A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

c. 1690. Los chinos desarrollan kê-tsiap (“salmuera de pescado en escabeche”), una salsa fuerte, sin tomate, para el pescado y las aves.
c. 1700. Los marinos británicos regresan a casa con muestras de kechap malayo.
c. 1730. Con la intención de duplicar el condimento, pero no familiarizados con las especias orientales, los británicos crean ketchup a partir de hongos, frijoles, anchoas, nueces, ostras y especias saladas.
c. 1790. Los habitantes de Nueva Inglaterra le añaden tomate al ketchup estilo británico. Las recetas para la “tomata catsup” empiezan a aparecer en los libros de cocina americanos.
c. 1876. La fábrica de Henry Heinz empieza a producir y embotellar masivamente la Salsa de Tomate Heinz, “alivio y bendición para la mamá y las otras mujeres de la casa”.
c. 1896. Según el New York Tribune, el ketchup de tomate es el condimento nacional en Estados Unidos, presente “en todas las mesas del país”.
1999. Los estadunidenses consumen al año un promedio de tres botellas de ketchup producidas comercialmente.

Fuente: Lapham’s Quarterly, verano 2011.