A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

“Los Zetas perfeccionaron una estrategia de negocio criminal que los convirtió en una marca y en un punto de referencia. No son la única organización criminal violenta o militarizada pero son la única que ha logrado expandirse a 405 municipios de México y a Guatemala y Centroamérica. ¿Cómo lo lograron?”. Aquí presentamos dos posibles respuestas. Guillermo Valdés traza una línea del tiempo que recrea paso a paso la manera en que un grupo de soldados traicionó al Estado mexicano y dio lugar a un nuevo momento en la historia de la delincuencia organizada: la profesionalización de la violencia apoyada en verdaderas máquinas de matar: la aparición del grupo más letal y depredador en el mapa del crimen. Viridiana Ríos y Steven Dudley recuperan varios estudios cuantitativos que echan por tierra la hipótesis de que Los Zetas se han propagado a lo largo del país únicamente por su estrategia militar: por el contrario, dicen los autores, además de usar la violencia, Los Zetas se han especializado en la conquista y despojo de mercados ilegales.

Zetas: La epidemia

La Marca Zeta
Viridiana Ríos y Steven Dudley
El abismo michoacano
Jaime Rivera Velázquez

 

Ilustración de Estelí Meza.