De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 80% de las personas que vive en zonas urbanas están expuestas a niveles de calidad del aire que rebasan los límites establecidos por la misma organización. La contaminación del aire provoca alrededor de cuatro millones de defunciones prematuras en el mundo causadas por enfermedades como accidentes cardiovasculares, cáncer de pulmón y neumopatías crónicas y agudas (asma, por ejemplo). Una evaluación realizada en 2013 determinó también que las partículas del aire contaminado están estrechamente relacionadas con la incidencia del cáncer, especialmente el de pulmón.1, 2

05-contaminacion

Ilustración: Víctor Solís

Las directrices de la OMS sobre la Calidad del Aire, publicadas en 2005 y con actualización constante, ofrecen una orientación general relacionada a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos o criterios que conllevan riesgos sanitarios. Éstas se aplican en todo el mundo y se basan en la evaluación, realizada por expertos, de las pruebas científicas actuales concernientes a partículas en suspensión, ozono, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre (ver tabla).

05-contaminacion-tabla-1

Existen diversas fuentes de estos contaminantes, las fábricas e industrias son un ejemplo. Sin embargo, la polución del aire se debe en su mayoría al uso de vehículos a motor de gasolina o diésel. Por ello, desincentivar el uso del automóvil particular es una de las medidas primarias cuando los niveles de contaminación sobrepasan los límites establecidos considerados como un riesgo para la salud.

En la Zona Metropolitana del Valle de México la mala calidad del aire y los niveles de contaminación alcanzados en estos últimos meses han obligado a las autoridades a limitar el uso del automóvil a través del programa Hoy No Circula. Este programa es, en su última versión, más restrictivo decretando así un día de descanso “obligatorio” a todos los vehículos sin importar su modelo o año.

Prohibir la circulación de una parte del parque vehicular es una medida común en momentos de crisis ambiental, pero no es la única. En muchos casos en el mundo las políticas de contingencia ambiental se acompañan no sólo de medidas restrictivas de circulación sino también de medidas de inversión a largo plazo.

 

En Europa los límites de contaminación y de calidad del aire son establecidos y monitoreados por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) y ratificados en diversos acuerdos europeos. Datos de esta institución estipulan que 90% de los habitantes de la Unión Europea están expuestos a niveles de contaminación aérea dañinos para la salud. Además, establece los lineamientos a seguir en los motores y combustibles utilizados. Por ejemplo, desde 2009 la gasolina con azufre está prohibida en la Unión Europea.3

 

París, Francia. Las medidas de recomendación se activan cuando altos niveles de contaminación son detectados.4 En ese momento la Prefectura de Policía de París incita a la población a optar por otro tipo de transporte que no sea el automóvil particular. Asimismo, se invita a los conductores a reducir la velocidad, pues a menor velocidad fluye mejor el tráfico,5 y se prohíbe el transporte de carga en la ciudad.

Si estas medidas no son suficientes y los niveles de contaminación se mantienen durante dos días, se pasa al nivel de alerta de contaminación. Este nivel demanda una respuesta de distintos niveles de gobierno, tanto al nivel de la ciudad como metropolitano. Una de las primeras medidas que se toma es la gratuidad del estacionamiento en la ciudad,6 para incitar a los habitantes a dejar sus automóviles en casa y optar por otros medios de transporte (todos incluyendo los residentes pagan estacionamiento en la calle). Si a pesar de ello los niveles de contaminación continúan, la autoridad metropolitana puede decretar la gratuidad del transporte público y la Prefectura de Policía un nivel de velocidad menor para los vehículos motorizados.

En caso de que nada de lo anterior funcione se opta por la circulación alternada: un día circulan los automóviles con placas pares y otro día con placas impares. Esta medida se ejecuta de manera excepcional y por un periodo corto (uno o dos días), dados los contratiempos que genera para los habitantes.

Aunado a esto, existen políticas públicas a mediano y largo plazos que se están llevando a cabo en París con miras a desincentivar el uso del automóvil que se estima generan 55% de las emisiones contaminantes. Por ejemplo, el Plan de déplacements urbains (Plan de desplazamientos urbanos), presentado en 2014, estipula entre sus objetivos la creación de infraestructura que facilite la circulación no motorizada, la promoción del transporte público, la valorización de los desplazamientos pedestres y ciclistas como medios de transporte completos, y no reservados a momentos de pasatiempo. De igual modo, estipula el aumento de responsabilidades fiscales y de pago de servicios a los usuarios de vehículos motorizados individuales (automóviles y motocicletas).

Así, en 2014 una parte de las orillas del Sena fue cerrado a la circulación motorizada para transformarse en un parque; y a partir de este año la avenida de Campos Elíseos será de uso exclusivamente peatonal un domingo al mes.

También, el organismo que controla el sistema de transporte de la ciudad, la RATP, anunció en 2014 su plan BUS 2025, que tiene como objetivo sustituir 100% de la flota de autobuses por unidades eléctricas.

Finalmente, aquellas personas que quieran dejar de utilizar sus automóviles pueden beneficiarse de distintas subvenciones, que van desde la gratuidad por un año del servicio de préstamos de autos eléctricos (de libre servicio de la ciudad (Autolib’) y de bicicletas (Velib’), hasta bonos para la compra de bicicletas. A cambio, las personas se comprometen a no tener un automóvil al menos en los próximos cinco años. De igual manera, se ofrece una subvención para la compra de vehículos de carga eléctricos.

 

Londres, Reino Unido. En 2010 la ONG ClientEarth interpuso una demanda al gobierno británico por su incapacidad de combatir la contaminación del aire, lo que atentaba contra los derechos de los ciudadanos de respirar un aire limpio.7 Se le consideraba indirectamente responsable de la muerte de miles de personas como consecuencia de los niveles nocivos de contaminación. En 2014 el gobierno británico anunció que los porcentajes de contaminación del aire en varias ciudades de Reino Unido (Londres incluida) no serían conforme a los estándares de la OMS ni de la Unión Europea antes de 2030. Como medida de mitigación, en ese mismo año se anunció la creación de la Ultra Low Emission Zone (ULEZ)8 en Londres, que es una zona en donde los vehículos que quieran ingresar o pasan por controles estrictos de emisiones o pagan por su ingreso (14 libras el día). El objetivo es descongestionar las zonas más concurridas y garantizar una mejor calidad del aire.

En 2015 la Suprema Corte de Justicia emitió un fallo a favor de ClientEarth, y sugirió al gobierno la creación de un plan integral que buscara reducir las partículas contaminantes. Este veredicto llegó una semana después de que el King’s College of London publicara un estudio que aseguraba que nueve mil 500 personas mueren al año en Londres debido a su prolongada exposición a la contaminación del aire. Además, mostraba que la emblemática Oxford Street era la calle con los peores niveles de contaminación de todo el mundo.

Recientemente, ClientEarth volvió a presentar una nueva demanda hacia el gobierno británico, exigiendo que se tomen medidas estrictas para mejorar la calidad del aire. El actual alcalde de Londres, Sadiq Khan, aportó evidencia y documentos que apoyan la demanda de esta ONG, pues asegura que ha vivido en carne propia las consecuencias de la contaminación al ser diagnosticado, a sus más de 40 años, con asma. Los doctores le dijeron que era muy probable que hubiera desarrollado esta enfermedad por la contaminación del aire.

Sadiq Khan también ha anunciado una serie de medidas en Londres para combatir este problema. Entre ellas se encuentra la de extender la ULEZ al doble de su área actual, así como introducir más de mil autobuses eléctricos a la red de transporte.

 

Barcelona, España. Además de la contaminación del aire, Barcelona enfrenta otro tipo de contaminación: la auditiva, en parte causada por la intensa circulación automovilista en la ciudad. Por ello se ha anunciado un plan de reestructuración urbana basado en la creación de superilles.9 Estas son zonas de la ciudad, previamente delimitadas, en donde la circulación motorizada será acordada únicamente para los habitantes de la zona, bajo estrictos controles de velocidad. Asimismo, se impulsará la creación de áreas verdes y parques. Las superilles tendrán asegurado accesos cercanos a las líneas de transporte de la ciudad. El objetivo es desincentivar el uso del automóvil, promover la actividad física de los habitantes (caminar a la parada del camión o del metro) y disminuir la contaminación auditiva.

De igual manera, el gobierno de Barcelona ha anunciado que planea triplicar los kilómetros de ciclopistas en la ciudad (actualmente consta de 100 kilómetros) con la finalidad de promover el uso de la bicicleta.

 

Copenhague, Dinamarca. El impulso del uso de la bicicleta en la capital danesa data de varias décadas y se intensificó al final de la Segunda Guerra Mundial debido a la crisis económica por la que atravesaba el país; fue la crisis petrolera de 1970 lo que terminó por convencer al gobierno de que era necesario dejar de depender del automóvil.10 Desde entonces los kilómetros de ciclopistas han aumentado al igual que los usuarios de las bicicletas. Los bajos costos que representa la construcción de la infraestructura ciclista comparados con la del automóvil, son otro de los argumentos que ha impulsado al gobierno de la ciudad a invertir en el primer tipo de infraestructura, y a prohibir el acceso de los automóviles a varias zonas de la ciudad.

Actualmente, se estima que en la ciudad existen más bicicletas que habitantes, y el gobierno ha declarado su intención de que para 2025 ya no existan automóviles particulares circulando por sus calles para que la contaminación del aire se reduzca al mínimo y la huella de carbono por los desplazamientos sea inexistente.

 

Beijing, China. En diciembre de 2015 se decretaron dos alertas rojas debido a la gravedad de la contaminación del aire y su persistencia durante varios días.11 Se estima que en algunas zonas la concentración de partículas contaminantes es 40 veces mayor que el límite establecido por la OMS. Igualmente, se calcula que alrededor de cuatro mil personas mueren diariamente en China por razones relacionadas con la contaminación del aire.

Este decreto de alerta roja, de acuerdo con Greenpeace, se realizó con retraso, ya que los niveles de contaminación se habían incrementado desde las semanas precedentes y no habían provocado ningún tipo de acciones.

Durante la contingencia ambiental se paró la mitad del parque vehicular, es decir, alrededor de 2.5 millones de automóviles; se extendieron las horas de servicio del transporte público y se suspendieron las clases en los niveles básicos de educación (kínder, primaria, secundaria) a fin de evitar la exposición de los niños y jóvenes a la contaminación.

Una de las medidas a mediano plazo es la sustitución de los automóviles por vehículos eléctricos. Para ello se han anunciado incentivos fiscales para los usuarios y un plan para construir cinco millones de puntos de recarga en 2020.

 

Nueva Delhi, India. El 1 de enero de este año se decretó la circulación alternada en Nueva Delhi durante 15 días.12 Esta medida se ejecutó luego de que se alcanzaran dos niveles récord de contaminación, los cuales superaban al menos 10 veces las recomendaciones de la OMS. Se estima que cada año 30 mil personas mueren en Delhi por enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire.

De los tres millones de automóviles que circulan actualmente en Nueva Delhi, un millón aproximadamente están sometidos a esta regulación. Estaban exentos de esta medida las mujeres (por motivos de seguridad), motociclistas y vehículos de tres ruedas.

La ejecución de esta medida extraordinaria puso en la mira el tema de la movilidad tanto en la agenda política como en la ciudadanía. El dinero recaudado por las multas a los automovilistas que no respetaron estas reglas será destinado a la compra de bicicletas y la construcción de infraestructura para su uso, de acuerdo con el gobierno. Entre las medidas a largo plazo el gobierno de la ciudad espera desarrollar la red del transporte público y lograr para 2017 la prohibición de la gasolina con azufre.

 

Medellín, Colombia. En abril de 2016 Medellín pasó por una contingencia ambiental debido a los altos niveles de partículas suspendidas que superaron los 35 mg/m3 (la recomendación de la OMS es de 12.4 mg).13

Diversas medidas fueron tomadas por la autoridad metropolitana: se suspendió la circulación de los automóviles de manera total durante 27 horas; se restringió el uso de los vehículos oficiales, excepto los que prestaran servicios de emergencia, como las ambulancias o las patrullas; las actividades al aire libre fueron canceladas; el sistema de metro fue gratuito durante cuatro días.

Otras medidas a mediano y largo plazos menos ambiciosas que sus pares europeos se han estado llevando a cabo. Por ejemplo, la revisión de emisiones de vehículos tanto privados como públicos para sacar de circulación aquellos que excedan los niveles permitidos de contaminación. Al mismo tiempo que el gobierno de la ciudad ha incentivado el uso del transporte público y de la bicicleta en los desplazamientos diarios de los habitantes.

 

En los ejemplos anteriores se ha demostrado que las emisiones de los vehículos son las principales causas del deterioro en la calidad del aire. Por esta misma razón, desincentivar su uso a través de mejoras en las alternativas de transporte es una de las medias primordiales para disminuir las contingencias ambientales y las muertes relacionadas con la contaminación del aire.

En otras palabras, reducir el número de automóviles en las calles requiere de políticas integrales, que vayan desde la planificación de los usos de suelo hasta la mejora de la oferta del transporte público en la ciudad. No basta con limitar su uso puntualmente, hay que reducir su dependencia en la movilidad cotidiana. Sólo así lograremos que el número de vehículos que circulan en las calles sea cada vez menor.

 

Paulina López Gutiérrez
Geógrafa. Actualmente se encuentra realizando una investigación acerca de los peatones en la Ciudad de México.


1 OMS, Calidad del aire (exterior) y salud. Nota descriptiva no. 313. Marzo 2014. http://bit.ly/28JuNyx

2 OMS, Guías de la calidad del aire. Actualización 2005. http://bit.ly/28JuGmB

3 Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) http://www.eea.europa.eu/es

4 Página de la Alcaldía de París. Información relacionada con la lucha contra la contaminación. http://www.paris.fr/stoppollution

5 Se refiere a una recomendación realizada a través de campañas de comunicación, en medios masivos o en los anuncios que se encuentran a lo largo de la carretera y vías rápidas. El objetivo de esta medida es reducir las fuentes de contaminación, como los automóviles, ya que se estipula que a menor velocidad el tráfico fluye más fácilmente y, por lo tanto, se generan menos contaminantes. Con esta recomendación se busca también desincentivar el uso de los vehículos antes de pasar a la fase de medidas obligatorias.

6 En París los residentes también pagan el derecho al estacionamiento en las vías públicas. Sin embargo, gozan de una tarifa preferencial (1.50 euros por día o nueve euros por semana vs. cuatro euros la hora para los visitantes), lo que les permite estacionar su carro en las zonas reservadas a los residentes en un área delimitada alrededor de su domicilio. El único día en el que el estacionamiento es gratuito es el domingo.

7 “Sadiq Khan joins air pollution court case against UK government”, The Guardian, 26 de mayo de 2016. http://bit.ly/28JrK6W

8 Transport for London, Ultra Low Emission Zone. http://bit.ly/28JrzZl

9 “Superblocks to the rescue: Barcelona’s plat to give streets back to residents”, The Guardian, 17 de mayo de 2016. http://bit.ly/28JrzZl

10 “Zurick, Copenhague et Vienne en tête de grandes villes les moins polluées d’Europe”, Le Monde, 31 de marzo de 2015 http://bit.ly/28Jeblm

11 “Beijing raises ‘red alert’ threshold for air pollution warning”, The Guardian, 22 de febrero de 2016. http://bit.ly/28Je4pR

12 “New Delhi: bilan incertain des mesures antipollution”, Le Monde, 15 de enero de 2016. http://bit.ly/28Je4pR

13 “Pese a tener metro y tranvía, Medellín sufre por la contaminación”, El Tiempo, 16 de abril de 2016. http://bit.ly/28Je4pR

 

2 comentarios en “La política de la contaminación

  1. En climas templados y frios la bicicleta es opción. Vaya a poza rica a pedalear un rato…
    En la cdmx el problema es la cantidad de gente por metro cuadrado…pero sigan multiplicandose y esperen sentados a que los problemas sean menos.

  2. Los gobiernos federal y de la ciudad han privilegiado los negocios via concesiones y autorizaciones para construir grandes edificios de oficinas, viviendas y plazas comerciales. No hay planeación; no generan una descenteralización de oficinas de gobierno; explotan la ciudad al máximo en pos de ganancias; no generan fuentes de trabajo y escuelas en el interior del país y promueven la migración a la ciudad; no hay interés en la sociedad. Ekl ejemplo más acabado, reciente, es la depredadora actuación del Dr. Mancera con las desventajosas concesiones de fotomultas, 2os pisos, grúas, parquímetros y proyectos inmobiliarios (rueda de la fortuna, corredor Chapultepec, terrenos aeropuerto, CETRAM Chapultepec etc) y su desquiciada ambición por ser presidente del país. SE BUSCA ESTADISTA.