Los cachorritos se ponen más bonitos al cumplir las ocho semanas; los vendedores de perros los ponen a rebaja poco después. Cruel, pero cierto. Un estudio (primavera, 2018) de la Universidad de Arizona deja ver que los perros más atractivos para las personas tienen entre seis y ocho semanas de edad. Se explica: el momento en que las perras dejan de alimentar a sus cachorros es alrededor de la octava semana; luego de eso los cachorros dependen absolutamente de los humanos para sobrevivir. (Los cachorros sin cuidado humano enfrentan tasas de mortalidad de hasta un 95 por ciento en su primer año de vida.) La lindura canina se dirige únicamente a los humanos, y su despliegue estratégico no se limita a los cachorros. En 2017 en el Reino Unido un estudio sobre perros entre uno y doce años de edad reveló que las mascotas con mucha probabilidad alzaban las cejas y sacaban la lengua cuando los humanos los estaban viendo, dejos visuales que les dan a los caninos más grandes un aire de cachorros. Otra investigación dejó en claro por qué los perros buscan llamar nuestra atención de esa manera. Se ha descubierto que la oxitocina, la “hormona del amor”, se dispara entre los perros y sus dueños luego de mirarse a los ojos, iniciando el mismo círculo de retroalimentación que existe entre las madres humanas y sus bebés. En otras palabras, mientras los perros más logren que los miremos, más apegados a ellos nos tienen.

 

Fuente: The Atlantic, noviembre 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.