A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

En medio de una crisis económica y sanitaria en la que un gran sector de la población perdió su empleo o vio disminuidos sus ingresos, durante los últimos dos años hubo un incremento sin precedentes en las remesas que llegan al país.1 Alrededor de 11 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos —9 % de la población en México—2 envían dinero, de manera sistemática, a su familia y comunidades a pesar de que las condiciones de trabajo no siempre son favorables y de que también enfrentaron la incertidumbre de la pandemia de covid-19. Sin tomar en cuenta tal situación, en este periodo se eliminaron el Fondo de Apoyo para Migrantes y el Programa 3×1 para Migrantes, que habían funcionado como mecanismos orientadores de las remesas hacia proyectos productivos y de apoyo a comunidades migrantes.3 Este hecho indica que una visión colectiva de desarrollo a través de remesas en las comunidades de origen se está fragmentando y se está transformando en una perspectiva individualista de desarrollo económico.

Ilustración: David Peón

El Fondo de Apoyo para Migrantes4 estaba dirigido a migrantes de retorno y a familias que recibían remesas. Creado en 2009, promovió acciones y obras de infraestructura como una forma para generar empleo en comunidades expulsoras, asimismo apoyaba la operación de albergues y el retorno a los lugares de origen. El Programa 3×1 para Migrantes5 articulaba proyectos de diferentes niveles y vinculaba a mexicanos en el extranjero con sus comunidades de origen dentro del territorio nacional. Específicamente, cofinanciaba obras de infraestructura social, equipamiento y servicios comunitarios y educativos, así como proyectos productivos para el fortalecimiento patrimonial. Si bien estos programas de desarrollo económico eran susceptibles a mejoras,6 no habían presentado problemas sustantivos que justificaran su desaparición, la cual hasta el momento no se ha explicado de manera amplia y con argumentos técnicos.

Ante la creciente y acelerada cantidad de connacionales que volvieron al país en las últimas décadas, estos programas habían funcionado al asistir a migrantes retornados en la incorporación en sus comunidades de origen, después de que la deportación rompiera con sus planes de vida y fragmentara sus familias; y promovían la cohesión social en el emprendimiento de proyectos comunitarios en zonas del país que han sido fuertemente afectadas por la violencia agudizada con la guerra contra el narcotráfico. Tras su desaparición, quedan las personas migrantes en la desprotección institucional y se detienen proyectos de desarrollo comunitario. Con ello, la provisión de servicios que deberían ser atendidos como derechos se dejan a merced de las fuerzas de mercado y se apunta a una individualización del desarrollo económico, promoviendo la reducción del Estado mexicano como en los modelos neoliberales.

 

Andrea Bautista León
Doctora en Demografía. Es jefa de Planeación Curricular en la Universidad La Salle-México.

Juan Antonio del Monte
Profesor investigador en el Departamento de Estudios Culturales de El Colegio de la Frontera Norte


1 Banco de México. “Remesas en las entidades federativas de México en el contexto de la pandemia de COVID-19. Extracto del reporte sobre las economías regionales abril-junio 2020, recuadro 2”, septiembre 2020, pp. 20-26.

2 Pew Research Center. Facts on Hispanics of Mexican origin in the United States, 2017,fact sheets on U.S. Latinos. 2019.

3 Cámara de Diputados. “Diputadas de MC plantean recuperar Programa 3×1 para reconocer participación solidaria de comunidad migrante”, Comunicación Social, nota 8681, 2021.

4 Diario Oficial de la Federación. “Lineamientos de Operación del Fondo de Apoyo a Migrantes”.

5 Diario Oficial de la Federación. “Acuerdo por el que se emiten las Reglas de Operación del Programa 3×1 para Migrantes, para el ejercicio fiscal 2019”, 2019.

6 Auditoría Superior de la Federación. “Auditoría financiera y de cumplimiento: 15-A-16000-02-1625 Gobierno del estado de Michoacán de Ocampo Fondo de Apoyo a Migrantes”, 2015. Auditoría Superior de la Federación. “Auditoría de Desempeño: 16-0-20100-07-0262 Secretaría de Desarrollo Social Programa 3×1 para Migrantes”, 2016.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.