Este martes 5 de noviembre, el país se levantó con una nueva y cruenta noticia: la familia LeBarón, que ya había sido víctima del crimen organizado hace 10 años, vivió una nueva masacre.

(Actualizado 12:45 PM, martes 5 de noviembre de 2019)

Contexto

La familia LeBarón es una familia mormona que se estableció en México en 1924 tras ser perseguidos en Estados Unidos por practicar la poligamia. Desde entonces han vivido en Nuevo Casas Grandes, en Chihuahua.

En mayo de 2009, Erick LeBarón fue secuestrado y después liberado. En julio su hermano Benjamín fue asesinado junto con Luis Widmar Stubbs. Los homicidios fueron en respuesta a las manifestaciones de la familia LeBarón por la inseguridad en Chihuahua.

En ese entonces se culpó al cártel de Juárez.

Los LeBarón han entrado en pleitos constantes con otros pobladores de la región debido a la escasez de agua: durante años se les ha acusado de tomar agua para sus plantas sin tener permiso para hacerlo.

Apenas en agosto Julián LeBarón denunció que había aumentado la extorsión en la región norte de Chihuahua.

La familia LeBarón ha acusado al gobierno federal de retirarles protección policiaca que se les otorgó en 2015, aunque el gobierno ha negado la información.

Varios de sus miembros tienen doble nacionalidad.

El ataque

De acuerdo con testimonios de la familia LeBarón, ayer a las 9:30 de la mañana, tres mujeres y 14 niños emprendieron un viaje desde Bavispe, Sonora hasta Galeana, Chihuahua en varias camionetas.

A uno de los vehículos se le ponchó una llanta, así que algunos de sus pasajeros buscaron regresar para obtener ayuda. En lo que regresaban, un comando armado atacó el primer vehículo y mató a la conductora y a sus cuatro hijos. Entre ellos había un par de gemelos de seis meses. Al regresar los demás, también fueron atacados.

En total son nueve muertos: varios de ellos niños. Una madre y su bebé fueron asesinadas a tiros, el resto murió calcinado.

Uno de los integrantes de la familia subió a redes un video en el que puede verse un vehículo calcinado (advertencia: imágenes fuertes).

En el lugar se encontraron más de 200 casquillos percutidos.

Cinco sobrevivientes fueron trasladados a Estados Unidos para recibir atención médica.

La CNDH ha pedido medidas cautelares para proteger a la familia LeBarón.

Qué no sabemos

Según el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, el móvil del crimen pudo haber sido una confusión del crimen organizado: que los atacantes pensaran que en las camionetas de la familia viajaba un grupo rival.

Hasta el momento el motivo del ataque es desconocido.

La reacción

En México el presidente Andrés Manuel López Obrador envió un abrazo a la familia y ofreció un pésame.

En Estados Unidos el presidente Donald Trump pidió a López Obrador que le llamara, y que si quería intervención militar de su país, sólo tenía que pedirlo. Esto lo hizo a través de su cuenta de Twitter, como acostumbra, y se refirió a los perpetradores como “monstruos”. López Obrador dijo que gracias, pero no gracias porque México es un “país libre y soberano”.

En Estados Unidos, Fox News, el canal de ultraderecha que surte de información a la Casa Blanca, tiene una cobertura sin parar sobre el ataque. Newt Gingrich, exdiputado y comentócrata, dijo a la cadena estadunidense que su país “debe despertar” y poner “más atención que a Siria e Irak” respecto a la violencia en México.

Mitt Romney, excandidato presidencial, senador y quizás el mormón más prominente de la comunidad política de Estados Unidos, ha pedido que se esclarezca el crimen.

 

 

 

2 comentarios en “El crimen contra la familia LeBarón:
qué sabemos y qué no sabemos

  1. Un horror. Sin duda no basta el pésame, no alcanzan las palabras, no hay cura posible. Pero al menos puede haber enmiendas. Y respuestas rápidas. Y enojo.

  2. Excelente deberían organizar los verdaderos periodistas una post mañanera para poner en evidencia las mentiras y distracciones que quiere hacer AMLO y ponerlo en evidencias Unidos contra dictados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.