La competencia desleal de Pemex y la CFE

¿Qué es el dumping? Es una práctica desleal en la que el participante de un mercado da un producto o servicio por debajo de su costo real para desplazar a la competencia.

Ilustración: Guillermo Préstegui

Este gobierno justificó su reforma energética con el supuesto dumping que practicaban las empresas generadoras que invertían en México y, por el cual, su energía era más barata. Fue parte de la retórica, pero no hubo pruebas ni mucho menos denuncia. La realidad es que las empresas privadas usaban tecnologías de generación con costos más bajos de combustibles (gas natural), o con costos de generación que tienden a cero (renovables). Además, eran más eficientes por usar tecnología nueva.

Por su parte, la CFE también usa gas natural, agua, sol y viento —pero además combustóleo. La reforma parecía forzar la operación de las termoeléctricas con base de combustóleo. ¿Cuáles son los problemas de usar este residuo para generar electricidad? Básicamente son dos: es altamente contaminante y además es caro.

El combustóleo mexicano es alto en azufre y su uso genera partículas conocidas como PM10 y PM2.5. Esto significa que las emisiones terminan en forma de lluvia ácida y en nuestros pulmones. Pero el otro asunto es el costo.

El costo variable de generación de un ciclo combinado ronda los 20-26 USD/MWh, o bien,  entre 420 y 546 pesos con un costo de gas natural de aproximadamente 4 dólares por MMBTU. Por otro lado, el costo de mercado del combustóleo ronda los 5400 pesos por metro cúbico, o sea, unos 858 pesos por barril (40.8 USD). Si se necesitan dos barriles para generar un MWh, el costo variable es de de unos 1717 pesos por MWh generado. Esto, subrayo, a costo de mercado.

Sin embargo, si a Pemex le urgiera sacar su combustóleo para seguir operando la refinería, podría hacerlo a un costo distinto e irreal. Si Pemex le vende combustóleo a la CFE a 200 pesos por metro cúbico, representaría un costo de 63 pesos por MWh (3 USD).

Esto significa dos cosas para la CFE. En primer lugar, disminuye los costos de generación en sus centrales termoeléctricas a base de este combustible. Como consecuencia de ello, tienen un costo marginal de generación menor y por tanto se adelanta su despacho, o sea, su electricidad se recibe antes. Por lo tanto, una central térmica que podría no ser despachada por su alto costo de generación, se despacharía antes con este costo increíblemente bajo.

Ahora bien, ¿cómo se determina el precio del combustóleo? Está vinculado a dos factores: el costo de la materia prima de donde se obtiene (costo de petróleo crudo) y el costo del proceso para obtenerlo (la refinación). Tal vez en un momento de costos de petróleo muy bajos, podría bajar el del combustóleo, pero no podría hacerlo por debajo de su costo de proceso.

Pues bueno, en agosto de 2020, cuando el costo del crudo estaba alrededor de 40.3 USD por barril, Pemex vendía combustóleo a un costo de entre 5401 y 6556 pesos por metro cúbico (257-312 USD). Sin embargo, Pemex le vendía combustóleo a las termoeléctricas de la CFE de Tula, Salamanca y Villa de Reyes al precio mencionado: 200 pesos por metro cúbico (información obtenida por transparencia y disponible aquí).

Precios del combustóleo

Así, la CFE baja sus costos y puede “darle la vuelta” al despacho económico al reducir de forma artificial el precio de la energía generada por sus centrales. Sin embargo, este costo subsidiado significa entre 5200 y 6300 pesos de pérdida para Pemex por cada metro cúbico de combustóleo (entre 826 y 1001 pesos, o 39.3 y 47 USD por barril). Esto significa que Pemex está absorbiendo el costo del combustóleo y eso incrementa sus pérdidas, que pagamos todos.

La transacción del combustible por debajo de su costo de mercado significa que Pemex y la CFE estarían llevando a cabo acciones anticompetitivas y fraudulentas cuyo efecto es disminuir los costos de generación de una de las empresas a costa de pérdidas para la otra, lo que terminará afectando las finanzas de Pemex. La práctica tampoco beneficia a la CFE: sólo le garantiza mayor despacho usando plantas que, independientemente de su combustible, son menos eficientes que, por ejemplo, los ciclos combinados.

Tal vez la parte más delicada es que se está subsidiando de facto el incremento de emisiones y contaminación, afectando la salud de los mexicanos y acelerando el cambio climático. Tan sólo Salamanca ha registrado incrementos en la concentración de óxidos de azufre y partículas suspendidas en la atmósfera varias veces por encima de lo que permite la norma.

La gran pregunta es ¿cuál es la intención de esta medida? ¿Deshacerse del combustóleo para mantener la refinación a pesar de que signifique incrementar las pérdidas de Pemex, lo que implica refinar aunque se pierda? ¿Disminuir artificialmente el costo de generación de la CFE para hacerla “competitiva”? Esto tendrá efectos comerciales tanto para Pemex y la CFE como para el país, que cubre sus ineficiencias en lugar de apostar por un sistema eléctrico más eficiente.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: Energía

9 comentarios en “La competencia desleal de Pemex y la CFE

  1. Competencia desleal en este caso es que los distribuidores de gasolina inflen el precio de la misma portando les solo sus grandes ganancias, vendiendo el mismo producto de Pemex,… O venden otra marca de gasolina, que no sea la de Pemex disfrazada..

    1. Pregunta: por que las empresas que le compiten a CFE no reportan sus costos fijos?
      Asi como no van a ser mas baratas, pero de algun lado no van a salir perdiendo. Algo huele mal

    2. Y es precisamente esa competencia la que hace que un consumidor promedio, con una sensatez promedio, lleve a la bancarrota a esos competidores desleales: simplemente NO le compran y punto.

      Es decir, en el pecado está la penitencia.

      Para decirlo sin confundir magnesia con gimnasia de una manera mucho muy resumida: ¿y…?

      No hay que desgastarse con señalar a los que incrementan precios. Hay que leer y comprender el sentido del artículo.

      Lectura de comprensión.

      …no peca, pero incomoda…

  2. En los años. 70s y aún los 80s en México no pagábamos tan altos los recibos de energía a la CFE. Pero empezaron a comprar energía eólica y solar a empresas privadas extranjeras que disque invirtieron entre comillas. Y los recibos de CFE se fueron a las nubes. Que sucedió. ? Porque permitieron compr ar energía para venderle caro al mexicano. Si la CFE estaba produciendo. Negocios sucios ?

  3. Las otras marcas importan la gasolina de EEUU y tu tienes la libertad de compras donde te plazca recuerda que pemex es tan ineficiente que refina a 30 % de su capacidad.

  4. Cuanto le cuesta a Pemex la producción de combustóleo para poder determinar si es pérdida la venta en $200 a CFE.?

  5. Claro las paraestatales con el presupuesto ilimitado siempre han sido un lastre para las finanzas públicas, la retórica de ya sabemos quien es que se busca rescatar y poner en números verdes dos empresas Estatales pero no dice con el mismo ánimo la gran carga fiscal que representará para las finanzas públicas, una carga que evita invertir en otros rubros pero más aún relevante, lo que en verdad busca ya saben quien es rescatar al sindicato de ambas empresas, el mejor cliente electoral.

    Las medidas de este gobierno por CFE y Pemex son meramente paliativas, no van a solucionar el problema aunque los fanáticos de ya saben quien y todos los que quieren ser los sucesores del trono se rasgen la camiseta solo retrasan lo inevitable, la inviabilidad a largo plazo pero bueno si esa es la voluntad de la ignorancia electoral que se pierdan todos los sexenios que se quieran perder.

  6. Sí saben los funcionarios de esta situación real, porque esa necedad dé hacer lo contrario a la lógica. Hasta parecen improvisados y mal asesorados,

Comentarios cerrados