El combate al crimen organizado y la resistencia de éste a la coerción estatal ha alcanzado en América Latina los rasgos de una guerra civil. La intensidad de la violencia, la regularidad de los enfrentamientos y las cifras de muertos no dejan espacio para hablar sólo de una epidemia criminal. La realidad compartida entre distintos países es la existencia de Estados con instituciones de seguridad incapaces de proteger a sus ciudadanos.

Los ensayos de Héctor Aguilar Camín y Joaquín Villalobos añaden dos lúcidos eslabones a la cadena de discusión sobre la crisis de seguridad en Latinoamérica. Aguilar Camín recrea los hechos que dieron pie a la guerra entre el Estado y las bandas criminales, así como la fragmentación de los cárteles que trajo consigo la expansión de la delincuencia en ciudades pequeñas y municipios indefensos. Villalobos analiza las experiencias de tres países en los que el vacío de autoridad de Estado derivó en crecimiento del poder criminal. Coloca en el primer plano de su reflexión el falso supuesto del que han partido los intentos de disminuir la inseguridad en estos países: la existencia de un Estado consolidado y de ciudadanos responsables.

La captura criminal del Estado

Héctor Aguilar Camín

Bandidos, Estado y ciudadanía

Joaquín Villalobos

01-crimenyestado