Sólo veintitrés restaurantes de Francia tienen las tres estrellas que concede la guía Michelin; y sólo ochenta y uno en el mundo.
Fuente: The New Yorker, noviembre 2009.