La equidad reclama su reforma

Procesos que dibujan una época En el tránsito de siglos ocurrió una desafortunada coincidencia histórica que explica, en buena medida, el espíritu de nuestra época: mientras que la transición democrática (iniciada en 1977) cambió la configuración de la política y del Estado en México, la transformación económica —desencadenada por la crisis de la deuda de 1982-85— tuvo en cambio un desarrollo incierto y decepcionante. Por un lado, la transición política cosechó un buen número de novedades democráticas, un espacio de libertades y de crítica y una vida pluralista como nunca antes vimos. No obstante, de su lado, el tránsito económico nos engarzó a la globalización, sin que pudiera responder a las necesidades que planteaba la nueva sociedad y la dinámica demográfica del país.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2010 Agosto