Tren Maya y energía: las ocurrencias

El tren maya es una de las obras emblema de este gobierno, pero a la vez parece un conjunto de ocurrencias que buscan ensamblar un proyecto políticamente correcto.

El asunto energético del tren no es ajeno a las ocurrencias y vale la pena analizarlo, tanto técnica como administrativamente.

Respecto de la energía para abastecer al tren se han dado varias versiones: Primero que el operaría con diesel, aunque debería ser Diesel Ultra Bajo en Azufre, pero ese no se produce en el país de manera suficiente. El segundo es que sería biodiesel, aunque este energético significa desplazamiento de ecosistemas para su producción. La tercera versión y que parecía excelente fue que sería hidrógeno. Pero en lugar de innovar con tecnología que ya se usa en el mundo con éxito, decidieron no arriesgar porque en México no se ha usado aún.

Ahora sabemos que un tramo del tren será eléctrico y otro de diesel o biodiesel.

Pero aún en la parte eléctrica hay dificultades y ocurrencias.

Primero: La región de la península es deficitaria de energía eléctrica. Se consume ahí más de lo que se genera. Se trae energía de la región oriental del sistema para satisfacer las necesidades de la región peninsular. Las líneas de transmisión que conectan y llevan la energía de la región oriental a la peninsular trabajan por encima de lo que la norma técnica permite, y lo hace así más del 80 % del tiempo.

Ilustración: Víctor Solís

Eso significa que para que todo funcione bien, se necesita generar mas electricidad en la región o ampliar las capacidades de transmisión para llevar más energía desde la región oriental.

La hora a la que más electricidad se consume en la península de Yucatán es por la tarde-noche y esa demanda no se abastece con energía solar. Pero los generadores eólicos de la región entregan energía en esas horas.

El Programa de Desarrollo del Sector Eléctrico Nacional traía en planeación una línea que llevaría electricidad de las grandes hidroeléctricas de la región oriental a la Riviera Maya, pero esas obras siguen en estudio y no hay instrucciones de llevarlas a cabo, al menos en este y el siguiente año.

Entonces, hay que generar la electricidad que se requiere para hacer funcionar el tren en su parte eléctrica, incluyendo maquinaria, estaciones, instalaciones de servicios, mantenimiento, porque no parece que haya forma de hacerlo en este momento.

Para eso, Fonatur llevó a cabo un convenio para reforzar la capacidad de transmisión eléctrica en la región, obras que haría junto con CFE Transmisión, CFE Distribución y una empresa que no desarrolla infraestructura: CFE Suministradora de Servicios Básicos (SSB).

Después, Fonatur dijo que se desarrollarían parques solares de 35 a 50 MW (unas 80 a 120 hectáreas de parque solar cada uno) para abastecerse de energía. El total que dice Fonatur necesitar es de 160 a 200 MW, o sea entre cuatro y seis parques solares para una extension de unas 450 hectáreas totales.

A juzgar por el tamaño de los parques solares previstos (200 MW), el proyecto consumirá más de 1 MW de energía, por lo que el proyecto del tren fácilmente podría convertirse en Usuario Calificado, ir a comprar energía en el mercado y tener un contrato de suministro eléctrico con un Suministrador de Servicios Calificados y ya no por CFE Suministro Básico. Ser usuario calificado le permitiría disponer de energía más barata.

De ser Usuario Calificado sería más fácil establecer los parques solares y usar esa energía, sólo haría falta un Suministrador de Servicios Calificados con quién firmar el contrato de suministro.

Parece que eso se alinea con el anuncio de la creación de Fonasol, una empresa que será la suministradora de energía eléctrica del tren, que sería independiente del Tren Maya y que pretende tener utilidades que se ocuparían en cubrir necesidades en materia social y ambiental del proyecto o de la zona. Sin embargo, al menos hasta el 14 de septiembre de 2020 (ultima actualización de solicitudes de suministro de la Comisión Reguladora de Energía) Fonasol no había solicitado permiso para ser suministrador.

Entonces surgen preguntas: ¿para qué firmar la expansión de redes con CFE SSB si van a tener Fonasol, su propia suministradora? ¿Qué tipo de suministradora será? ¿Básica o calificada? ¿Fonasol será suministradora o generadora a cargo de los parques?

Es importante remarcar que sí el suministro eléctrico del tren se dará mediante un Suministrador de Servicios Básicos (CFE o Fonasol), esta sólo puede adquirir energía mediante subastas, por lo que la operación de los parques se complica, ademas de que las subastas las canceló este gobierno.

Y más preguntas ¿Por qué optar sólo por solar y no presentar proyectos eólicos o una mezcla completa si el mayor déficit de energía en la región que estará el tren es de tarde-noche?

¿Por qué hacer un tren con dos formas locomoción y no todo eléctrico de una vez para evitar duplicar costos? Hay que considerar que además electrificarán toda la infraestructura del tren.

¿Tienen considerado que la generación de los parques no será suficiente para abastecer de energía 24 horas del día 365 días de la semana? ¿Piensan en baterías? ¿Por qué no hidrógeno que se puede almacenar?

Suministrar energía es una actividad abierta a la competencia y regulada por la ley. Suministrar requiere contar no sólo con una central de generación limpia, sino comprar energía a varios generadores y ofrecer así la mezcla de energía necesaria para satisfacer las necesidades del cliente (el tren maya en este caso).

Redondeando las dudas, parece que sólo hay ideas sueltas de cómo energizar el tren maya y hacerlo funcionar, sin que haya idea clara siquiera de las necesidades eléctricas del proyecto y del marco jurídico que rige al sector y que facilita  y abarata toda la operación eléctrica del tren. Ya es un avance que quieran usar energía solar, pero el marco legal da para mucho más.

Veamos cuál es el desenlace.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: Energía

4 comentarios en “Tren Maya y energía: las ocurrencias

  1. Inrteresante el artículo, sobre todo en una región que por las altas temperaturas la mayor parte del año tiene un alto consumo de energía.

    1. Aunque es notorio el sarcasmo y la crítica acusatoria, encuentro que también hay mucha razón. Lo que me incomoda es que un mexicano con libertades, no use su espacio de expresión como una oportunidad de sugerir y no de poner en duda.
      Más valiosa es una observación que una crítica derivada de la animadversión hacia el presidente y su gobierno. Claro, pensando en que lo que vale el esfuerzo, hacerse, merece hacerse bien. El acertivismo nos acerca más a la satisfacción que el “Se los dije.” Nadie lo sabe todo, pero juntos sabemos más.
      Ganar, ganar. Y otras tantas formas de expresar lo valioso que resulta la colaboración.

  2. Ya estamos hartos de sugerir, los mexicanos somos uno… Blah blah, blah siempre unidos, y más, pero la realidad es otra, ya no tenemos tiempo de ver todo lo bueno, lo ” positivo’ de aguantar los caprichos, divez, achaques, chacoteo de cada gobierno y sus presidentes, etc, aguantarnos todas sus ocurrencias, debilidades, etc, hartos!

  3. En el texto dejo sugerencias de cómo solucionar los problemas: sumar cargas y hacer del Tren Maya un usuario calificado, realizar una subasta regional o licitación de bloque de energía, potencia y CEL, realizar un contrato de energía eléctrica de largo plazo derivado de esas licitaciones, electrificar todo el tren. Incluso la potencia, licitarla mediante generadores de hidrogeno.
    Lamento no haber sido claro en la propuesta, pero ahí está.

Comentarios cerrados