A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Atravesar los días de este año fue como lanzarse al vacío. Durante la caída libre hubo tristezas, fatiga, ansiedad, incertidumbre, confusión, soledad. Hubo instantes en los que la alegría y el asombro ayudaban a recobrar el aliento.

La memoria de esa dicha volátil persiste en los treinta y dos textos que publicamos en las siguientes páginas. Fueron solicitados a quienes los escriben pidiéndoles que aislaran algún momento especial del 2020; de ser posible, sin que tocaran el covid-19 ni el horno político. Vías alternas, vías paralelas, vías de escape.

Ilustración: Estelí Meza


Un triángulo

Melissa Cassab

Entre paréntesis

Eduardo López Cafaggi

El polvo siempre se ha venido con la literatura

Valeria Villalobos-Guízar

La otra salud

Laura Sofía Rivero

Sonidos

Ana Sofía Rodríguez Everaert

Regresar a Tolstói

Nicolás Medina Mora

Extraños confidentes

Juan Pablo García Moreno

Prrr

Aura García-Junco

Para llegar a Helsinki

Álvaro Ruiz Rodilla

Velo de novia con tapabocas

Jorge Comensal

El ebrio y el minino

Mateo García Elizondo

Última visita al neurólogo

Elisa Díaz Castelo

Lo que desconocemos

Esteban Illades

Sobre los anhelos

Claudina Domingo

Rosa Victor Hugo

Kathya Millares

Un festín gastronómico memorable

Saúl López Noriega

[Lo demás no depende de nosotros]

Hernán Bravo Varela

Jardín interior

Sara Uribe

Silencio

Luis Jorge Boone

1984 como antídoto para 2020

Antonio Ortuño

Un 2020 con flores

Karla Zárate

Un perro

María Minera

Mi casa, una bestia

Julia Santibáñez

El año de la quimera

Rosa Beltrán

Los mapas y el hogar

Sandra Lorenzano

Por el rumbo

Tedi López Mills

Euforia en Zoom

Esther Charabati

Tararear La Tarara

Luis Miguel Aguilar

Pacto

Mónica Lavín

El gato es un dios distinto cada día

Alberto Ruy Sánchez

En las calles de Plovdiv

Myriam Moscona

Loro

Héctor Aguilar Camín