La vitalidad de Clint Eastwood: J. Edgar, la historia y los afectos

Basta una palabra para definir la carrera como director de Clint Eastwood, quien este año cumple 82: vitalidad. Sus cinco entregas más recientes nos muestran una paleta de historia y condición humana que se antoja inagotable, desde Changeling (2008) hasta J. Edgar (2011), pasando por el testamento que es Gran Torino (2008) y las lecciones de vida depositadas en Invictus (2009) y en Hereafter (2010), una película que desconcertó a muchos por su aparente carácter esotérico. Y no olvidemos que antes de este pentateuco reciente Eastwood nos ofreció la dupla de Flags of Our Fathers (2006) y Letters From Iwo Jima (2006), con las que dio inicio a una lograda revisión-confrontación de la historia estadunidense más reciente, luego del estreno de la que tal vez sea su película más cruda y entrañable, Million Dollar Baby (2004).

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2012 Febrero