En el calendario negro de la ciudad de México el 19 y 20 de septiembre de 1985 son recordados como los días en que sus habitantes vieron su vida sepultada bajo los escombros. La memoria colectiva se ha propuesto, durante las últimas tres décadas, reconstruir detalladamente qué sucedió antes, durante y después de los terremotos. En el renacer de la capital del país salieron a la luz las historias de los damnificados, que en estas páginas Claudia Altamirano documenta con los testimonios de familias y líderes sociales. Arturo Ortiz, por su parte, examina el modelo urbano que surgió entonces, guiado por nuevos programas y reglamentos de construcción. Y, por último, publicamos la crónica del reencuentro entre una de las sobrevivientes y el hombre que le tendió la mano para salir de las ruinas de un edificio

02-85