A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

En marzo de 1996 le explicaron al escritor Adolfo Bioy Casares que se trataba de dar una conferencia vía internet (Clarín Digital) y que era la primera vez en la Argentina que un medio periodístico organizaba una conferencia de ese tipo. Después de indicarle que personas conectadas por internet le harían preguntas y él tendría que hablarle a una computadora, empezaron, por fin, alrededor de las siete de la tarde.

Le preguntaron cómo pensaba que afectaría a la literatura en los próximos años el cambio en las comunicaciones que estábamos viviendo: “Todavía no tengo muy claro qué quiere decir esto de internet, así que no tengo la menor idea del efecto que pueda tener en la literatura. Pero parece que va a tener una influen-cia espléndida, ¿no?”, fue su respuesta. ¿Y cómo se sentía ante una máquina que le hacía preguntas? “Bueno, trato de sobreponerme. Yo he inventado máquinas, pero han sido invenciones falsas, puramente literarias. Esto me asombra…”. Ya sobre el final de la larga sesión, alguien quiso saber con qué se quedaría si tuviera que elegir entre sus ilusiones y sus recuerdos: “Con mis recuerdos, porque son más humanos que mis ilusiones”.

Fuente: Silvia Renée Arias, Bioygrafía. Vida y obra de Adolfo Bioy Casares, Tusquets Editores, 2016.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.