A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

No todos los temas importantes para el país están en el ánimo de la opinión pública. Es el caso es la reforma energética. En una encuesta de GAUSSC realizada entre el 21 y 26 de marzo de 2013 (ver nota metodológica al final del texto), a pregunta abierta sobre los temas relevantes de la agenda pública, sólo 1% de la población mencionó esta reforma. Con ayuda, al preguntar sobre lo que se ha dicho en los medios acerca de la reforma, 67% dijo no haber escuchado nada y 21% mencionó “privatizar, vender a Pemex”. Las menciones a la modernización de la empresa apenas representaron el 2% de las respuestas.

Ahora bien, si se pregunta a la gente lo que entiende por reforma energética, 40% no sabe qué decir, 11% menciona modernización y 9% energía, en abstracto. Sólo 7% menciona privatización. En general, como muestran las gráficas, prevalece un alto desconocimiento sobre lo que es o puede ser la reforma.

Independientemente de si ha escuchado algo o no acerca de la reforma, ¿cuando usted escucha reforma energética en qué piensa?
Lo que piensa Nacional
Modernización 11%
Energía 9%
Precios de los recursos (gasolina/luz) 7%
Privatización 7%
Petróleo/Pemex 6%
No la apoya/habrá problemas 3%
Sí la apoya/habrá beneficios 3%
Corrupción y fraude 3%
Mejor control y ahorro de energía 2%
Cambios a las leyes 2%
Recursos naturales 1%
Desarrollo 1%
Otra 3%
No sabe 39%
Fuente: Informe de labores del Presidente de la SCJN, 2011, p.18

El orgullo y el sentimiento de propiedad

No está a debate la importancia económica de los ingresos que Pemex genera para el país, pero no es evidente que la mayoría de la población sienta orgullo por Pemex. Más bien lo contrario: 36% dice sentir mucho o algo de orgullo por Pemex contra 57% que dice sentirse poco o nada orgulloso.

Reforma energética

Se puede decir que el orgullo por Pemex es un elemento más de la mitología nacional: hoy ningún grupo socioeconómico, de edad o simpatía partidista siente mayoritariamente orgullo por Pemex. No es menos notable el hecho de que la mayoría de la población no se siente dueña del petróleo. Sólo 39% dice sentirse dueño (mucho o algo) de ese recurso natural. También, como en el caso del sentimiento de orgullo, ningún grupo social dice mayoritariamente que se siente dueño de los recursos naturales como el petróleo. Quienes más dueños se sienten son quienes viven en el sur-sureste, 50%, lo que resulta hasta cierto punto lógico por la presencia de Pemex en el sur de Veracruz, Tabasco y Campeche; y los que menos los perredistas, 28%. Éste es un segundo factor que permite pensar que en el debate sobre la reforma energética pesarán más los mitos que las realidades.1

Bastante claro es también el sentimiento mayoritario de que quienes se benefician con las ganancias del petróleo en México no son los ciudadanos sino el gobierno. La dicotomía sociedad-gobierno sigue presente: el gobierno gasta los recursos del petróleo y los ciudadanos no necesariamente sienten que es en su beneficio.

Reforma energética

Pemex: Valoración negativa y necesidad de la reforma

Salvo porque se considera que es una empresa que sí genera empleo y crecimiento económico, los ámbitos de valoración sobre Pemex son negativos: es una empresa que no beneficia a los mexicanos en general, está atrasada a nivel mundial, es corrupta y contamina.

¿Cuál de las siguientes frases describe mejor a Pemex…?
Argumentos a favor     Argumentos en contra Ninguno No sabe
Empresa que genera empleo y crecimiento en México 54% 39% Empresa que no aporta al crecimiento de México 1% 7%
Empresa que beneficia a todos los mexicanos 31% 64% Empresa que beneficia a unos cuantos 5%
Empresa que compite con cualquier otra en el mundo 41% 51% Empresa atrasada a nivel mundial 1% 7%
Empresa transparente 26% 64% Empresa corrupta 2% 8%
Empresa que cuida el medio ambiente 31% 60% Empresa contaminante 2% 8%

La mala valoración sobre Pemex podría ayudar a promover una reforma con cierto grado de aceptación social; pero esta mala opinión no se traduce, por ahora, en una convicción mayoritaria sobre la necesidad de la reforma: 40% dice que sí es necesaria (muy o algo) contra 35% que dice no es necesaria (poco o nada). Una cuarta parte, 25%, dice que no sabe.

Reforma energética

Inversión privada en Pemex sólo si beneficia al país

Ante diversos argumentos sobre posibles beneficios para el país de la participación privada en Pemex, la mayoría tiende a estar de acuerdo: la creación de empleos es lo que mejor se valora, seguido del uso de las ganancias que se obtengan en Pemex para mejorar los sistemas de salud y educación, así como el combate a la pobreza. También hay un alto acuerdo con la participación privada en tanto se garantice que Pemex seguirá siendo de los mexicanos y que se rindan cuentas sobre las ganancias de la empresa.

De acuerdo con una reforma energética que permita la participación privada si:
Se favorece la creación de empleos 72%
Se invierten ganancias en mejorar el sistema de salud 70%
Se invierten ganancias en la educación 70%
Se invierten ganancias en el combate a la pobreza 69%
El gobierno garantiza que Pemex seguirá siendo de los mexicanos 68%
Pemex rinde cuentas sobre las ganancias que tendrá 67%

Ante estos argumentos recurrentes sobre la importancia de Pemex para el país, al menos lo que se refiere a los beneficios sociales, surge el reto de hacer creíble que la reforma energética efectivamente será factor de prosperidad.

Los temperamentos mexicanos y la reforma energética

Como se publicó en estas páginas en febrero de 2011, la sociedad mexicana se puede estudiar de diversas maneras, una de ellas es segmentándola de acuerdo a la forma en que se autovalora y valora el entorno en el que vive: el país, la sociedad, la familia, el pasado y el futuro.

Reforma energética

En el “Retrato de un liberal salvaje” (nexos, febrero de 2011) se presentaron los cinco temperamentos en que se segmenta la sociedad mexicana. A dos años de esa medición la estructura se mantiene, aunque crece el grupo de optimistas sobre el futuro.2

Este modelo de análisis desarrollado por GAUSSC fue aplicado para saber cómo opina cada uno de los temperamentos frente a diferentes temas de la reforma energética. En cuatro de los cinco temperamentos mexicanos se tiende a estar de acuerdo con la necesidad de la reforma energética. Quienes más subrayan su necesidad son los Optimistas sobre el futuro, 85%, y los Soñadores sin país, 71%. Estos dos grupos representan 44% de la población y son los que más jóvenes contienen. Por el contrario, quienes opinan más que la reforma no es necesaria son los Nacionalistas inconformes, 60%. Este grupo representa 8% de la población.

Reforma energética

Los argumentos sobre beneficios específicos relacionados, ya no con temas genéricos como la salud o educación, sino con mejoras de la productividad del sector energético, son aceptados o rechazados con diferentes intensidades por los grupos. Los Optimistas sobre el futuro (21% del total) son los que más apoyan esa transformación, los Nacionalistas inconformes (8% del total) quienes menos. Son los dos polos temperamentales de la sociedad mexicana. Lo cierto es que en el debate sobre la reforma, las posiciones ligadas al viejo nacionalismo revolucionario de los Nacionalistas inconformes, si bien son las más estridentes, no necesariamente son las mayoritarias. En el ánimo social pesa más la posición de los Optimistas sobre el futuro y los Soñadores sin país.

De acuerdo con que la reforma energética… Soñadores
sin país
(23%)
Pesimistas
indolentes
(20%)
Optimistas sobre
el futuro
(21%)
Nostálgicos
tradicionalistas
(29%)
Nacionalistas
inconformes
(8%)
…creará infraestructura e inversión en actividades para aprovechar mejor los recursos petroleros 67% 65% 77% 63% 45%
…se podrán aprovechar al máximo la producción y consumo de petróleo, gas y productos derivados 64% 62% 77% 62% 51%
…se elevará la competitividad de la industria nacional 68% 57% 78% 57% 41%
…se garantizará que se tenga petróleo y gas para las próximas generaciones 64% 58% 75% 60% 39%
…habrá fuentes de energía limpia que no contaminan, disminuyendo el daño ambiental 62% 54% 69% 56% 33%
…bajarán los precios de luz, gas y gasolina 54% 55% 67% 50% 46%
…Pemex tendrá una mejor administración 50% 52% 73% 55% 31%
…habrá mayor transparencia y rendición de cuentas 54% 48% 65% 53% 31%

Este ejercicio de escenarios basado en la Estrategia Nacional de Energía 2013-2027, modifica de manera importante el acuerdo con la reforma cuando los argumentos que se ponen a consideración son específicos sobre el sector energético: desde la creación de infraestructura e inversión en actividades para aprovechar mejor los recursos petroleros, pasando por el mejor aprovechamiento del petróleo, gas y productos derivados, la mejora de la competitividad de la industria nacional y la certeza de tener petróleo y gas para las próximas generaciones; hasta que habrá fuentes de energía limpia, que bajen los precios de luz, gas y gasolina, Pemex se administre mejor y sea más transparente y rinda cuentas. Estos últimos tres argumentos son los que más escepticismo generan.

A manera de conclusión puede decirse que no obstante la mala valoración existente sobre Pemex, su desempeño y los beneficios que genera, no hay una idea mayoritariamente aceptada sobre la necesidad un reforma que modifique la situación. En buena medida esta paradoja se debe a la ausencia del tema en la agenda de la opinión pública. Esta pobre presencia y la ignorancia sobre el contenido de la reforma, abona a que en un primer acercamiento las opiniones se dividan. Por el contrario, cuando se ponen sobre la mesa indicios concretos de lo que la reforma puede ser, la opinión tiende a volverse favorable a ella, siempre y cuando se hagan evidentes sus beneficios para los ciudadanos, no sólo el gobierno. Éste es el gran reto de opinión pública de la reforma, pues es el gobierno el que gasta los recursos que genera Pemex y la gente quien percibe que ese gasto no tiene mucho que ver con ella. n

 

Nota metodológica
Representatividad Nacional. Población en viviendas mayor de 18 años
Técnica Cara a cara en viviendas
Entrevistas 1,100 entrevistas
Margen de error ± 3% al 95% de confianza
Selección de la muestra Polietápico estratificado. Se seleccionaron: 1) 110 puntos de levantamiento, urbanos y rurales en proporción a la población urbana y rural de cada estado; 2) 10 manzanas; 3) 10 viviendas. Se entrevistó a un individuo aplicando cuotas de edad y sexo representativas de la población
Estimaciones Los resultados están ponderados de acuerdo a la población total, por género y edad según el Conteo Nacional de Vivienda 2010, INEGI
Fecha de levantamiento Del 21 al 26 de marzo de 2013

 


1Los datos completos de la encuesta se pueden consultar en
www.gaussc.com.
2 Para conocer la descripción de cada temperamento ver
https://www.nexos.com.mx/?p=14125.