Un chiste polaco de la década de 1970: dos perros en direcciones opuestas cruzan la frontera entre Polonia y Checoslovaquia. “¿Por qué vas a Checoslovaquia?”, pregunta el perro checo. “Quiero comer”, responde el perro polaco. “Y, tú, ¿por qué vas a Polonia?”. “Quiero ladrar”, dice el perro checo.

Ilustración: Gonzalo Tassier

Fuente: Robert Darnton, Censores trabajando. De cómo los Estados dieron forma a la literatura. Traducción de Mariana Ortega. FCE, México, 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.