Criaturas molestas

Las que llegan demasiado temprano, o antes que estén encendidas las velas, o antes que las señoras de la casa hayan acabado de emperejilarse; las que llegan demasiado tarde, cuando ya pasó la cena o cuando han cenado en otra parte (y lo dan a entender) o cuando no han sido convidadas (y el ama de casa lo da a conocer); las que concurren solamente por lucir su pecho y se encuentran con que no hay piano ni acompañante, o por lucir su habilidad en el baile y se encuentran con que no hay baile, o por cenar y se encuentran con que no hay más que dulces y vino, o a coquetear y no hallan quien las conozca o a quien conozcan; las que se empeñan en hacer mortales disertaciones en la mesa; las que bailan mal, las que bailan admirablemente; las solteras pasadas que regañan a las muchachas, los solteros pasados que toman polvos, y las solícitas mamás que intrigan para conquistar maridos a sus hijas.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2012 Diciembre