Curiosity, el Vaticano y las cosmicómicas

El señor Qwerty flotaba dubitativo: Sería mejor esperar a que la Vía Láctea, galaxia donde había nacido, girara, de forma que le acercara el planeta Tierra, ¿o cruzar sus 100 mil años luz? En eso leyó que la rotación galáctica era 965 mil kilómetros por hora: más de lo que había aprendido en su infancia, y eso lo decidió a esperar, puesto que en menos tiempo la Tierra quedaría bajo sus pies. El señor Qwerty continuó su lectura y encontró sorpresas mayúsculas:Un equipo de investigadores tiene la clave para entender por qué el cerebro humano se volvió más grande y más complejo que el de otros animales. James Sikela, quien encabeza al equipo internacional, hace una pregunta retórica para gozar su respuesta: “La talla y la capacidad cognitiva de nuestro cerebro nos coloca aparte. Pero ¿cómo sucedió?”.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2012 Octubre