Walter Slezak era hijo de Leo Slezak, nacido en Checoslovaquia, uno de los grandes tenores líricos del siglo XX. (Por más de veinticinco años fue la figura central de la Ópera de Viena y el ídolo del público austriaco.) Walter nació en Viena el año de 1902 y estudiaba medicina cuando el director Michael Curtiz (sí, el mismo que años después en Estados Unidos dirigiría Casablanca) lo descubrió. Walter Slezak apareció en una cinta épico-bíblica, Sodoma y Gomorra, que Curtiz rodó en 1922. La más memorable de las primeras interpretaciones de Walter Slezak es la del protagonista de Mikaël (1914). Esta obra maestra, dirigida por el danés Karl Dreyer en Berlín fue la primera película importante en abordar el tema de la homosexualidad. Es la historia de amor entre un pintor de mediana edad (encarnado por el cineasta danés Benjamin Christensen) y su joven modelo (Slezak).

Cuando actuó en Mikaël, Slezak era delgado, juvenil y epiceno. En pocos años ganó muchos kilos y ya no pudo interpretar papeles de galán romántico. Pronto se vio relegado a personajes secundarios. Viajó entonces a Estados Unidos y participó en varios espectáculos de Broadway; hizo su debut en la pantalla norteamericana en 1942. En 1955, su trabajo en la obra Fanny en Broadway le valió a un tiempo el Tony y el Premio de la Crítica Neoyorquina. En 1957 actuó como El barón gitano en el Metropolitan. Se le puede ver junto a Ronald Reagan en Bedtime for Bonzo, y con la suicida Barbara Kates, en una película del cómico inglés Danny Kaye, The inspector general. Una de sus interpretaciones más impresionantes fue la de novio de Judy Garland, Don Pedro Vargas, en el film de Vincent Minnelli El pirata.

(El pirata es un “Triple S”, o sea una película que albergó a tres suicidas. Además de Slezak, estaban, en calidad de supervisora de vestuarios, Irene y, como arreglista musical, Conrad Salinger, dos talentosos artistas que acabaron con sus vidas.)

Durante la Segunda Guerra Mundial, Adolf Hitler, cinéfilo por excelencia, vio a Walter como capitán del submarino en Náufragos de Alfred Hitchcock y en un film de propaganda antinazi dirigido por Jean Renoir, Esta tierra es mía. Al Führer no le gustó nada lo que estaba viendo y decidió imponer a Leo Slezak una multa de 100 mil marcos. El padre tuvo así que “pagar los pecados” de su hijo emigrado a Estados Unidos.

La última película con Walter Slezak es de 1976, The Mysterious House of Dr. C., en la cual desempeñaba el papel del Dr. Coppelius. Una persistente dolencia cardíaca sumía por entonces al actor en fuertes depresiones. En 1983, en su casa de Manhasset, en Long Island, se mató de un tiro con un revólver calibre 38.

Fuente: Kenneth Anger, Hollywood Babilonia II, traducción de Marcelo Cohen, Tusquets Editores, Barcelona, 1986.

01-suicidio

 

Un comentario en “Con S de suicidio

  1. siempre oi que Nexos era una revista representante de la derecha, pero el conocimiento es universal y yo seleçiono o tamizo lo que llega a mi entendimiento, bievenida a mi Nexos.