YO, HIDALGO, ALTIVO Y LOCO, ORGULLOSO, ARREPENTIDO

POR JEAN MEYER

“Compadeceos, compadeceos de mí, Yo veo la destrucción de este suelo, que he ocasionado: las ruinas de los caudales que se han perdido, la infinidad de huérfanos que he dejado, la sangre que con tanta profusión y temeridad se ha vertido, y la multitud de almas que por seguirme estarán en los abismos”.

Hay muchas maneras de ser irreverente con los “héroes de bronce”. una manera de “forjar patria” es precisamente la irreverencia amistosa que los baja del monumento y los vuelve humanos, ahí les va un intento mío de conocer al verdadero don miguel, después de la derrota del puente de calderón, a hidalgo no le quedaba más que la apariencia del poder, del cual había sido despojado en pabellón por allende y los otros jefes militares, había renunciado al mando bajo la amenaza de perder la vida y en realidad andaba como preso, de tal manera que lo hacían parecer como principal cabeza y lo tenían por parapeto, cuando viajaba en calidad de rehén, despojado del mando, hidalgo sintió algo como un alivio. No que le hubiera pesado el cargo a lo largo de aquellos extraños cuatro meses que habían pasado con inconcebible rapidez.

SOLILOQUIO DE HIDALGO

DESPIERTO DE UN SUEÑO, LA FIESTA HA TERMINADO, Y LA PESADILLA TAMBIÉN. SE DISIPÓ EL FRENESÍ. ¿POR QUÉ ME SIGUIERON ESTOS HIJITOS

MÍOS CUANDO LES LLAMÉ? ¿POR QUÉ ME HICIERON CASO CUANDO LOS INVITÉ A COGER GACHUPINES? LES LLAMÉ, VINIERON Y CORRIERON AL BAILE. ¿POR QUÉ GRITÉ? ¿POR QUÉ LES LLAMÉ? ES LO ÚNICO QUE NO ENTIENDO, PORQUE DESPUÉS NO MANDÉ NADA. NI QUÉ ALTEZA SERENÍSIMA NI QUÉ NADA. FUI TAN PRESO EN LA VICTORIA, COMO AHORA EN LA DERROTA.

Su entusiasta seguidor, el cura francisco severo de Maldonado había escrito su crítica contra hidalgo: “Metido a jefe de la insurrección de esta América, quiso, invicta minerva, hacer del político y pronunciar oráculos sobre el destino de las naciones”.

 SOLILOQUIO DE HIDALGO

SÍ, ASÍ FUE, TIENE RAZÓN EL PEDANTE DE MALDONADO. TODO ACABARÁ, LO MISMO QUE HA EMPEZADO, POR UNA ABSOLUTA ANARQUÍA, O POR UN IGUAL DESPOTISMO. UN ORÁCULO MÁS, NI MODO. INVICTA MINERVA. MI-NER-VA. MINERVA, PERO “REGRESA A TI MISMO, OCTAVIO, Y DEJA DE LAMENTARTE / ¿QUÉ? QUIERES EVITARLO, COMO SI ESO SE PUDIERA”. NUNCA PUDE LEER A LOS FILÓSOFOS FRANCESES. A CORNEILLE Y MOLIÉRE, SÍ. ¿CÓMO VA?

mais quand le peuple est maítre, on n ‘agit qu ‘en tumulte. la voix de la raison jamais ne se consulte. les honneurs sont vendus aux plus ambitieux, l’autorité livrée aux plus séditieux. le pire des etats c’est l ‘etat populaire. (CORNEILLE.) [Mas cuando el pueblo manda, se agita en tumulto, la voz de la razón jamás se consulta los honores se venden a los más ambiciosos la autoridad, en manos de los más sediciosos la pira del estado es el estado popular.]

PEUPLE. PUEBLO. COMO HUBIERA QUERIDO… GRITAR… ¡LOS HOMBRES! ABAD Y QUEIPO, EL OBISPO, SÍ. RIAÑO, EL INTENDENTE, QUIZÁ. Y CALLEJA, CLARO, CON CALLEJA PARA ENCABEZAR EL EJÉRCITO. ABAD Y QUEIPO COMO REGENTE. ¡SALVACIÓN! DEJEMOS ATRÁS ESE LABERINTO DE NOSOTROS MISMOS; SALTEMOS POR ENCIMA DE ÉL Y NO NOS ECHEMOS A RECORRER SUS VUELTAS Y REVUELTAS INTERMINABLES. ¡SAL-VA-CIÓN! SALVACIÓN, YA. AVANCEMOS, ¡OH ALMA MÍA! INCREADO. INDISTINTO. INSENSIBLE. I-NE-FABLE. ¿QUIÉN CAUTIVA AL CORAZÓN? HOY MEDRAN LOS MONSTRUOS, LAS BESTIAS FEROCES, LOS BÚHOS. MINERVA… TODO BIEN. NO QUIERO NI MÁS NI MENOS QUE LO QUE TENGO. EL CURA DE LOS CURAS. ESO DIJO DE MÍ EL OBISPO.

CUANDO SE LE MURIERON SUS GUSANOS DE SEDA LE DIJE: “NO TENGA CUIDADO, DENTRO DE DOS MESES LE TRAERÉ ACÁ TAL GUSANERA QUE QUEDARÁ SATISFECHO”. “SEDUCTOR DEL PUEBLO, SACRILEGO Y PERJURO… SI QUIS SUADENTE DIABOLO, POR HABER… EXCOMUNIÓN MAYOR”. ¡POBRE OBISPO ELECTO ABAD Y QUEIPO! IPSO FACTO INCURRENDA. ME. QUISO; LO QUIERO BIEN. “CURA DE LOS CURAS”, ESO DIJO DE MÍ. TREINTA Y DOS AÑOS DE SACERDOCIO,.. HUBIERA PREFERIDO QUE ÉL CITARA A CICERÓN: USQUE TANDEM CATILINA… FRENESÍ. FRE-NE-SÍ, FRENESÍ, FRENESÍ, SÍ. LOS AUTORES DE SEMEJANTES EMPRESAS NO GOZAN EL FRUTO DE ELLAS. BIEN SE LO DIJE A ALLENDE. EXALTADO. QUE NO CONTASE CON EL. FACILIDAD. FACILIDAD CON QUE LOS PUEBLOS: LOS PUEBLOS NOS SIGUIERON. A MILLARES. CURA, LO-CU-RA. ¡YA! UNA CONDESCENDENCIA CRIMINAL CON LOS DESEOS DE LA CANALLA. EL EJÉRCITO. LOS INDIOS. A NINGUNO DE LOS QUE SE MATARON DE MI ORDEN SE LES FORMÓ PROCESO. NI HABÍA POR QUÉ FORMÁRSELO. ERAN INOCENTES. LOS INDULTÉ PARA SACARLOS DE SU ESCONDITE. LOCURA. GOBIERNO TIRÁNICO, DESPÓTICO. EUROPEOS TIRANOS, USUREROS, AMBICIOSOS, TRAIDORES. ASESINOS. ENTREGARON ESPAÑA A LOS FRANCESES. NO LES HUBIERA COSTADO ENTREGAR A LA NUEVA ESPAÑA. ALGO SE LOGRÓ. NO PUDIERON ENTREGARLA. NOS HAN ROBADO, ULTRAJADO. A NOSOTROS, LOS HIJOS DE LOS CONQUISTADORES, NOS HAN DECLARADO INDIGNOS. TENÍAN VENDIDO EL REINO A LOS FRANCESES, IGUAL A LOS INGLESES. POR LO MENOS NO SE VERÁ LA GUILLOTINA EN MÉXICO. SEVILLA, ENTREGADA A LOS FRANCESES SIN UN CAÑONAZO. ÍBAMOS A PERECER IRREMEDIABLEMENTE. LA SANGRE DE LOS INOCENTES. YO. LEGÍTIMA DEFENSA. LA AMÉRICA DEBÍA SEGUIR LA MISMA SUERTE. IRREMEDIABLEMENTE.

Por lo mismo no le sorprendió ni le asustó su prisión en acantita de bajan, el 21 de marzo, en compañía de los otros jefes insurgentes. Se sentó a escribir y escribió:

CARTA DEL BR. D. MIGUEL HIDALGO, CURA DE DOLORES, A TODO EL MUNDO

 ¡AY DE MÍ!, ¡QUE NO PUEDO ASPIRAR HABLANDO Y DESENGAÑANDO AL MUNDO MISMO DE LOS ERRORES QUE COMETÍ! MIS DÍAS ¡CON QUÉ DOLOR LO PROFIERO!, PASARON VELOCES: MIS PENSAMIENTOS SE DISIPARON CASI EN SU NACIMIENTO, Y TIENEN MI CORAZÓN EN UN TORMENTO INSOPORTABLE. LA NOCHE DE LAS TINIEBLAS QUE ME CEGABA SE HA CONVERTIDO EN LUMINOSO DÍA, Y EN MEDIO DE MIS JUSTAS PRISIONES ME PRESENTA, COMO A ANTIOCO, TAN PERFECTAMENTE LOS MALES QUE HE OCASIONADO A LA AMÉRICA, QUE EL SUEÑO SE HA RETIRADO DE MIS OJOS. ¿CUÁL SERÁ, PUES, MI SORPRESA, CUANDO VEO LOS INNUMERABLES QUE HE COMETIDO COMO CABEZA DE LA INSURRECCIÓN? ¡AH. AMÉRICA, QUERIDA PATRIA MÍA! ¡AH, AMERICANOS MIS COMPATRIOTAS, EUROPEOS MIS PROGENITORES! COMPADECEOS, COMPADECEOS DE MÍ. YO VEO LA DESTRUCCIÓN DE ESTE SUELO, QUE HE OCASIONADO: US RUINAS DE LOS CAUDALES QUE SE HAN PERDIDO, U INFINIDAD DE HUÉRFANOS QUE HE DEJADO, LA SANGRE QUE CON TANTA PROFUSIÓN Y TEMERIDAD SE HA VERTIDO, Y LO QUE NO PUEDO DECIR SIN DESFALLECER, U MULTITUD DE ALMAS QUE POR SEGUIRME ESTARÁN EN LOS ABISMOS. YA VEO QUE SI VOSOTROS, ENGAÑADOS INSURGENTES, QUERÉIS SEGUIR EN LAS PERVERSAS MÁXIMAS DE U INSURRECCIÓN, MIS CULPAS SE AUMENTARÁN, Y LOS DAÑOS, NO SÓLO PARA LA AMÉRICA SINO PARA VOSOTROS, NO TENDRÁN FIN.

Siguió escribiendo:

EL HORROR CON QUE SE ME PRESENTE SU SANGRE QUE POR MÍ SE, HA DERRAMADO…

Dejó la pluma y se quedó pensando ya sin figuras de retórica:

MATAR NO PUEDE SER UNA BUENA ACCIÓN; CON MATAR NI SALVO MI ALMA, NI ALIVIO MI PENA EN ESE MUNDO. HAY QUE RENUNCIAR A LA VENGANZA.

Luego que terminó, se quedó pensando que le gustaría la compañía de los “gachupines”, los estimados Riaño y Abad y Queipo —al pensar gachupines, puso mentalmente la palabra entre comillas, y esa idea le hizo sonreírse.

SOLILOQUIO DE HIDALGO

ESTABAN ELLOS DE ACUERDO CONMIGO EN TODO O CASI EN TODO. SABÍAN ELLOS PERFECTAMENTE QUE LA NUEVA ESPAÑA ESTABA AMENAZADA DE CORRER U MISMA SUERTE QUE U VIEJA. DESEABAN LO MEJOR PARA EL REINO Y CONOCÍAN LAS VENTAJAS QUE RESULTARÍAN DE UN GOBIERNO NO INDEPENDIENTE. ESO SÍ, INDEPENDIENTE Y HERMANADO CON UNA ESPAÑA LIBERADA DE LOS FRANCESES.

LOS ASUSTÉ CON MI SISTEMA ATROZ, QUÉ DUDA CABE. PERO ME SORPRENDIERON AL VENIR A COGERNOS. NO QUEDABA OTRO REMEDIO. ES CUANDO SE PERDIÓ TODO. SE ME NUBLÓ LA VISTA, SE ME CEGÓ EL ENTENDIMIENTO POR ANDAR EN COMPAÑÍA DE LA PLEBE, CARGADO EN HOMBROS POR LA PLEBE. AL DESATAR LAS PASIONES DE LA PLEBE, ES CUANDO PERDÍ LA PATRIA QUE QUERÍA SALVAR. ¿CÓMO DESATAR EL MUNDO AHORA? SE LA ARREGLARÁN ELLOS.

Se levantó del catre, se acercó a la pared y escribió con carbón:

ORTEGA, TU CRIANZA FINA,

TU ÍNDOLE Y ESTILO AMABLE

SIEMPRE TE HARÁN APRECIABLE

AUN CON GENTE PEREGRINA.

TIENE PROTECCIÓN DIVINA

LA PIEDAD QUE HAS EJERCIDO

CON UN POBRE DESVALIDO

QUE MAÑANA VA A MORIR.

Y NO PUEDE RETRIBUIR

NINGÚN FAVOR RECIBIDO.

 MELCHOR TU BUEN CORAZÓN

HA ADUNADO CON PERICIA

LO QUE PIDE LA JUSTICIA

Y EXIGE LA COMPASIÓN.

Se le estaba acabando el carbón por lo cual quedó ilegible la décima siguiente. Agarró otra pieza de carbón:

DAS CONSUELO AL DESVALIDO

EN CUANTO TE. ES PERMITIDO

PARTES EL POSTRE CON ÉL,

Y AGRADECIDO MIGUEL

TE DA LAS GRACIAS RENDIDO.

Tuvo ganas de escribir aún:

¿HE COMBATIDO EL BUEN COMBATE?

HE TERMINADO MI CARRERA.

HE GUARDADO LA FE.

Antes de acostarse, de rodillas rezó sus oraciones. Siempre había pensado que el cristiano que reza antes de dormir es comparable a un buen general que dispone a sus centinelas alrededor del campamento.

Tan pronto como cerró los ojos, se durmió.  n