Redes sociales: Hogueras, comisarios, sabelotodos y súbitas inteligencias

Debería pasar mi jubilación escribiendo cuando tengo ganas de hacerlo, como hoy, en que me tienen hasta la madre a golpes de 140 golpes en los que sobran los 140: todos actuamos por dinero cuando decimos algo que no les gusta a personajes de Facebook y Twitter, no existen las controversias de buena fe ni los desacuerdos por pensamiento diverso. La verdad es una y es la que ofrece, con pobreza de argumentos escalofriante, con lugares comunes, cualquier don o doña Naiden cuyo anonimato, como le dijo a alguien Octavio Paz en uno de sus actos de mayor perversidad, no concluye ni dando su nombre y apellidos.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2015 Febrero, Fronteras