El pasado primero de abril un grupo de personas se reunió frente a la Catedral de Cuernavaca. La mayoría vestía de blanco. Viendo que la convocatoria había sido exitosa —eran aproximadamente tres mil 500— marcharon hacia el Palacio de Gobierno de Morelos. “Queremos un Morelos seguro”; “Yo fui víctima de la delincuencia”; “No + secuestros” eran algunos de los mensajes que llevaban escritos en cartulinas y mantas. Una frase sobresale de entre las muestras de descontento: “18 meses NO cumplidos, ya basta”.

Y es que cuando Graco Ramírez, gobernador perredista de la entidad, tomó protesta el primero de octubre de 2012, dijo: “El gobierno de la Nueva Visión se fundamenta en una estrategia de paz para la  seguridad.  El Primer eje de la Estrategia de Paz y Reconciliación de la Nueva Visión es enfrentar el flagelo de la inseguridad pública aplicando la ley. Ni omisiones y menos complicidad […] Fijamos un plazo, de 18 meses, para ir cumpliendo con cada una de las etapas”;1 de lo contrario, prometió, renunciaría. El primero de abril se cumplía el plazo acordado —la marcha era su recordatorio.

03-morelos

La respuesta del gobierno del estado fue clara: no vamos a renunciar. Jorge Messeguer,2 secretario de Gobierno de la entidad, fue aún más lejos: la marcha, dijo, tenía un fondo politico.3 En reiteradas ocasiones Ramírez ha defendido los logros de su administración en materia de seguridad: presume el mando único de las policías municipales y arguye que los delitos han disminuido desde el inicio de su gobierno.

La realidad, sin embargo, parece decir otra cosa. Desde octubre de 2013, al entregar su primer informe de gobierno, el gobernador Ramírez habla del mando único policial como si fuese un hecho consumado: “Resultado de un esfuerzo sin precedente, en febrero se celebraron convenios con los 33 municipios para asumir la dirección, operación, supervisión y el control de la función de seguridad pública en toda la entidad —continúa— siendo Morelos el primer estado en el país que opera bajo el esquema de Mando Único Coordinado”.4 No obstante, al 2 de octubre de 2014, sólo 24 de los 33 gobiernos municipales han incorporado sus policías al mando único.5 Cuando el célebre policía tijuanense Alberto Capella rindió protesta como titular de la Comisión Estatal de Seguridad, en marzo, apenas eran 18. El mando aún dista de ser único.

Capella tiene su propia hipótesis sobre los orígenes de la inseguridad morelense, a la que contrasta con Tijuana, ciudad que bajo su estrategia consiguió mejorar notablemente: “En el norte nos tocó combatir a organizaciones que iban con bazucas y en convoyes de 30 o 40 vehículos. Aquí en Morelos no hay una delincuencia tan sofisticada, pero ha habido durante muchos años ineficiencia y corrupción”. De ahí que, además de buscar coordinar el mando único, haya emprendido una depuración de las policías municipales e implementado exámenes de control de confianza. Adicionalmente, impulsó la creación de un Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo —conocido en Morelos como C5— aún por terminarse. De enero a julio de 2014 las cifras que reporta la Comisión Estatal de Seguridad son las siguientes: 62 víctimas liberadas, 50 plagiarios detenidos y 18 bandas desarticuladas.6

Frente a los cuestionamientos sobre su capacidad, el gobierno estatal ha insistido en decir que se trata de un problema de percepción pública, esto es, que la población se siente más insegura de lo que realmente está. En algo no se equivoca el gobierno de Ramírez: los morelenses se sienten inseguros. Según la última Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), Morelos es el segundo estado con mayor percepción de inseguridad (89.0% de la población), sólo por debajo del Estado de México (92.6%).7

03-morelos-01

Esta percepción, contrario a lo que sostiene el gobierno del estado, no es casualidad. De acuerdo con información del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al término de 2013 —primer año del gobierno de Ramírez— Morelos ocupaba el cuarto lugar nacional en homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes; primer lugar en secuestro por segundo año consecutivo; primer lugar, también, en extorsión.

03-morelos-02

Ahora bien, percepción aparte, ¿realmente han disminuido los niveles delictivos durante el gobierno de Graco Ramírez? Es sólo cuestión de revisar los datos.8 A continuación se presentan cifras de los delitos de alto impacto social: homicidio doloso, secuestro, extorsión y robo a vehículo con y sin violencia.

 

En el caso de homicidio doloso, Morelos reportó, como muchas otras entidades del país, un dramático incremento de denuncias entre 2008 y 2010. En el contexto morelense, el crecimiento de los homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes comenzó a dispararse a finales de 2009, con el abatimiento de Arturo Beltrán Leyva en un aparatoso operativo de elementos de la Secretaría de Marina. La variación total de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes durante el sexenio del panista Marco Adame Castillo fue de 79.97%.

Durante el primer año de gobierno de Ramírez la tasa de denuncias por cada 100 mil habitantes disminuyó en 46.22%. No es poca cosa, pero explica por qué la población no se siente segura: siguen expuestos a un nivel de homicidios similar al de 2011.

 

Mientras que el caso de homicidio doloso podría presentarse como un éxito parcial, la historia del secuestro en Morelos es muy distinta. Al mismo tiempo que Ramírez negaba un “exceso de crisis” en la entidad,9 Alberto Capella declaró que “El secuestro es la puñalada que nos está creando una hemorragia”.10 Basta ver el crecimiento de ese delito en la entidad para darse cuenta de que las palabras del comisionado no son hipérbole o exageración.

Partamos, de nueva cuenta, del referente que da el sexenio de Marco Adame. Entre 2006 y 2012 las denuncias de secuestro por cada 100 mil habitantes aumentaron en 84.71%. En 2013 aumentaron un 37.88% adicional. Es decir, no sólo no disminuyeron —como defiende Ramírez— sino que en el primer año de su administración el secuestro se incrementó al nivel de casi medio sexenio de su antecesor. En 2013 la media nacional de denuncias de secuestros por 100 mil habitantes fue 1.43; Guerrero reportó 5.87, Tamaulipas 6.10. Morelos, en primer lugar, reportó 8.

03-morelos-03

Junto con el secuestro, otro fracaso de la administración de Ramírez ha sido el repunte de la extorsión. Mientras que en el periodo 2006-2012 las denuncias de extorsión por cada 100 mil habitantes disminuyeron 82.06%, durante el primer año de administración perredista repuntaron en un 35.16%.

03-morelos-04

En cuanto al delito de extorsión también Morelos ocupa el primer lugar de denuncias presentadas. Mientras que en 2013 el promedio nacional de extorsiones por cada 100 mil habitantes fue de 6.93, Morelos registró 21.34, muy por encima de Michoacán y Tamaulipas con 5.76 y 6.50, respectivamente.

 

En el caso de robo de vehículos la situación varía un poco. En el caso de los robos ejercidos con violencia, el primer año de gobierno de Ramírez representó una disminución de 10.14%. Sin embargo, dado el gran aumento de denuncias durante la administración de Adame Castillo —68.66%— el decremento colocó a Morelos en tercer lugar nacional, sólo por debajo de Sinaloa y el Estado de México.

El caso de robos a vehículos sin violencia es distinto. No sólo aumentó 27.71% durante 2006-2012, sino que durante 2013 aumentó un 5.27% adicional. Al cierre del año pasado Morelos reportó 153.08 denuncias por cada 100 mil habitantes frente a un promedio nacional de 11.42.

03-morelos-05
03-morelos-06

Después de la marcha del primero de abril, Graco Ramírez fue cuestionado por diversos medios sobre la legitimidad de las manifestaciones y sobre el desempeño de su administración en materia de seguridad. En entrevista con Javier Solórzano, declaró “Hemos reducido contundentemente el crimen de alto impacto, disminuyó la violenta actividad que teníamos y empezamos a bajar el secuestro”.11

La historia que nos cuentan los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública es distinta. Es cierto que al término del gobierno de Marco Adame Castillo, Morelos presentaba niveles altos en delitos de impacto social. Sin embargo, de los cinco delitos sólo dos disminuyeron durante el primer año de administración perredista: homicidio doloso y robo de vehículo con violencia. El primer año de la llamada Nueva Visión de Graco Ramírez trajo consigo un repunte en secuestro, extorsión y robo de vehículo sin violencia.

Ahora bien, podría argumentarse que sigue habiendo mejoras, y que 2014 será un año mejor en materia de seguridad para los morelenses. Tampoco parece ser el caso.  Hasta  agosto del presente año —último mes para el que el SNSP reporta datos para 2014—, Morelos seguía apareciendo en los primeros lugares de delitos de alto impacto. Tercer lugar, por ejemplo, en homicidios dolosos con 15.81 denuncias por cada 100 mil habitantes.

Al mismo mes —cuatro meses después del plazo prometido por el gobernador Ramírez— Morelos es, después de Tamaulipas, segundo  lugar de secuestros: 4.64 denuncias frente a un promedio nacional de 0.86, y primer lugar nacional en casos de extorsión: 8.80 denuncias frente a 2.04 a nivel nacional.  Hasta agosto, Morelos era cuarto lugar a nivel nacional en robo de vehículo con violencia, sólo por debajo de Sinaloa, el Estado de México y Tamaulipas. Otro dato alarmante: entre 2006 y 2013 las denuncias de delitos sexuales en Morelos han aumentado 28.67%, el primer año de Graco Ramírez no revirtió la tendencia. Si tomamos en cuenta que en Morelos la cifra negra —delitos no reportados— es de 91.7%, el panorama se antoja más sombrío.

Datos aparte, una cadena de hechos delictivos que impactaron a la población se llevó a cabo entre febrero y mayo de 2014. En febrero, por ejemplo, un comando irrumpió en un bar; el saldo: cuatro ejecutados. Los responsables escaparon.12 Marzo: un grupo de motociclistas entró a un restaurante ubicado en Teopanzolco, una de las principales avenidas de Cuernavaca.13 A mano armada y a plena luz del día, robaron al establecimiento y a los clientes ahí reunidos y se dieron a la fuga. Dos semanas más tarde repetirían el atraco en otro restaurante. Jorge Messeguer delegó la responsabilidad al ayuntamiento de  Cuernavaca —gobernado por el PRI— y lo exhortó a hacer más concesiones al mando único policial.14

Un día después del primer atraco, una cajera de supermercado fue ejecutada. Poco antes de las nueve de la noche, un hombre le disparó en la cara frente a la mirada atónita de los clientes. Ni siquiera tocó la caja registradora. El responsable no fue detenido.15

Fue en marzo, precisamente, que se llevó a cabo la primera manifestación exigiendo mejoras en cuestión de seguridad. Cientos de médicos y enfermeras marcharon para denunciar la vulnerabilidad a la que los condenaban sus vestimentas; las batas y cofias, dijeron, los volvían fácilmente identificables por asaltantes y secuestradores. Unos días antes, una estudiante de enfermería había sido secuestrada; su cuerpo sería encontrado en la cajuela de un automóvil. Messeguer declaró que se trataba de un “caso atípico”.16

Poco más de un mes después de la manifestación del primero de abril —el 5 de mayo— Alejandro Chao Barona, académico de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, y su esposa, Sara Rebolledo, fueron asesinados en su casa.  Ambos tenían más de 70 años de edad; fueron muertos a piedras y palos. Vivían a dos cuadras de la procuraduría. La versión de las autoridades —que establecía “un asunto doméstico” como móvil— no logró convencer. El 7 de mayo una nueva marcha —ésta con 20 mil integrantes— partió de la universidad del estado. Al frente iban Alejandro Vera, rector de la UAEM, y el poeta Javier Sicilia. El gobierno del estado dijo que se trataba de un “crimen infrecuente”.17

La autoridad estatal no ha estado exenta del aumento en incidencia delictiva. El propio secretario Messeguer ha sido víctima en dos ocasiones: en septiembre de 2013 su camioneta oficial —blindada— fue despojada de los cuatro neumáticos, quedando, literalmente, sobre tabiques.18 En agosto de este año dos hombres sustrajeron una tablet de su domicilio. El funcionario declaró que se trataba de una “provocación” de los grupos delictivos.19

El 19 de junio Graco Ramírez lanzó “Diálogos por Morelos”, una serie de foros de discusión con diversos sectores de las población del estado. En su discurso inaugural, el gobernador dijo: “Quiero decirles que esta es la hora de escuchar, esta es la hora de corregir, esta es la hora de gobernar trabajando y escuchando y esta es la hora en que Morelos vive”.20 Sobre los foros, el representante de la Canacintra en en el estado declaró: “Queremos vivir como en antaño, que Morelos se conozca por sus atractivos turísticos y su clima y no por los asuntos de nota roja”.21 El segundo encuentro se llevó a cabo el pasado mes de junio en el municipio de Jojutla. Graco Ramírez no asistió.

 

Algo pasa en Morelos. Las movilizaciones que han crecido, en tan sólo dos meses, de unos cuantos cientos a decenas de miles lo dejan claro. Más allá de la percepción de inseguridad, la defensa del gobernador de la entidad parece no sostenerse: los indicadores oficiales lo contradicen. Su programa insignia, el Mando Único Policial, existe hasta ahora sólo en papel: falta aún incorporar a nueve municipios. El optimismo de la Nueva Visión perredista contrasta con la declaración del comisionado Capella: “Aquí nos estamos jugando la última oportunidad de recuperar Morelos”.

Sólo 72 kilómetros separan a Cuernavaca de la ciudad de México. Algo va mal. Acaso sea momento de que comience a importarnos.

 

Juan Pablo García Moreno
Editor de nexos en línea.


1 Discurso de la toma de protesta del c. Gobernador Graco Ramírez Garrido, http://prdcomunicacion.blogspot.com/2012/10/discurso-de-la-toma-de-protesta-del-c.html

2 Jorgue Messeguer fungió como Secretario de Gobierno del primero de octubre de 2012 al 13 de octubre de 2014. El nuevo titular es Matías Quiroz.

3 Hay fondo político en marcha contra inseguridad: Messeguer, Milenio, 2 de julio de 2014, http://www.milenio.com/policia/marcha_contra_inseguridad_en_Morelos-violencia_en_Morelos-secuestro_0_328167369.html

4 Graco Ramírez Garrido Abreu, “Primer informe de gobierno”, p. 15 http://morelos.gob.mx/sites/default/files/1NFORME_low.pdf

5 Jonacatepec se suma al mando único, Milenio, 2 de octubre de 2014, http://www.milenio.com/estados/mando_unico-municipio_en_mando_unico-policia_mando_unico_0_383361823.html

6 Comisón Estatal de Seguridad, Resultados en materia de secuestros de enero a julio de 2014, http://www.cesmorelos.gob.mx/

7 INEGI, Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Inseguridad Pública 2014, http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Boletines/Boletin/Comunicados/Especiales/2014/septiembre/comunica11.pdf

8 Todos los datos aquí presentados pueden consultarse, por año, en el portal del Sistema Nacional de Seguridad Pública: http://www.secretariadoejecutivosnsp.gob.mx/es/SecretariadoEjecutivo/Incidencia_Delictiva_Nacional_fuero_comun

9 Juan Pablo Becerra-Acosta, “Niega Graco exceso de crisis en Morelos”, Milenio, 9 de mayo de 2014, http://www.milenio.com/policia/Niega-Graco-exceso-crisis-Morelos_0_295770428.html

10 Pablo de Llano, “El ‘sheriff’ del balneario”, El País, 28 de marzo de 2014, http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/28/actualidad/1395963130_264392.html

11 Graco Ramírez en entrevista para Canal 11, Sexenio, 4 de abril de 2014, http://www.sexenio.com.mx/morelos/articulo.php?id=3195

12 “Ataque a bar en Cuernavaca deja cuatro muertos”, El Universal, 9 de febrero de 2014, http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/bar-ataque-cuernavaca-morelos-986170.html

13 Justino Miranda, “Motociclistas asaltan otro restaurante en Cuernavaca”, El Universal, 18 de marzo de 2014, http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/motociclistas-asaltan-otro-restaurante-en-cuernavaca-996291.html

14 Justino Miranda, “Asaltan restaurante ‘El Secreto’ en Cuernavaca”, El Universal, 4 de marzo de 2014 http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/restaurante-asalto-cuernavaca-992332.html

15 Justino Miranda, “Matan a cajera de super- mercado en Cuernavaca”, El Universal, 5 de marzo de 2014, http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/asesinan-a-cajera-de-supermercado-en-cuernavaca-992549.html

16 Pablo de Llano, “Una manifestación alerta contra la inseguridad en el estado de Morelos”, El País, 7 de marzo de 2014, http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/07/actualidad/1394230775_477373.html

17 Pablo de Llano, “El asesinato del profesor Chao reaviva la discusión sobre la inseguridad en México”, El País, 7 de mayo de 2014, http://internacional.elpais.com/internacional/2014/05/07/actualidad/1399485014_540843.html

18 Justino Miranda, “Roban llantas de camioneta de funcionario de Morelos”, El Universal, 9 de septiembre de 2013, http://www.eluniversal.com.mx/estados/2013/roban-llantas-camioneta-estado-949292.html

19 Jorge Espinoza Hernández, “Robo es una provocación: secretario de gobierno de Morelos”, El Financiero, 29 de agosto de 2014, http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/robo-es-una-provocacion-secretario-de-gobierno-en-morelos.html

20 Héctor Raúl González, “Es la hora de corregir: Graco”, Periódico AM, http://www.am.com.mx/notareforma/49018

21 “Con los díalogos por Morelos regresa la confianza en los inversionistas”, El Sol de Cuernavaca, 4 de julio de 2014, http://www.oem.com.mxelsoldecuernavaca/notas/n3452271.htm

 

11 comentarios en “Algo pasa en Morelos

  1. Como ciudadanos es importante conocer los datos duros de nuestra realidad, siempre es revelador un artículo bien documentado. Ojalá en nuestro país se haga más periodismo objetivo. Felicidades

  2. Soy el vocero de la CMMC, Coordinadora Morelense de Movimientos Ciudadano, la misma que ha hecho 4 marchas y un plebiscito revocatorio ciudadano a Graco. En este último ejercicio los 106 mil morelenses que votaron, lo hicimos en un 88% a que deje el gobierno. Morelos está en la debacle, llevamos tres trimestres con decrecimiento económico, cientos de familias han dejado el Estado por la inseguridad. Los felicito por este artículo, solo una corrección, el día 1o. de abril marchamos mas de 25 mil morelenses, después de esa fecha el Obispo de Cuernavaca hizo una marcha mas en Cuautla cob cerca de 10 mil personas y esta Coordinadora llevo a cabo una mas el 10 de agosto con una participación de 7 mil personas. Hicimos una caravana a Los Pinos, en fin no hemos parado de solicitar al Presidente Peña Nieto: AYUDA, Morelos está peor que Guerrero. Gracias.

  3. La entidad con el decrecimiento más grande en la economía mexicana, según estadísticas

    Registra el estado de Morelos
    la peor economía en el país

    Oswaldo Salazar

    MORELOS. Al cierre del segundo trimestre de este 2014, Morelos es el único estado en todo el país que a lo largo del año ha arrojado solo tasas negativas de crecimiento económico y la entidad con el decrecimiento más grande en la economía mexicana con -1.6 por ciento, según datos del último reporte de la organización “México ¿cómo vamos?”.
    A pesar que todo el año ha sido de crisis para la economía de Morelos, el segundo trimestre del año representa la caída más estrepitosa de cualquier economía a nivel nacional, con un lastimoso índice de pérdidas del -1.9 por ciento.
    Según Viridiana Ríos, doctora en gobierno por la Universidad de Harvard y directora general de México ¿Cómo Vamos?, el caso de Morelos “es particularmente preocupante porque es la única economía, junto con Baja California Norte, que lleva todo 2014 creciendo a tasas negativas”.
    Las cifras de su reporte de la economía en el país subrayan que incluso Campeche, que a principios de este año había tenido una tasa de crecimiento de -4.9 por ciento, ahora se ha recuperado, creciendo a 0.4 por ciento, y que “tanto Morelos como Baja California vieron las ventas al mayoreo caer en el segundo trimestre del año en -6 por ciento y -3 por ciento, respectivamente”.

    A contra luz de lo que pasa en todo el resto del territorio nacional -que en conjunto tuvo un crecimiento económico de 1.9 por ciento-, Morelos con su -1.6 encabeza la lista de siete entidades con los peores índices: Baja California Sur -1.4 por ciento; Baja California Norte -1.3 por ciento; Sonora -0.8 por ciento; San Luis Potosí -0.7 por ciento; Tlaxcala -0.4 por ciento; y Tamaulipas -0.1 por ciento.
    Cabe destacar que la península de Baja California -en especial Baja California Sur- sufrió este 2014 los embates del huracán Odile, que paralizó prácticamente toda la actividad productiva y dejó daños por miles de millones de pesos.
    Mientras que Aguascalientes reportó un crecimiento de 8.6 por ciento, Zacatecas de 5.7, Guanajuato de 5.1, o Querétaro de 4.6 por ciento, para describir la economía morelense Viridiana Rodríguez utilizó la expresión “andan tropezando y avanzando hacia atrás”.
    Incluso algunos estados que de manera histórica pertenecen al grupo de entidades con mayor pobreza en el país y que a lo largo -por lo menos- de los últimos dos años han enfrentado circunstancias sumamente complicadas y relacionadas con la delincuencia organizada, lograron enfrentar el reto: Guerrero mostró un crecimiento del 4.3 por ciento y Michoacán del 4.1 por ciento

  4. En el contexto de lo que se dice en el articulo y con la clara intención de aportar elementos para construir un Morelos Con Paz la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en colaboración con el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia presento la semana pasada el “Atlas de la seguridad y violencia en Morelos, el cual se puede consultar y descargar en http://www.uaem.mx/atlasviolencia2014
    El Atlas sin duda confirma la afirmación de Juan Pablo García Moreno : “Algo pasa en Morelos. “

  5. Un detalle. El nombre del Rector de la UAEM es: Alejandro Vera Jiménez , y no Alejandro Vega como aparece en el articulo.

  6. Morelos solamente refleja lo que los libros de reputados economistas han comprobado: que la violencia, la inseguridad y muchos otros índices de bienestar social se desploman cuando hay gran desigualdad social. Durante años, Morelos atrajo a gente acomodada, quienes construyeron aquí sus casas de fin de semana con alberca, y muchos hasta se mudaron. Eso disparó la inflación localmente. Además se generaron muchos empleos de salarios bajísimos: cocineros, jardineros, sirvientas, etc, que atrajeron a gente pobre de estados circundantes. Esto hizo más patente que en cualquier otro lugar del país la gran desigualdad económica. Casas de cartón casi a un lado de mansiones, ¿qué esperaban? Y ahora que los ricachones se van, no sorprende el decrecimiento económico: se van y despiden a su personal. Cualquier persona que diga que va a solucionarlo con el uso de la fuerza pública está mintiendo. Se necesitan políticas públicas que reduzcan la desigualdad, y son pocas las herramientas que el gobierno estatal tiene a la mano para hacerlo, por desgracia. El presupuesto es reducido, llega etiquetado, etc. Lo que yo pienso que podría ayudarnos como sociedad es dejar de propiciar la segregación social: sus marchas clasemedieras superficiales, que quieren más seguridad pero no están dispuestas a pedir también por el pobre, a educarlo, a darle oportunidades, a cuando menos tratarlo bien, con respeto y no como si fuera pobre por tonto, o criminal, y recapacitar esa adoración y admiración estúpida al rico, como si el dinero significara una superioridad innata. Y ya, cambiamos esa forma de ver la vida y la vida nos va a cambiar.

  7. Realmente preocupante la actitud del gobierno del Estado, similar a la del gobierno federal, al asegurar que los ciudadanos casi casi nos imaginamos que la inseguridad crece. Muy bueno cuando más allá de las percepciones, los datos los desmienten.

  8. Lo más preocupante es que nuestros representantes en el congreso estatal no hacen nada ante la ola de comentarios que se hacen en contra del gobierno, es decir, nuestros diputados no nos representan siguen sus intereses y nada más. A quién deprendemos acudir los ciudadanos, si nuestras autoridades ejecutivas y legislativas no hacen nada? debemos acudir a organismos internacionales? o debemos tomar el poder?

  9. No termino de entender la propuesta de las “zonas económicas especiales”. se supone son regiones con minima regulación gubernamental y exenciones de impuestos. Siempre que alguien las recomienda, ponen de ejemplo a Hong Kong. PEro ¿no surgieron hong kong y el HSBC como el epicentro del contrabando de opio a china? ¿Que evitaria que las zonas economicas especiales fueran usadas por el narcotrafico para limpiar sus ganancias, o por grandes empresas para evadir impuestos?¿o para evadir los derechos laborales de los empleados moviendo su domicilio fiscal a esas zonas y utilizando la subcontratación en regiones fuera de la zona economica especial?