A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Este marzo se cumple un año de grandes cambios cotidianos que van desde aprender a vivir veinticuatro horas en casa hasta el uso correcto del cubrebocas. La pandemia de covid-19 vació oficinas, prohibió besos y abrazos y dejó a los vulnerables más vulnerables. Pocos son los países en los que las muertes no llegan a la centena, en otros las cuentas diarias son de miles.

Convivir con la cercanía de la muerte agota. Los jefes de familia, mujeres y hombres, viven preocupados por las dificultades económicas que provocó esta crisis de salud. La doble carga del trabajo de cuidados para las mujeres las lleva al límite de sus capacidades físicas y emocionales. Los niños y adolescentes dejaron de interactuar con los de su edad y toman clases en una pantalla. Los adultos mayores dependen de la atención de otros. Las enfermedades y los duelos transcurren a la distancia.

Esta nueva realidad afecta, sin duda, la salud mental. Depresión, ansiedad, adicciones y comportamientos violentos tienen una mayor presencia en esta época. De esto se ocupan los siguientes ensayos escritos por seis especialistas en neuropsiquiatría, bioética, psicología y psiquiatría.


La espiral de la pandemia y la salud mental

Jesús Ramírez-Bermúdez

Fatiga pandémica

Arnoldo Kraus

Covid-19 y los males del alma

María Elena Medina-Mora

Extenuante, estresante, angustiante…

Shoshana Berenzon Gorn • Íngrid Vargas Huicochea

Tóxicos y la pandemia

Nora Volkow

Ilustración: David Peón