Una superstición indica que si zumba el oído derecho, es que hablan bien de uno, y si es el izquierdo, significa que alguien nos está poniendo a parir. Para neutralizar esta posibilidad, es preciso morderse ligeramente la lengua y al instante se producirá la interrupción de ese alegato del maldiciente.

Si queremos averiguar  quién está hablando de nosotros, basta con decir en voz alta el alfabeto hasta que cese el sonido. La letra que coincida con ese final se corresponde con la inicial del nombre de la persona que está refiriéndose a nosotros.

Fuente: Isabel P. Costa/Gregorio Roldán, Enciclopedia de las  supersticiones, Planeta,  Barcelona, 1997.

 

Un comentario en “Del lado que zumbe el oído

  1. Y a los que nos zumban los oídos a la vez ¿qué? ¿Tenemos que cortarnos la lengua?