandro de la Garza que revisa la ciudad en la obra de este autor. Luis González de Alba salda una deuda con Pacheco adquirida por el préstamo de un verso