Jeremy Corbyn tiene varios rasgos en común con Andrés Manuel López Obrador: la necedad, la edad, la capacidad de generar seguidores aguerridos y opositores igualmente fervientes… Sin embargo, en las elecciones parlamentarias de junio el laborismo, capitaneado por Corbyn consiguió saltar del 25% al 40%. Es la clase de brinco que AMLO necesita y que no ha podido dar. ¿Cómo le hizo Corbyn?

A diferencia de lo hecho durante la fatídica elección del Brexit, en esta ocasión Corbyn optó por centrarse en los puntos de unión entre las izquierdas. Presentó una plataforma orientada a recuperar el gasto social: regresar a un sistema de universidades gratuitas, fortalecer el sistema de medicina social, volver a nacionalizar los ferrocarriles, etcétera. Esta vez el laborismo metió entre paréntesis al tema de Brexit, donde el propio Corbyn había tenido una actuación fatal. Así, el laborismo se transformó de la noche a la mañana en la opción más clara para quienes se oponen a las recetas del gobierno de Teresa May, quien abandera una política de austeridad y privatización y de alianza sin restricción con el gobierno de Trump, con todo lo que ello significa para los ambientalistas, los europeístas y los defensores de la multiculturalidad.

02-corbyn

Ilustración: Patricio Betteo

¿Cómo se traduciría esta experiencia al caso de AMLO? 

1. Hasta ahora la política de unidad de AMLO se recarga en dos estrategias: pintarse a sí mismo como la única opción de oposición real contra el establishment neoliberal, y proclamar el amanecer de la “república amorosa”. La primera estrategia quizá no sea mala, dados los problemas que ha tenido el PRD en articular una visión política propia, y que el Partido Verde no es un genuino partido verde. Sin embargo, la idea de proclamar una república amorosa no es una fórmula ni viable ni deseable para unificar.

Se trata de una fórmula que utilizó en su momento Hugo Chávez, y que ha sido usada también por Daniel Ortega, en Nicaragua: identificarse con Jesús Nazareno para con eso monopolizar al amor como atributo propio y de sus partidarios mientras los contrarios quedan retratados como si fuesen pozos de odio: si los demás partidos son instrumentos de una “mafia en el poder”, sus partidarios no pueden ser personas movidas por el amor. Es la política como contienda entre el bien y el mal.

Por eso la tal “república amorosa” no es una bandera de unidad, sino una fórmula para excluir al contrario. Y aquí hay una diferencia profunda entre AMLO y el Corbyn que acaba de rescatar del naufragio al laborismo. Corbyn no unifica a las izquierdas con una retórica del amor, ni dice, como sí dice AMLO, que cualquier persona buena es por definición de izquierda. Esa forma de subjetivizar el significado de ser de izquierda tiene al fin resabios fascistas: el partidario es bueno y la oposición es malvada. De ahí hay sólo un salto para llamar al exterminio de la oposición. Es la fórmula que llevó a Venezuela a la ruina.

En vez, Corbyn ha optado por unificar la izquierda en torno de un programa de reforma.

¿Qué tendría que hacer entonces AMLO? 

1. Abandonar la retórica de la “república amorosa” y optar en vez por un programa claro, en que sus opositores no queden obligatoriamente como malvados o tontos útiles, sino como personas que apoyan un programa alternativo.

2. Rechazar explícita y detalladamente al chavismo.  Abandonar la idea absurda de que criticar lo que acontece en Venezuela es inmiscuirse en los asuntos de otro país. La calamidad colosal del chavismo no debe ser repetida, y para ello es indispensable una reflexión pública que deje en claro que lo de AMLO es otra cosa. Hasta ahora no ha habido nada de eso.

3. Reflexionar en que un rechazo al neoliberalismo —que tiene que ser la base del movimiento— no puede ser un simple regreso al México de antes de 1982. AMLO iguala la historia contemporánea de México con el porfirismo, y reclama para su movimiento un regreso al México posrevolucionario. Aunque esta idea tiene puntos rescatables, ya que existen algunos paralelos entre el neoliberalismo y el proyecto de modernización porfirista, refleja también una falta de comprensión de la profundidad de la transformación que ha vivido México y el mundo desde los años ochenta. Esta desorientación se nota en la ambivalencia que la juventud siente hacia AMLO: la tendencia a apoyarlo por su aspecto contestatario, y a rechazarlo por caduco. Y, la verdad, AMLO sí está viejo —no tanto en el sentido cronológico, sino ante todo en el aspecto mental—.  Aquí, de nuevo, hay un contraste con la campaña reciente de Corbyn, que se centró en los temas fundamentales de la juventud: educación, seguro médico, medio ambiente, condiciones de empleo, y no en el equivalente inglés de Benito Juárez o Luis Echeverría.

4. AMLO tiene bastante que aprenderle al PRD. Tendría que darle prioridad a las ideas de ese partido respecto de la defensa del salario mínimo, y tendría también que pronunciarse de una buena vez por la defensa de las nuevas formas de sexualidad, género y familia, y apoyar el matrimonio igualitario y los derechos reproductivos de la mujer.

La izquierda no debe siquiera aspirar a tener un monopolio sobre la bondad ni sobre el amor, sino preocuparse por trazar una ruta política realista y deseable. Sin eso no merece ganar.

 

Claudio Lomnitz
Profesor de antropología de la Universidad de Columbia. Es autor de La nación desdibujada. México en trece ensayos y El regreso del camarada Ricardo Flores Magón, entre otros libros.

 

14 comentarios en “Lo que Corbyn puede enseñarle a AMLO

  1. Claudio, ¿Los resultados electorales pasados no son un brinco?
    Tal vez y por fortuna, no de Ándres y si de quienes buscan alternativas; López Obrador puede seguir obsesionado de “un rayito de esperanza”.
    El Sistema Político está obcecado con parar a Ándres, basta ver el “proceso” (mortuorio) de un Frente Amplio no nato y los “sudores” del PRI. El 2018 no puede ser un referéndum Ándres vs Obcecación.
    La corrupción nos está matando.
    Parece prudente leer a Massimo Modonesi “Derechización, Populismos y Lucha de Clases” en https://revistamemoria.mx/?p=1316, para apreciar si hay traducción posible.

  2. Adendum
    Hay que esperar a la presentación del Programa de MORENA para saber si quienes lo están trabajando van más allá de la “república amorosa” y maniqueísmo dogmático. México no está poblado por buenos y malos, más bien necesita ciudadanos politizados no adoctrinados.

  3. Texto duro pero cierto. Lástima que AMLO sólo se escuche a sí mismo. Ojalá llegara a la presidencia, pero está más que seguro que quedará, nuevamente, en segundo lugar, por sus errores que ya parecen ser el sello de la casa.

  4. Es muy interesante este texto y aborda lo que realmente debe hacer AMLO, lo que la gente quiere saber. A la gente se le debe dar a conocer el programa de gobierno de AMLO y de su partido, MORENA, para que se sienta incluida, identificada; además debe ser un programa sencillo y que responda a las demandas más sentidas de la población. Entre estas demandas deben estar: mejores salarios, mejor atención médica, ataque a la corrupción, castigo a los gobernadores y funcionarios corruptos.

  5. Estupendo texto del señor Lomnitz, donde identifica los puntos flacos del lopezobradrismo. El peor de todos, negarse a aceptar como legítima la oposición de buena fe a sus proyectos y designios. Sin embargo, no cambiará, fiel a la sentancia de que genio y figura, hasta la sepultura. Ya lo vimos en entrevistas recientes, evade toda toma de postura y no logra articular un discruso atractivo en el que no resuene su nostalgia por el priísmo previo a De la Madrid, en lo económico, y su conservadurismo en temas sociales. Sin tomas claras de postura quedará donde mismo. Pronostico que no solo perderá por tercera vez, sino que esta ocasión sufrirá una derrota apabullante.

  6. Lo de la República amorosa es una idea del 2012 que no está refriteando en está elección, no se porque el autor la actualiza, idea que funcionó hace 6 años para disminuir drásticamente los negativos que el peje acumuló después de años de protestar airadamente por la elección del 2006, pero nada tiene que ver con la campaña actual. El autor prácticamente no hace referencia a nuestros dos flagelos más grandes: corrupción e inseguridad, temas que le han permitido a la campaña amlista colocarse en la punta. Amlo no opina de la crisis en Venezuela porque se pone los huaraches antes de espinarse, creo que podríamos estar de acuerdo en que los Estados Unidos de ayer y hoy no se tientan el corazón para intervenir a un país. En Venezuela por ejemplo están siguiendo la estrategia de la primavera Arabe respaldada por la CIA para echar al chavismo del poder.

    AMLO está siguiendo la receta que el autor le recomienda respecto de recuperar la inversión social; la educación y salud universal. Pero no el tema de la agenda de género porque por desgracia sigue siendo impopular, aún en las filas de la izquierda mexicana. Con esa agenda no junta un millón de votos, pero pierde más de diez. Se ve que el autor está desenganchado desde su cubículo en Columbia.

  7. Es de especial Importancia que Obrador se pronuncie en favor de la SEGURIDAD PUBLICA, ya que no he escuchado mas que reproches a diversos políticos, sin embargo la seguridad publica es ultra importante, ya que la economía y crecimiento, cultural, económico, y político, de México, se basa en una buena ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y DESDE LUEGO DE SEGURIDAD PARA SUS HABITANTES, para mi estas son las bases de una JUSTICIA SOCIAL, ya que sin seguridad publica, no se posible el crecimiento y bienestar de nuestras CIUDADES, la inseguridad nos esta destruyendo, todo político debe comprometerse con un programa de PREVENCION DEL DELITO, sea quien sea.

  8. Es que la fórmula para lograr ese salto electoral al que alude usted, no debe sustentarse en maniqueísmo. Debe ser inclusivo y tolerante. El maniqueísmo fue práctica común en sistemas fascistas: ustedes son los malos, por lo consiguiente el deber nuestro es exterminarlos. En la actualidad esos paradigmas extremistas no funcionan.

  9. Se nos olvida (como muchas otras cosas) el origen y procedencia del Sr. López, quien como siempre a través de mentiras y ocultamiento de acciones (que dicho sea de paso es otra forma de mentir) y que él maneja y maneja bien, ha hecho creer a muchos que lo que ofrece no viene del mismo lugar, el PRI, es pues, la controversia envestida de una sin razón brutal que ensordece a sordos y embrutece a estupidos, mas sin embargo, ante la caída de personalidades de distintos ámbitos, pareciera que el Sr. López (engañabobos) puede convencer, pero no tiene ni la capacidad ni la voluntad de reconocer que NUNCA SERÁ PRESIDENTE DE ESTE PAÍS, que a través de mas de 18 años de arduo exhibir intolerancias, imprudencias, incapacidades y demás inconsustencias, por lo que está de más que se le diga qué o cómo debe hacer lo poco que le resta por hacer

  10. Buen artículo de Lomnitz, coincido en lo general acerca de las recetas propuestas para que AMLO ahora sí la haga. El asunto de fondo, sin embargo, es que el principal asesor de AMLO es él mismo, así como su principal enemigo. Tiene un problema en identificar a los rivales políticos de los enemigos personales, no los sabe torear, y resulta tedioso por repetitivo ese argumento de la mafia de poder. Todos los que no comulgan con él e incluso los que le incomodan con preguntas difíciles son parte de esa mafia. No es posible. No les llega a los jóvenes, segmento importante del electorado del 2018, no entiende su agenda de preocupaciones e inquietudes y siento que no les ofrece nada. Lástima, el único candidato que debería sacar al PRI de los Pinos y evitar que lo vuelva a ocupar el PAN es víctima de su arrogancia, soberbia y necedad.

  11. Para salir de una crisis política de Gobierno de un país sobre todo latinoamericano como está sucediendo en Argentina, es necesario tener un o una Líder reconocida por el pueblo como lo es Cristina en el actual proceso electoral que se llevará a cabo en agosto con las PASO y las definitivas en octubre; les recomiendo leer los 15 puntos para salir de la crisis y parar a Macri y a la derecha.

  12. Lo que dice el artículo es cierto, creo que es un buen razonamiento contra la actitud de ANDRES MANUEL, también creo que el campo de la necedad viene de las trampas que el PRI y el PAN, le han generado en los procesos pasados, eso cambió el carácter de él y del grupo al cual pertenece; como consecuencia ciertos sectores del pueblo lo ven bien, eso le da el coraje para continuar luchando. y tal pareciera que es una obseción, y se muestra como el único que tiene el derecho a llegar a la presidencia; yo siento que no, piensa en la oposición de la izquierda así como de la derecha. el lo que quiere comprobar es que tan descaradas son las trampas, para que el pueblo siga viviendo un gobierno de mentiras; así el régimen siga adelante. haber cuando despierta. así también la derecha seguirá gobernando por los siglos de los siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>