Tomamos la expresión de Joseph Stiglitz, “capitalismo progresista”, para abrir una ventana de reflexión sobre las posibilidades de un modelo de economía y sociedad alternativo al neoliberalismo.

Ilustración: Víctor Solís

Hay que cambiar la economía pero hay también que redirigir los esfuerzos de la política hacia la construcción de un Estado de bienestar, en el espíritu de la tradición socialdemócrata, la única que ha ofrecido alternativas de igualdad y prosperidad  a la desigualdad inherente al capitalismo. Este es el rumbo de la reflexión del propio Stiglitz, de Rolando Cordera, y de Nora Lustig y John Scott en las páginas que siguen. 

Stiglitz despliega su visión del capitalismo progresista alternativo al orden vigente. Cordera nos recuerda que no se construye un Estado de bienestar en una lógica de austeridad presupuestal hecha a tijeretazos. Nora Lustig y John Scott vuelven al hecho duro: sin una política fiscal fortalecida, sin más ingresos estables del Estado, no puede construirse ninguna política de inclusión y bienestar social sostenible, duradera.

En la edición electrónica de este número pueden leerse también los textos de Hans Mathieu: Socialdemocracia: ¿Qué futuro?, Graciela Bensusán: La (r)evolución sindical, Luis Emilio Jiménez Cacho: La reforma que entró por la ventana, Jesús Rodríguez Zepeda: Momentos socialdemócratas mexicanos, Raghuram G. Rajan: La dimensión local.


Por un capitalismo progresista

Joseph E. Stiglitz

Estado pobre y austeridad mal entendida

Rolando Cordera Campos

Política fiscal para un Estado de bienestar

Nora Lustig • John Scott

La reforma que entró por la ventana

Luis Emilio Giménez Cacho

La revolución sindical

Graciela Bensusán

Momentos socialdemócratas mexicanos

Jesús Rodríguez Zepeda

Socialdemocracia: ¿Qué futuro?

Hans Mathieu

Populismo: Confiar en las comunidades locales

Raghuram G. Rajan