CRUCERO

El hombre que ha de ser canonizado. Uno de los poemas más divertidos de W.H. Auden es "El ciudadano desconocido", escrito para consagrar "Este monumento de mármol que el Estado le "erigió" a "JS/07/M/378". Entre los motivos de tal honra podía contarse el hecho de que no había ninguna queja oficial contra el ciudadano desconocido; todos los informes sobre su conducta coincidían en que, "en el sentido moderno de una palabra anticuada, él era un santo". Supeditó sus intereses privados al interés comunitario y, salvó el lapso de la guerra, hasta el día de su jubilación trabajó en una misma fábrica de motores sin que lo despidieran. Los trabajadores sociales y los sicólogos registraron que era popular entre sus amigos y que de vez en cuando se tomaba un trago; compraba un periódico y sus "reacciones ante los anuncios" eran completamente normales. Su tarjeta de seguridad social consignaba una estancia en el hospital, y salió curado; tenía todo lo necesario para la Vida Moderna: un tocadiscos, un radio, un refrigerador. Los especialistas en sondeos de Opinión Pública quedaron satisfechos, en cada época del año, tenía las opiniones adecuadas. Cuando hubo paz, estaba por la paz; cuando hubo guerra, fue a la guerra. Era casado y tuvo cinco hijos: según los expertos en demografía ese era el número correcto de niños para un padre de esa generación, y los maestros de la escuela informaron que nunca interfirió entre ellos y sus hijos. Preguntarse si era libre o feliz, es algo absurdo: "Ante cualquier anormalidad, nos habríamos enterado". Varios siglos antes de que Auden consagrara este momento, Francisco de Quevedo había canonizado a otro ciudadano desconocido en un soneto:

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 1987 Abril