Su transformación es la historia de un lento pero sostenido e inexorable proceso de corrupción moral. Facebook nació hace exactamente 10 años como una modesta red social, sin fines (confesos) de lucro. Poco a poco fue calando más hondo. Y, sobre todo, sumando adeptos/adictos, que llegaron por oleadas generacionales: primero los adolescentes, luego el adulto contemporáneo, luego el adulto sin adjetivos, y finalmente los miembros de la tercera edad, que antes se llamaba vejez. A diferencia de las redes no virtuales, esta red apretaba más conforme más se estiraba. Algunos se sumaron a ella desde el comienzo, sin dudas. Otros la esnobearon primero y solamente después se engancharon, con todo. Hay devotos vergonzantes: voyeurs que miran, hurgan, disfrutan en el rincón de la pasividad, pero casi nunca se revelan en público. Hay también ambivalentes afectivos: hoy están en línea casi sin pestañear, mañana se dan de baja, pasado mañana vuelven, incólumes. Los más niegan su dependencia, los menos la abrazan sin tapujos. Ya son más de mil millones de usuarios. De todo hay en la viña del Señor, que en el mundo virtual no es otro que el señor Mark Zuckerberg. Es muy significativo: Facebook tiene un padre reconocible; en cambio no tiene madre.
02-facebook-01
Todos conocemos los contornos de su mutación. Solía ser un espacio para colgar una foto u ocurrencia ocasional; para comentar estados de ánimo pasajeros; para compartir un artículo, un poema o una canción; para buscarle hogar a un cachorro abandonado; para no olvidar el cumpleaños de amigos, familiares y conocidos. Hasta que cruzó el umbral de la degradación y se transformó en lo que tenemos hoy: un nuevo orden de comunicación política, emocional y hasta espiritual que huele muy mal. Y ese orden no es otra cosa que el reflejo de un código (in)moral que tolera, o más bien celebra, actitudes que en una época no muy remota nadie habría dudado en calificar como abominables. El factum de la moralidad dejó su lugar al hedonismo del “Like”. Para decirlo con Nietzsche, el filósofo de la postmodernidad, Facebook promueve la transvaloración de todos los valores.

La deriva más vil de Facebook es su presunta “politización,” que es en realidad un “activismo” político haragán: de arengas fáciles y nada más. Facebook es hoy un espacio donde mujeres y hombres de bien deshacen entuertos virtualmente, hacen proclamas políticas, afirman y reafirman sus lazos de solidaridad con los desprotegidos y apoyan las causas sociales/globales. Esta red social disuelve fronteras nacionales para que el mexicano de la Condesa apoye a los oprimidos en Rusia, como las Pussy Riot, y denueste a Putin. Bajo esta modalidad de protesta social no hace falta bordar fino en las consignas: lo bueno, breve, dos veces bueno. Basta decir que “ganó el PRI y ya nos chingamos”. “Que AMLO es un culero”. O que “Calderón es Fecal”. Ése es el logos predominante del animal político de Facebook. En el extremo opuesto, Facebook es un hospicio para analistas políticos huérfanos, sin hogar en alguna revista de opinión y que despliegan sus infinitos saberes bajo la forma de aforismos con sucinta pero incisiva critica social y cultural, y así pontifican sobre lo bueno y lo malo. Pero todo es verbo y nada es acción. El justiciero social que nace, crece y se reproduce en Facebook hila diatribas, una tras otra, en contra de un Enemigo que ni lo ve ni lo escucha. En el peor de los casos este luchador virtual busca el Mal entre sus propios “amigos”, es decir, sus contactos, descubre o les inventa una visión perversa del mundo para luego fustigarlos en público y arrancar encomios de otros luchadores comprometidos con la causa, la que sea. Y juntos hacen revolución en línea, que siempre será menos tediosa que la revolución en tierra firme. La impostura progresista es un defecto moral, pero Facebook la transvalora.

Pero nuestra red social es ecuménica, y también tiene lugar para lo apolítico y lo emocional. Aquí no hay heroísmo humanitario pero sí sensibilidad, demasiada sensibilidad y mucho exhibicionismo. El infame “muro” es mucho más que un simple muro. Es un muro de las Lamentaciones, donde se pone a la vista al yo vulnerable y en desasosiego y se recolectan palabras de aliento. El muro es un espejo para que los Narcisos se vean reflejados en él, para que relaten sus pequeñas grandes hazañas, en ejercicios de autopromoción desvergonzada: para que se sientan vivos. Nunca fue tan fácil vivir del autoelogio. El autoelogio envilece, claro, pero Facebook redime. El muro es un balcón: ahí se lleva serenata a la persona amada, pero el propósito no es levantarla a ella, sino a todo el barrio virtual, porque la mejor forma de amar es en un baño de masas. El muro es un lavadero, suficientemente amplio para ventilar cualquier chisme y suficientemente duro para quebrar cualquier amorío. El muro es un pasarela donde cada quien somete al público virtual su mejor cara, su mejor cuerpo; algunos hasta se colocan en los linderos del soft porn. El muro es un estadio para desahogar los más bajos humores deportivos o celebrar y gritar por las victorias de “los nuestros”, que no tienen a la pulga Messi pero se conforman con el piojo Herrera. El muro es una carpa para los bufones que quieren deleitarnos con sus chistes, porque sin ese circo su vida tiene menos chiste. El muro es la impudicia de lo público hecha virtud.

No soy el primero ni seré el último en tronar contra Facebook. Otros amargados como yo ya han repetido hasta el cansancio el catálogo de males: que lo usamos a costa de nuestra privacidad; que su uso fomenta patologías surtidas o agrava mañas inveteradas; que es un cajón de historias sórdidas (suicidios, cyberbullyings, etcétera) y una galería de imágenes de espanto (narcojuniors, maltrato animal, etcétera). Yo sólo he querido ampliar el inventario de vicios que se sostienen al amparo de Facebook: la holgazanería política solapada, el narcisismo a ultranza, el autoelogio descarado, la sensiblería rampante, y más. Fui uno de los que se extraño al leer que según Jorge Bergoglio, alias el Papa, la Internet (¿y por extensión Facebook?) es un regalo de Dios. No hay duda: las maneras del Señor son misteriosas. Las del señor Zuckerberg, en cambio, son muy claras. Esta red llegó para quedarse, para seguir apretando, para seguir transvalorando. Y la verdad no es ninguna sorpresa. Lo virtual, lo dijo Hegel, siempre quita lo virtuoso.

Juan Espíndola Mata
Doctor en ciencia política. Es autor de El hombre que lo podía todo, todo, todo. Ensayo sobre el Mito Presidencial en México y Transitional Justice and Respect in Germany: Exposing Unjust Collaborators.

 

42 comentarios en “La moral(eja) de Facebook

  1. Es chistoso, por que llegue a este articulo gracias a FB… jaja.. muy buena opinion a mi parecer!

  2. Felicidades. La aportación es justamente opinar. ¿Porqué no públicas en Nexos tu valiosa y desarrollada opinión Saúl??? Seguramente tienes algo constructivo que aportar que no sea “eso no es un ensayo”. Vaya discurso, bien pensado y bien desarrollado.

    • MON 76
      Claro, si Nexos me da pie lo publico, y creeme sera mil veces mejor que este bodrio. Ja

      • Juan, sí se entiende que es sarcasmo, pero hay quieres no saben ni leer, ni escuchar, ni escribir.

        Se trata de que cada quien exprese lo que piense, Saul. Si no tienes capacidad de diálogo, para qué opinas. Todo lo que veo son ataques, como si se tratara de algo personal. Este no es el espacio para terapia de enojo. Atacar por atacar, decir “está malo, porque está malísimo, no dice mucho tampoco ¿no, crees? ¿O qué es lo que estás aportando con eso? En fin, por favor, déjame saber de tu artículo, seguro me gustará leer lo mucho que tienes que ofrecer. Espero que esté mejor escrito que tus reflexiones constructivas. Quiero ver si es verdad que escribes algo, por lo pronto todo lo que expresas es “mucho ruido y pocas nueces”. Qué lamentable que no contribuyas con una verdadera reflexión, con un dialogo amistoso y con una critica CONSTRUCTIVA. ¿Porqué necesitas partir de la agresión?

        • Mon 76 es una falacia ad hominem lo que afirmas.
          Por otro lado si decir bodrio a un texto es insultar al autor es tu percepcion, no la mia. y eso opino que es un bodrio casi copy paste de otros criticos de fb de la decada pasada. Si quieres un tratado… bueno ya lo he escrito: “si Nexos me da pie lo publico”. De ahí en fuera la tuya si es un ataque. Buen dia.

  3. Estoy de acuerdo con su punto de vista. Es muy fácil sentarse frente al monitor y despotricar, opinar, renegar, etc., de problemas de toda índole. Sin duda, las acciones nos vendrían mejor a todos. Pero hay que destacar, que hoy por hoy, las redes sociales han sido una parte fundamental para la conscientización de muchos hombres y mujeres, y para la difusión de información realmente valiosa, que nos importa, y que si no fuera por el Facebook, o Twitter, la mayoría estaría conformo con lo que les dice la televisión.

  4. Si, efectivamente estoy de acuerdo con Juan Espídola, el FB, sobre todo en la parte política es algo que sólo hace floja a la sociedad, no tendría nada que agregar, sólo una cosa más me parece que ese Saúl es un idiota…..

    • Jaqque mate eres idiota! Acazo crees que porque no haya redes la gente se mueve?
      confundes cosas.

  5. Para ser que el señor Juan tiene nostalgia por los plantones, las plazas llenas de clientes políticos,no sé cuál es la forma que le gusta para que el ciudadano haga política. De los valores y narcicismos, yo no veo alguna diferencia con la vida “real”. El feisbuk es sólo una condenada herramienta, si la quieres usdar estúpidamente es tu derecho, pero la ventaja es que puedes filtrar tolo que te llega. Es inquisitorio el texto para mi.

  6. Un analisis afortunado. Pero me queda la duda acerca de la referencia a Nietzsche, pues para el -segun tengo entendido- la tranvaloracion de los valores es de hecho algo deseable, pues es el abandono de la moral socratica, platonica, cristiana, para regresar a los valores que de son “buenos” de verdad. Decir que facebook ha logrado eso no suena adecuado.

  7. Me quedo con este fragmento: ” Facebook es un hospicio para analistas políticos huérfanos”. le queda como anillo al dedo al autor de esta sátira, jajajajajaja

  8. que el autor escriba acerca de los que nos gusta comentar y como somos expertos opinologos!

  9. Exagera los defectos si Facebook es el paraíso de los Narcisos y vía de los cobardes que sacan lo peor de sí gracias al anonimato pero también refleja la sociedad y quienes somos, estas opiniones que no ensayo del autor, quiere matar al mensajero y no el mensaje y recordar que el Facebook y el Twitter son herramientas contra dictaduras por algo están prohibidas y controladas en Cuba, China, Venezuela y recordar su papel en las revolución árabe, como todo lo que es humano de puede usar para el bien o para el mal y así es la humanidad

  10. Juan. Tremendo artículo y artículo tremendo. Te felicito. Hago hincapié en los repetidores mántricos de información errada e interesada, como la referida a nuestra querida Venezuela: seguramente se enteraron por el Twitter, desde Venezuela, que allí está bloqueado; y ya que no pueden ver los kioscos o estancos de diarios impresos aquí, pudieran buscar en las páginas web (Internet venezolano) de “El Universal”, “El Nacional”, “Tal Cual”, “El Nuevo País”, entre otros, así como las del 80% de las de radios y televisoras, que son privadas, para que vean lo que escriben o transmiten y así evidencien que clase de “dictadura” tenemos.

  11. Paradojas y neo moralejas: es el texto de opinión mas comentado en facebook y con mas comparto. Si eso no es mover, al menos a la reflexión, pues entonces que es? ja

  12. Por cierto al autor se le olvida que el mov del 132 salio de las redes, quiza porque no vivia aqui o porque es del pri represor!

  13. Compartiré esto en mi muro para cumplir con mi cuota diaria de holgazanería política. Jo jo jo

  14. Muy respetable la opinión de un amargado… yo no lo dije.. Usted lo dijo… Me he reído y hasta me he puesto a pensar, que posiblemente requiera yo de un psiquiatra… pero bueno como son muy caros mejor me divago en el Facebook. Si viera que yo soy parte de todas las descripciones que Usted ha puesto ahí, solo evito lo político porque como bien dice siempre nos quedamos en puro discurso, pero tengo casi todas las características de maleficio de las personas que tenemos un facebook porque a la mejor tenemos el pretexto de no tener los medios para ir a visitar a mis hermanos que están pero muy muy lejos de mi casa y luego y curiosamente “conocer” que a la gran mayoría de las personas les da miedo decir quién es en realidad, no quiero dejar pasar que al igual que muchos escribo chistes o estupideces que le ayudan a desestrezarse a otros y así mismo escribo mis tristezas porque siento como si me abrazaran cada uno de los likes que me dan las personas que tengo yo agregadas… y tengo que reconocerlo soy una egocéntrica y narcisista pongo mis fotos en las que yo me veo bella, ya no me ocupo si los otros me ven bonita, por aquello que cada uno tiene su concepto de la belleza, quizás para algunos yo sea sacada de jupiter, no se me llena el ego no lo puedo dejar de hacer.
    Pienso que su escrito es como describir que solo existe el blanco y el negro… y yo he percibido en mis 50 pocos años, que existen otros colores, existen muchos aromas desde los fétidos hasta los más maravillosos, entonces me ha dibujado Usted como un ser repulsivo porque utilizo facebook… solo me preguntaría ¿creo su propio Facebook para poder tener esa opinión tan lamentable? Por lo pronto yo le digo que me divierte, me pone feliz, me da herramientas, me dice lo que ya sabemos del ser humano, para mí no es novedad… no es el facebook es la pobreza del hombre lo que nos tiene sin valores, en el cual Usted y yo estamos involucrados… espero me llame para poder cambiar un poco este mundo, pero sin discursos, sin opiniones… sino con acciones.

  15. Que bonito!. Me alegra éste tipo de artículos porque hace que uno recuerde que hay más de uno que creemos que son las redes sociales y su exhibicionismo inútil no dejan nada bueno pero al mismo tiempo no sabemos que carajos hacer. Permanecer al margen tampoco parece lo más ideal. Y de los males el menor, la mejor respuesta es promover contenidos más sanos para la mente de uno, simplemente concentrarse en lo que aporta, aunque de vez en cuando reir de las tonterías que ponen (en secreto o en lo público del muro) resulta inevitable. ¿No?.

  16. Un análisis amplio de Facebook, sin embargo no se menciona lo más grave, la tabulación de todoas nuestras emociones, opiniones, impresiones y hasta nuestra estructura mental que van a dar a la central de Facebook, en donde se archivan para futuras consultas. Todo ello se encuentra en los archivos maestros de Facebook en Tel Aviv, Israel.

  17. Me parece. Que dicho. Espacio fue. Creado para expresar.e intercambiar. Información. , solo que se convirtió. ,o lo han transformado en algo distinto. , tal como los inventos de Albert Einstein fueron. Creados con un buen fin ,pero los transformaron en algo distinto.

  18. Cada nueva tecnología o invento, siempre nos entrega las dos caras de la moneda, nuevos beneficios y nuevos problemas. Quizá sean simplemente extrapolaciones de los problemas que ya existen. En el caso de la red social virtual feisbuckera el asunto no es distinto. Me pareció muy acertada tu reseña reflexiva de face, creo que a pesar de todos sus bemoles se ha convertido para la mayoría de los usuarios en su placer culposo, además de que pueda ser utilizada como herramienta de trabajo o de estudio y de ocio. Ya sólo quedará balancear los beneficios y los terribles problemas, vicios y crímenes que ha acarreado…

  19. Veo muchos adjetivos dañinos, corresponden a una sociedad decadente, que realmente la vivimos. Facebook es un reflejo de lo que somos, así de estúpidos o así de buenos, pero gracias a este tipo de plataformas muchos hacemos conciencia, y nos reflejamos en quienes buscan algo distinto, algo que halague, algo que sirva, algo que cultive, y nunca antes había encontrado tanto por ver, tanto por leer, tanto por comentar y transmitir sino hasta que llegó facebook. Ahora domino dos idiomas ajenos al nuestro gracias a este medio. Y lo vivo y lo gozo. Y a los idiotas descritos es las líneas más arriba, a ellos, simplemente se les ignora, como ignorar al vecino idiota. Ojalá la gente lea más, y eso ayude a nuevas generaciones. Muy buen tema, controversial.

  20. Dice el autor “No soy el primero ni seré el último en tronar contra Facebook. Otros amargados como yo ya han repetido hasta el cansancio el catálogo de males” y ahí desvela sus intenciones y motivaciones. Yo he visto lo mismo que él, visiones sesgadas y wue supuran amargura, por ejemplo su artículo, pero he visto también como se difunden situaciones conmovedoras, información valiosa y propuestas revolucionarias en cualquier sentido de la palabra que se quiera. Mi punto es: facebook y las demás redes sociales y el ciberespacio en su conjunto es como cualquier instrumento, como el arma que te defiende del ladrón o a él le permite asaltarte.
    En este caso el articulista me parece que grita histéricamente subido en su revista contra la horda de anónimos habitantes de un “hospicio para analistas políticos huérfanos, sin hogar en alguna revista de opinión”. Parece que le arde que cada quien pueda poner su blog y pontificar lo que le de su regalada gana. Yo en eso veo libertad de expresión y democracia. Y eso siempre disgustará a los defensores de privilegios.
    Concuerdo en que vale la pena aprovechar las tribunas libres para algo más que haraganear, pero defenderé hasta la muerte que cualquiera pueda haraganear si le place.
    Otros que trinan contra la plaza pública que son las redes son los televisos y anexas que están heridos, ojala de muerte con la democratización de los medios.

  21. Nunca e dicho que las redes sociales son malas, es una buena manera de salir del estrés provocado por un atareado día, sin embargo estas redes sociales esta invadida por la mayoría de ociosos de aquellos que no estudian ni trabajan que solo en Internet se sienten bien porque es la manera de interactuar con el mundo desde una silla (flojos) no tienen el valor de decir las cosas de frente y en este medio escriben hasta lo que nunca se imaginaron. Muchos escriben para que valga la pena el pago del internet, Otros por que son tan inmaduros pero tan inmaduros que se sienten los mejores escritores sin pensar lo bajo que es su escrito, antes de escribir se debe escribir con hechos no con letras.. un proverbio muy conocido dice: El loco grita, el borracho discute y el sabio calla. Quise reservar mi comentario porque, para que dialogar con personas que solo quieren estar en la red para no hacer su quehacer, pero me da mucha tristeza mirar como vive nuestro planeta. En un mundo donde el encanto se a extraviado donde vemos por los demás solo para criticar y no lo hacemos como debería ser; ver por los demás pero para ayudarlo, y no criticarlo, porque carece mas el critico que el criticado.

  22. No sé si es una ironía, o si fue una reacción pasivo-agresiva, pero esta opinión ha sido compartida 2025 veces en facebook; lo cual, paradójicamente, confirma la hipótesis del autor: el vacío de nuestras vidas, la perversión frente a la que todos nos dejamos seducir sucumbe a la inmediatez del “like” al alcance de un par de clicks.
    Como usuaria frecuente de facebook estoy de acuerdo con esta opinión; así que quien esté libre de holgazanería y autocomplacencia, lance la primera piedra.

  23. Claro ejemplo de que los intelectuales sólo creen que lo publicado en revistas es serio, si así fuera, este texto es más digno de Chilango que de Nexos y el autor parece más un “ensayista feisbukero” que uno digno de leer. Tan sólo es más basura para compartir en Fb.

  24. Se respeta tu escrito. Cada quien tiene el derecho de pensar y decir lo que quiera. Si facebook no te gusta, Ok. Pero a quien le guste “Let it be” Solo un comentario breve con todo respeto: es bueno buscar la manera de trabajar la amargura; porque solo envenena, y hace la vida agria, y que flojera vivir con algo así. claro que si te gusta, se respeta también. Creo que venimos a esta vida a pasarla bien, no a amargarse, es dificil todo lo que uno ve en esta vida; pero lo mas importante, que uno debe hacer en esta vida, es poner atención primero a uno mismo, nuestro mundo INTERIOR lo de afuera sea lo que sea es aparte. no debe afectarnos, porque bastante trabajo tenemos que hacer con nuestro propio , pues el lo único que realmente podemos manejar nuestro antojo. Si udieramos tener un planeta cada ser humano y vivir ahí sol con nosotros mismos, no existirían tantas cosas, y menos el facebook, que cada quien lo usa para lo que quiera, así como todo lo que tenemos, incluyendo nuestro pensar y sentir. Usa tu susceptibilidad, para cuidarte a ti mismo. Y ojala algun día seas parte de mis contactos en facebook. No todo lo que aes malo. Cada quien lee lo que le parezca bueno. Estamos hechos para socializar con otros seres, y podemos escoger, a veces no resulta positivo , pero se va aprendiendo a escoger a quien te sea positivo para tu vida. saludos 🙂

  25. Esconde su verdadero rencor el autor, dice hacer crítica – Facebook pero se lanza sobre los usuarios, y sus modos de ser, tal parece que al igual que otros críticos recientes, lo que les molesta es haber perdido la verticalidad y el monopolio de la opinión, ya no se puede pontificar desde nexos y otros cena culos de sabios, sin que existe alguna reacción, y esto es lo que en el fondo les incomoda, los escritores huérfanos algo así menciona, en contra posición a los bien cobijados supone uno, a los bien cobijados e ilustres escribanos de nexos, como él!.

  26. Me gusto mucho y sobre todo su estilo cinico, ironico y mordaz. Lo malo (?) es que lo pude leer en Facebook.

  27. FB es solo un instrumento, depende de uno mismo su uso positivo o en contrario. La información que uno recibe por ese medio depende de los contactos y las páginas que uno haya seleccionado. Así que uno obtiene lo que uno escogió con antelación. Es como haberse casado y porque te fue mal, porque escogiste mal, decir que el matrimonio es una mierda. NO, tu matrimonio es una mierda.

  28. Me sumo a los otros comentaristas que notan 1. falta de reflexividad en el autor (hace lo que critica) y 2. una normatividad ideologica al menos parcialmente conservadurista que, para acabar, es mas implicita y confusa que explicita y consistente (cual es entonces el “deber ser” o “modelo ideal” del activismo politico segun el autor?) Aun con estas debilidades el texto me parece relativamente atinado y certero en cuanto a la realidad virtual que describe.

  29. Es un texto impresionista, carente de rigor crítico, además reaccionario y hasta moralista. Creo que hacen mucha falta análisis más serios y responsable sobre el tema de facebook. Restarle valor moral, político, o social es ponerse una venda en los ojos y dar la espalda a la realidad de todos los días, de nuestra época. Quizá en otra época de la humanidad hubo algunos monos que le dijeron a los demás “el fuego es un invento del infierno, porque quema, no lo usen”.

  30. Es interesante el leer tantas defensas hacia el uso de facebook, aparte de todos los males que anuncia Juan Espíndola Mata habría que agregar que este crea fanáticos.

  31. Como se dice desde los tiempos en que Ciro Gómez no usaba medios sociales: el Facebook que lees es el que tus amigos escriben. Si tu TL está lleno de holgazanes egocéntricos —y eso te disgusta— entonces cambia de amigos.