A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

Mill

El pensador inglés John Stuart Mill llegaba a la East India Company a las 10 de la mañana. Luego de comerse un huevo cocido se ponía a trabajar; se arrancaba el saco, y de modo aún más sorpresivo, los pantalones, y escribía sobre un escritorio alto, “moviéndose de un lado a otro como una hiena”, para recabar sus pensamientos y verter sus ideas a un ritmo febril.

Fuente: The New York Review of Books, diciembre 8, 2011. (Con las gracias a Andrés Lajous. Este hábito de Mill debió durar los 35 años que trabajó como examinador de la correspondencia hindú en la East India Company, que tenía a cargo la administración de la India durante el imperio británico; el trabajo le daba el ocio suficiente para dedicarse a sus ocupaciones intelectuales, como escribió el mismo Mill en su Autobiografía, 1873.)