La nueva eugenesia

Kaputt es un término coloquial, tomado del alemán. Significa, de acuerdo con los diccionarios de la lengua alemana, roto, destrozado, reventado y destruido. Kaputt, solemos decir cuando consideramos que un hecho o situación ha finalizado. Kaputt implica punto final. En el rubro humano, en incontables vericuetos —sobre todo aquéllos en los que prevalece el Mal—, Kaputt es una entelequia. Ya lo dijo Kant: el Mal está determinado ontogénicamente. Algún día los genetistas confirmarán la hipótesis del filósofo alemán: descubrirán el gen o los genes del Mal.

Ilustración: Sergio Bordón
Ilustración: Sergio Bordón

La eugenesia moderna nada tiene que ver con la eugenesia ejercida en el siglo XX en diversas naciones, entre ellas México, Brasil, y Estados Unidos; durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes la popularizaron y la llevaron a cabo con la anuencia de diversos países.

Galton, creador del término eugenesia: “nacer bien” (1883), no ha muerto; su doctrina nunca desaparecerá “del todo”. En la actualidad vivimos una nueva forma de desprecio a subgrupos humanos, como son los refugiados, migrantes sin deseos de migrar, desplazados y apátridas. En 2021, diversas organizaciones, entre ellas la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, calcularon que aproximadamente 84 millones de personas han abandonado sus hogares. Aunque desconozco si existen estudios pormenorizados sobre la situación, apuesto a que el futuro de la inmensa mayoría de estos grupos es el no futuro. No existe palabra ni término adecuado para explicar lo que sucede con estas congregaciones. Sinrazones sobran: guerras, pleitos fratricidas, terrorismo de Estado, fanatismo y violación de derechos humanos son causas subyacentes.

Uno de los orígenes de la eugenesia grupal moderna es el darwinismo social, “término aplicado a los conceptos biológicos de la selección natural y a la supervivencia del más apto”. La economía, la política y la sociología eran —y son— referentes obligados cuando se habla de supervivencia individual y grupal. El darwinismo social sigue vivo. Andado el siglo XXI, injusticia social, guerras sin fin, miseria, sesgo en la aplicación de los derechos humanos, fanatismos religiosos y falta de empleo son tierra fértil para la “nueva eugenesia”. Problemas “vivos” sin control como la pandemia de covid-19, los estragos debido al cambio climático o a la pobreza son también causas subyacentes de la movilidad no deseada de grandes grupos humanos.

From Small Beginnings es un grupo creado en 2020 cuyo fin es detener y detectar cualquier manifestación proeugenesia. El título proviene de las reflexiones de Leo Alexander (1905-1985), psiquiatra de origen judío quien fungió como asesor médico durante el Juicio a los Médicos, embrión de los Juicios de Núremberg. Las palabras de Alexander: “Independientemente de la magnitud de los crímenes, es evidente para todos los que hemos participado en la investigación, que todo empezó por pequeños comienzos (small beginnings)”.

From Small Beginnings combate todo tipo de eugenesia, tanto a nivel personal —esterilizaciones forzadas— como científico —tecnologías reproductivas y modificaciones genéticas—, y busca reflexionar y opinar sobre las políticas de inmigración y su repercusión en el amplio mundo de refugiados y desplazados. La finalidad de From Small Beginnings, cuya página se encuentra en internet, es construir un futuro antieugenésico.

Las condiciones del mundo contemporáneo —dominadas por covid-19, miseria, migraciones; Putins, Trumps, Bolsonaros, Xi Jinpings, Maduros, Ortegas y una horrenda y larga lista de políticos infames; así como tecnologías biomédicas imparables que poco se detienen a cavilar en los linderos de la ética— conllevan dosis no soterradas de eugenesia. Organizaciones como la mencionada y voces públicas son imprescindibles para evitar el crecimiento de la eugenesia. Decir Kaputt no basta. Opinar e inmiscuirse es necesario.

 

Arnoldo Kraus
Profesor en la Facultad de Medicina de la UNAM. Miembro del Colegio de Bioética A. C. Publica cada semana en El Universal y en nexos la columna Bioéticas.

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2022 Julio, Bioéticas

4 comentarios en “La nueva eugenesia

  1. La eugenesia moderna se vuelve más moderna en el tiempo, la inteligencia artificial que tanto es impulsada contribuirá a su sofisticación, los contrapesos son muy pocos, perdón por mi pesimismo.

    1. Agustín, respondo con retraso: soy amante del escepticismo, así que comparto esa manera de ver la vida. Dicen que un pesimista es un optimista bien informado.
      Saludos y gracias,
      Arnoldo Kraus

  2. Cómo inmiscuirse ante tanta pobreza y desamor al otro ser humano ?
    Esa es la pregunta más dura ante su magnífico artículo .
    Gracias , por cierto se le extraña mucho leerlo en el blog semanal que tanto nos hace reflexionar.
    Saludos

  3. Gracias, como siempre Claudia. Pue si, el reto es comprometerse.
    Abrazo,
    Arnoldo Kraus
    PS Pronto regreso a mi blog,

Comentarios cerrados