Para entender por qué necesitamos la transición energética

¿Cómo se calcula el precio de la energía como llega a su casa? Es sencillo, primero se suman una serie de conceptos:

Generación, transmisión, distribución, el costo operativo del Centro Nacional de Control de Energía y el costo administrativo que lo lleva el suministrador, ya sea de servicios básicos o calificados.

En algunos casos de contratos grandes se paga de forma distinta la distribución, en función de la capacidad contratada. ¿Por qué? Pues si usted requiere que algún momento del día más energía, el cable que necesita es más grueso y no solo el cable, sino la infraestructura que se requiere para surtir toda esa energía y se cobra por eso aunque solo use esa cantidad en cinco minutos del día. Pero esa es otra historia.

El costo variable más importante es el de generación: ¿cómo se determina?

Primero, el costo dependerá de la tecnología y el costo de combustibles, básicamente.

Si no usa combustibles, como las renovables, elimine ese costo del cálculo. Por eso las renovables son en general más baratas.

Pero bueno, no se pone a operar a todos los generadores al mismo tiempo. Para darnos una idea, el año pasado (el último que se publicó un PRODESEN como fuente confiable) se tenían alrededor de 75 GW de capacidad instalada de generación. Deben de andar ahorita por los 80. Pero el consumo de energía del país rondó los 45 GW promedio. Entonces, ¿quién y en que momento genera? Es ahí donde opera lo que conocemos por despacho.

La energía proveniente de fuentes renovables se recibe primero, como eólica y solar. Cuando se requiere mayor capacidad se despacha el siguiente hacia arriba en costos, que puede ser ciclo combinado y se les paga a los renovables y al ciclo combinado el costo más alto.

Pero si la capacidad que generan ellas no es suficiente para atender la demanda, habrá de entrar un nuevo generador con un precio más alto y a todas se les paga al mismo precio por unidad de energía generada. Mientras más renovables haya para satisfacer la demanda, menos entran otras más caras y el costo de la energía baja.

Ilustración: Raquel Moreno

Pero hay también otras complicaciones. Recordemos que no hay leyes retroactivas y que existen una serie de contratos anteriores, llamados legados. Esos legados heredan costos previos a la propia reforma energética y son producto de contratos viejos, tecnología vieja incluso, pero deberán seguir despachándose conforme el contrato, incluyendo costos. Aquí algo importante de señalar: los primeros contratos, del siglo pasado de eólicos, son caros. Fueron proyectos de CFE cuando iniciaba la tecnología. El costo ahora de las renovables es bastante menor (menos de la mitad de un ciclo combinado… y bajando).

Esos precios, aunque puedan ser distintos y más altos que los costos actuales, se deben respetar por ley y tendrá una influencia, muchas veces desafortunada, en el costo de la energía actual.

¿A quién le conviene que se mantenga en operación el generador más caro? Curiosamente a los generadores de energía renovable que están en el mercado, pues recibirán un pago mayor por su energía. ¿Quién necesita que haya más renovables? Usted y yo, que mientras más renovables haya, menos se requerirán generadores caros y por tanto el costo de la energía tenderá a bajar.

Y el mejor ejemplo es la diferencia entre el precio de la energía (conocido como Precio Marginal Local y su promedio máximo que se dio en el año pasado contra el actual). Este precio pasó de máximos de 3,500 a 2,200 pesos, según reportes del Monitor Independiente del Mercado, disponibles aquí.

¿Por qué se dio esto? Porque generadores que ganaron contratos en las Subastas de Energía Eléctrica de Largo Plazo se instalaron, entregaron y cobraron a precios más bajos que los generadores que ya estaban.

Con esto buscamos hacer ver que no hay subsidios a las renovables. Esa energía se recibe y paga a los costos de Mercado, igual que el gas u otros generadores. La tecnología es ahora tan barata que resulta deshonesto compararlas con generadores limpios viejos, pero es parte de la retórica que se ha usado para desvirtuar y mentir sobre el costo de la energía renovable.

 

Víctor Florencio Ramírez Cabrera
Vocero de la Plataforma México Clima y Energía.

*Nota al pie: quiero agradecer a Paul Alejandro, de Ombudsman Energía Mexico, por las aportaciones para realizar en conjunto este texto. Cómo parte de su función, lo elaboramos para explicar al usuario de energía cómo funciona el sistema y por que requieres más renovables y nuevas.

 

Un comentario en “El costo de la energía en la red mexicana

  1. Muy clara explicación de como funciona el mercado y como se “despacha” la energía, he seguido sus columnas y me parece que son muy didácticas y útiles, sobre todo en tiempos donde abunda la información poco clara, me gustaría saber su opinión acerca de las restricciones de la red de transmisión en la integración de renovables, estoy pensado en el caso de Baja California Sur donde el desplazamiento de inercia y las intermitencias de los renovables meten en serios problemas de estabilidad de frecuencia al sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.