A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

El presidente López Obrador ha duplicado la apuesta por el papel del Ejército dentro de su administración. En lugar de regresar a los cuarteles, los militares ahora están a cargo de tareas que antes correspondían a distintas instituciones. No sólo patrullan las calles, también construyen hospitales, entregan medicinas y vigilan puertos. Como en el dicho popular: los vemos hasta en la sopa.

¿Qué hay detrás de la nueva relación entre el gobierno y el Ejército? A lo largo de este dosier siete autores ensayan algunas respuestas. Fernando Escalante busca en la narrativa oficial cómo se ha definido al Ejército mexicano para advertir sobre la falacia de que son pueblo y subraya su acostumbrada falta de transparencia. Jorge Andrés Castañeda Morales y Ricardo Alvarado Andalón se concentran en el protagonismo de las Fuerzas Armadas en años recientes: presupuesto, cargos en el gobierno, atribuciones. Estefanía Vela Barba y Laura H. Atuesta revelan cómo afecta a las mujeres la militarización de la seguridad pública. Catalina Pérez Correa muestra el reflejo de las fuerzas de seguridad ante el espejo de los derechos humanos. Jorge Javier Romero Vadillo hace un recuento histórico de la cercanía de los militares con la presidencia.


No es el pueblo

Fernando Escalante Gonzalbo

El protagonismo militar

Jorge Andrés Castañeda Morales • Ricardo Alvarado Andalón

Las dos guerras

Estefanía Vela Barba • Laura H. Atuesta

Cuando los ciudadanos se vuelven enemigos

Catalina Pérez Correa

Los militares nunca se fueron

Jorge Javier Romero Vadillo

Ilustración: Víctor Solís

 

2 comentarios en “Hasta en la sopa

  1. En tiempos de corrupción, se debe hacer acopio de las mejores opciones y ser respetuosos y observadores de dichas acciones.

    • Ser respetuoso como en no cuestionar? Como en tiempo del PRI a este gobierno lo le gusta que lo cuestiones. Por cierto las tareas asignadas al ejercito son incontistucionales.