Divertimento para ardillas

Despierto. Nunca de golpe. Voy sintiendo la vida entrar, como si oyera de lejos una canción acercándose. No pienso entonces que soy mujer, menos aún me pregunto por qué, ni si algo se deriva de ahí. Pienso que vendrá el día. Y espero a que me encuentre. Quiero investigar cómo son esas mujeres que cocinan, a diario, para luego correr hasta las vías por las que pasa un tren de carga, llamado “La bestia”, en el que viajan los migrantes del sur rumbo a Estados Unidos. Desde tierra ellas avientan la comida que los viajeros recogen en el aire. ¿Cómo se inventó esta maternidad de hijos perdidos? Quiero ir a Veracruz a conocerlas. Las vi en la tele. Les dicen “las patronas”. Recuerdo las imágenes de la cocina en que trajinan conversando.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2011 Abril