Encontrar una hormiga

Caminé por la selva, en Bernhardsdorp (Surinam), para ver cuál era el regalo que ese día iba a ofrecerme. En un leño parcialmente putrefacto descubrí una especie de hormigas cuya existencia sólo era conocida anteriormente en la parte umbrosa de una caverna de Trinidad. Auxiliado por mi lupa, las identifiqué, ya que poseen una combinación única de dientes, protuberancias y configuración corporal. Un mes antes había viajado fatigosamente por ocho kilómetros de colinas en la parte central de Trinidad, para encontrar el original hábitat subterráneo. Resulta que de súbito me las hallaba otra vez, anidando y saqueando a cielo abierto. Hay que borrar de la lista a la que había sido considerada la única “verdadera” hormiga de caverna en el mundo —con obreras amarillo pálido, prácticamente sin ojos y lentos movimientos. Hay que tachar el nombre científico Spelaeomyrmex, cuyo significado literal es hormiga de cuevas, como una entidad taxonómica separada. Supe que tendría que ser clasificada en otra parte, en un género más amplio y más convencional, llamado Erebomyrma, hormiga de las mansiones infernales. Fue una pequeña, alegre y perspicaz victoria, de la que informaría posteriormente en una revista especializada en tales temas, y que es leída tal vez por una docena de compañeros mirmecólogos.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2012 Octubre