A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Panorama petrolero

•  De acuerdo con los datos oficiales publicados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, en diciembre de 2018, la producción de petróleo de crudo de Pemex era de 1.68 millones de barriles diarios (MMBD); para abril de 2021 era de 1.63. La promesa del presidente López Obrador fue incrementarla hasta 2.6 MMBD en 2024. Como nota especial, para que México produjera toda la gasolina que se consume en el territorio nacional, se requeriría producir alrededor de 3 MMBD.

•  Las reservas petroleras 3P, es decir, el volumen máximo estimado de petróleo técnica y comercialmente viable para ser extraído en México, bajaron de 19 046 a 17 119 millones de barriles entre enero de 2019 y enero de 2021.

•  De los 20 campos prioritarios que se suponía que iban a rescatar la producción nacional, se han dado fracasos en 12. Para septiembre de 2020 debían estar produciendo 222 000 barriles de petróleo diarios, pero sólo produjeron 92 000.

Ilustración: David Peón

Finanzas de Pemex y finanzas públicas

•  Según sus estados de resultados dictaminados, la pérdida neta de Pemex en 2018 fue de 9166 millones de dólares, en 2019 fue de 18 462 y en 2020 ascendió hasta 25 518 millones de dólares.

•  La deuda financiera total de la petrolera que debería estarse convirtiendo en la palanca del desarrollo nacional pasó de 105 972 millones de dólares al cierre de 2018 a 113 227 cuando terminó 2020. Su pasivo laboral creció de 54 898 a 76 956 millones de dólares en el mismo periodo. Durante el 2021, se estima que el gobierno federal brinde apoyos por cerca de 8300 millones de dólares para que Pemex haga frente a sus compromisos de corto plazo, mediante beneficios fiscales y transferencias directas.

•  En los últimos dos años, Pemex invirtió menos de lo planeado. En 2019, incurrió en un subejercicio de 26.2 % de su presupuesto para inversión. En 2020, el subejercicio fue de 23.3 %. Fueron los dos años que se quedaron más cortos en sus metas desde 2010.

•  Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los ingresos petroleros del sector público fueron 978 368 millones de pesos durante 2018; 955 697 en 2019 y descendieron hasta 605 859 en 2020, un 38 % por debajo de lo esperado, como consecuencia principalmente de la baja en los precios internacion-ales del crudo tras el inicio de la pandemia y la producción petrolera. Fue la caída más grande desde 2016.

Un par de datos sobre el sector eléctrico

•  Según la Auditoría Superior de la Federación, los subsidios al suministro eléctrico por medio de la CFE habrían sido de hasta 113 843 millones de pesos. Los costos de sus ineficiencias implicaron otros 58 000 millones de pesos.

•  Además de ser las plantas más contaminantes, las de CFE generan electricidad entre cinco y ocho veces más cara que generadoras privadas.

Algunos costos de las decisiones políticas tomadas por el gobierno

•  Según las estimaciones realizadas por la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos, la cancelación de las rondas petroleras podría haber limitado hasta 169 000 millones de dólares de inversiones en el sector que se realizarían en las próximas dos décadas. El Estado podría dejar de percibir hasta 104 000 millones de pesos por contraprestaciones de los proyectos emanados de las rondas.

•  Las estimaciones de asociaciones empresariales de energía eólica y energía solar (Amdee y Asolmex) arrojan que con la reforma de la Ley de la Industria Eléctrica se frenaron unos 11 000 millones de dólares de inversión. Si a esta reforma se le quita el freno judicial, habrá que sumarle cantidades aún más grandes con motivo de los litigios internacionales en que el Estado mexicano tendrá que involucrarse por afectar los derechos de generadores eléctricos particulares.

 

Jesús Carrillo Castillo
Economista. Es Investigador invitado en el Programa de Energía de El Colegio de México.