Tras la victoria de Donald Trump en la elección presidencial del 8 de noviembre, ha surgido gran incertidumbre en Estados Unidos y el mundo. Mucho se especula y poco se sabe sobre qué clase de presidente será Trump, cuáles serán sus políticas y quiénes lo asesorarán una vez que asuma la presidencia el 20 de enero.

Por parecernos de interés periodístico, y dada la cantidad de información que surge de este tema, en nexos decidimos abrir este espacio, que se irá actualizando constantemente. La idea es recopilar, resumir y compartir información y lecturas sobre lo que sucede durante este período tan turbulento. Esperamos que este material sirva para poder comprender no sólo qué le depara la presidencia de Trump a Estados Unidos, sino también a México y al mundo.

Este espacio está organizado de manera cronológica a la inversa: las actualizaciones más recientes —todas marcadas con la fecha y hora en la que se hicieron— aparecerán en la parte superior. Cada actualización tendrá un hipervínculo a la lectura de donde proviene, así como el idioma en el que está escrito el texto original. En la sección de comentarios pueden agregar lecturas a las que sugerimos aquí.


2 de diciembre, 6:30 PM. Hace una hora, el Financial Times publicó en su sitio que el presidente electo Trump había hablado por teléfono con la presidente de Taiwan, Tsai Ing-Wen. Trump, de hecho, ya ha hablado con varios jefes de Estado en las últimas semanas.

Pero la situación de hoy es distinta. Taiwan no tiene relaciones oficiales con Estados Unidos desde 1979, puesto que China no lo reconoce como país independiente, sino como parte de su territorio. La política de Estados Unidos en este caso siempre ha sido cuidadosa, al grado de que en cuatro décadas ningún presidente o presidente electo había hablado de manera oficial con su homólogo taiwanés.

Esto puede generar un gran problema en las relaciones entre Estados Unidos y China, ya que el gobierno de Xi Jinping puede verlo como una afrenta. En el mejor de los casos, lo dejará pasar.

Pero, como dice una reportera de The New York Times , eso quiere decir que la mejor situación sería que China no se tomara en serio a Trump.

En el peor de los casos, Trump puede haber generado un conflicto diplomático antes de tomar posesión.

1 de diciembre, 5:00 PM: The Washington Post reporta que Trump ha elegido al General en retiro James Matthis como secretario de Defensa. A Matthis se le apoda “Mad Dog”, o “perro loco”, y hasta hace cuatro años era el responsable de gran parte de las operaciones militares de Estados Unidos en Medio Oriente. Matthis, también conocido como “Warrior Monk”, o “monje guerrero”, tiene una amplia carrera militar y será quizás la elección menos controvertida del gabinete. De hecho, fue comandante supremo de la OTAN, entre otras.

Asimismo se le da crédito por haber convencido a Trump, en una sola conversación, de que no debería torturar a sus enemigos.

Sin embargo, la confirmación de Matthis todavía no está planchada. Existe una ley federal que establece un período de siete años de retiro para que un militar pueda acceder al puesto de secretario de Defensa.

30 de noviembre, 5:30 PM: Donald Trump ha concentrado sus esfuerzos durante la transición en negociar con compañías estadunidenses para evitar que muden su producción a México. Como comentábamos hace unos días, se colgó la medalla de evitar que Ford cerrara una planta en Kentucky para cambiarla a México, a pesar de que esto no era cierto.

Hoy, en cambio, sucedió algo un poco más grave y más complicado. Carrier, compañía especializada en refrigeración, estuvo en pláticas con Trump durante el fin de semana de Thanksgiving para no cerrar su planta de Indianápolis, donde trabajan cerca de 1,400 personas. La idea original de la compañía era enviar los trabajos a una nueva planta en Santa Catarina, Nuevo León, que abrirá en marzo.

Según el gobierno del estado, Carrier mantiene su intención de abrir la planta, aunque no ha dicho nada al respecto en los últimos días. De hecho, Carrier  ha invertido cerca de 200 millones de dólares en el nuevo proyecto. (Expansión, en español.)

Lo complicado de la negociación con Carrier es lo siguiente. En primera, no se conocen los términos en los cuales se manejó; es decir, qué ofreció Trump y qué pidió la compañía. Algunos medios dicen que el estado de Indiana –del cual todavía es gobernador Mike Pence, vicepresidente electo– ofreció incentivos fiscales para que la compañía no se mudara. De ser cierto esto, las compañías estadunidenses ahora tienen una muy buena palanca para negociar con el gobierno: amenazar con irse resultará en beneficios. En segunda, también se habla de que Trump pudo haber amenazado a la compañía al decirles que no les otorgaría contratos gubernamentales si se iban del país. (Vanity Fair, en inglés.)

Sea cual haya sido la estrategia, el primer perdedor es Nuevo León. En el mejor de los casos, Carrier abrirá la planta en México, pero con una inversión menor a la esperada.

29 de noviembre, 5:30 PM: Reuters adelanta que Steven Mnuchin será el secretario del Tesoro del próximo gobierno, el equivalente del secretario de Hacienda mexicano. Mnuchin, un millonario de 52 años, hizo su fortuna como socio de la financiera Goldman Sachs.

Trump se pintó a sí mismo durante la campaña como anti-establishment y describió una y otra vez a Hillary Clinton como la amiga número uno de los grandes bancos . Hoy, una vez más, demuestra que lo que se dice con miras a ser elegido y lo que se hace una vez que se obtienen los votos son cosas completamente distintas.

29 de noviembre, 10:35 AM: Actualización sobre la teoría de los tuits de Trump. La reportera Katherine Faulders, de ABC, dice que el tuit sobre la quema de banderas sucedió mientras la cadena de televisión Fox News transmitía un reportaje sobre… la quema de banderas.

Así que la teoría dos parece la más probable: Trump tuitea sobre lo que está viendo, no para distraer.

29 de noviembre, 10:00 AM: Un artículo interesante hoy en The Washington Post (en inglés). ¿Qué proceso sigue Trump para entrevistar a sus posibles asesores? Parece que uno no muy complicado: la mayoría de sus entrevistados son analistas de televisión. No es descabellado pensar que los está eligiendo porque son las personas que conoce. El Post recuerda algo fundamental: cuando se le preguntó hace unos meses cómo se asesoraba en temas militares, Trump respondió que veía los programas de análisis en televisión. Será por eso que ahora busca asesores del medio.

29 de noviembre, 9:25 AM: Anoche el presidente electo Trump volvió a Twitter, ahora a pelearse con CNN. Para hacerlo, le dio retuit a sus seguidores, entre ellos un adolescente de 16 años. El motivo, según Trump, es que CNN siempre estuvo del lado de Hillary Clinton y nunca le dio cobertura justa a su campaña. Dejemos de lado que esto no sea cierto –basta decir que Cory Lewandowski, exjefe de campaña de Trump y ahora su asesor, cubrió la última parte de la campaña para CNN, siempre en defensa de su exjefe–, lo interesante ahora es la discusión en medios sobre qué significan los tuits de Trump. Según Matt Yglesias de Vox (en inglés), los tuits de Trump son una distracción. Y puede que tenga razón. Al día de hoy no sabemos cómo funciona el cerebro del presidente electo, pero sus peleas a través de Twitter –hoy en la mañana sugirió que la gente que queme una bandera estadunidense pierda la ciudadanía, a pesar de que la Suprema Corte de Estados Unidos protege la quema como parte del derecho constitucional a la libertad de expresión– coinciden con las publicaciones de reportajes importantes sobre sus negocios. En estos días, The New York Times (en inglés) publicó un extenso reportaje sobre la complicada red de intereses que tiene Trump en todo el mundo, y qué efectos tendría la presidencia de Trump sobre ellos. Al mismo tiempo que Trump tuiteó lo de la quema de banderas, The Wall Street Journal publicó un texto sobre los posibles conflictos de interés de su yerno, Jared Kushner.

Dos teorías: 1) En efecto se trata de una distracción. Trump sabe cómo jugar con los medios de comunicación. Si hay una historia que no quiere que se lea, utilizará su Twitter y dirá cualquier cosa escandalosa que le venga a la mente, porque sabe que a la prensa le trae muchos clicks.

2) Otra opción es que la teoría de los tuits es darle mucho crédito a Trump. La cobertura electoral mostró que el presidente electo tiene poco interés en temas sustanciales, y que se distrae con suma facilidad. En una de ésas, sus tuits sólo son eso, tuits. Son las cosas que en verdad le importan a Trump.

Cualquiera que sea, el resultado es preocupante.

28 de noviembre, 8:10 PM: Varios periódicos estadunidenses reportan que Tom Price será el secretario de Salud del nuevo gobierno. Price, cirujano ortopédico originalmente, es diputado por Georgia desde hace 11 años y presidente de la comisión de presupuesto de la Cámara de Representantes. ¿Qué se puede esperar de él? Desde 2010, cuando Barack Obama implementó la política que coloquialmente se conoce como Obamacare, Price ha estado en contra. Una de las principales promesas de campaña de Trump fue eliminar el decreto, cuyo propósito era expandir la cobertura de seguro médico a personas que no lo tuvieran. De confirmarse la selección de Price, quedaría más claro que Trump en verdad busca eliminar las políticas de la última administración. Asimismo, Price está en contra de todo tipo de aborto, incluso en caso de emergencia. (The Atlanta Journal-Constitution, en inglés.)

28 de noviembre, 9:30 AM: Este jueves fue Thanksgiving en Estados Unidos, por lo que el fin de semana no hubo mucha actividad política más allá de los tuits del presidente electo.

Del equipo de Trump salieron rumores de que Mitt Romney, candidato presidencial republicano hace cuatro años y crítico de Trump, estaba en la lista para ser secretario de Estado, pero con una condición: se tendría que disculpar públicamente para ser tomado en cuenta. (The Hill, en inglés.)

Hoy por la mañana se anunció que Trump tendría una entrevista con otro candidato al puesto, David Petraeus. Petraeus, un general retirado, fue director de la CIA de 2011 a 2012, cuando tuvo que renunciar por una relación extramarital. (Bloomberg, en inglés.)

Lo que más llama la atención de que se considere a Petraeus es qué sucedió durante su relación extramarital: Petraeus le filtró información clasificada a su amante a través de correos electrónicos en una cuenta de Gmail. Recordemos que durante la campaña de este año, medios y candidato republicano se enfocaron obsesivamente en los correos electrónicos de Hillary Clinton y su mal manejo de información clasificada.

De elegir a Petraeus para el puesto, Trump estaría dando una cachetada en la cara a sus votantes.

27 de noviembre, 3:30 PM: Ayer, sin hacer un anuncio oficial, miembros del partido demócrata se sumaron a la campaña de Jill Stein, candidata del Partido Verde, para pedir recuento en los tres estados que determinaron el resultado de la elección.

Esto claramente no gustó a Stein, que basó gran parte de su campaña en decir que Clinton y Trump eran lo mismo.

Pero a quien más molestó fue a Donald Trump. El presidente electo, que lleva personalmente su cuenta de Twitter, lleva dos días quejándose del tema, y recordándole a Clinton el escándalo que hizo cuando Trump dijo que no reconocería los resultados.

Como ha sido costumbre con Trump, ha dedicado mucho tiempo al tema, y cada tuit ha sido en un tono más enojado.

Uno de los últimos agrega una grave acusación hecha tal vez a la ligera, de ésas que el presidente hizo durante campaña pero que ahora adquiere otra dimensión: Trump dice que hubiera ganado el voto popular –que según los últimos conteos perdió por dos millones– si “millones de personas” no hubieran “votado de manera ilegal”.

26 de noviembre, 10:00 AM: La primera gran muerte en la época de Trump. Así respondió:

24 de noviembre, 10:10 AM: Hace un par de días mencionábamos que un grupo de activistas se había reunido con la gente de Clinton para pedirle que impugnara la elección. El equipo de campaña de Clinton no dio señales de hacerlo; ahora es Jill Stein, la candidata del Partido Verde quien busca que se vuelvan a contar los votos. Stein abrió un sitio en el que pide dinero para fondear abogados y gastos necesarios para el recuento en tres estados: Michigan, Pensilvania y Wisconsin, los tres que le darían la presidencia a Clinton. En menos de 24 horas ha reunido dos millones y medio de dólares, el mínimo necesario. Por lo tanto, parece que habrá recuento. (La nota completa en The Boston Globe, en inglés.)

Sin embargo, un recuento no garantiza que el resultado cambie. De hecho, en un artículo bastante informativo de Buzzfeed News (en inglés) hay una buena explicación sobre por qué Trump en verdad ganó Wisconsin y Pensilvania. Uno de los argumentos que esgrimen los activistas es que la posibilidad de fraude se dio en sitios donde el voto es electrónico: en Wisconsin, por lo menos, no hay posibilidad de fraude electrónico, ya que las boletas se llenan a mano. Para que se revirtiera el resultado de la elección, Clinton tendría que ganar los tres estados que ahora pelea Stein.

24 de noviembre, 9:50 AM: Primera mala noticia para los esfuerzos a favor de reducir el calentamiento global. The Guardian reporta que Trump eliminará toda la investigación de la NASA sobre este fenómeno, al considerar que se trata de “ciencia politizada”. El dinero que antes se invertía en el departamento de Ciencias de la Tierra ahora se ocupará en investigación espacial. Bajo Obama, el presupuesto para la NASA sobre cambio climático aumentó dos mil millones de dólares el último año.

Hoy nuestro blog de datos, Paréntesis, publica un contrafactual interesante: “El mundo que pudo ser” en caso de que Hillary Clinton hubiera sido elegido presidente.

23 de noviembre, 8:30 PM: Donald Trump ha rechazado casi la totalidad de los reportes diarios de inteligencia a los que tiene acceso como presidente electo. Así lo reporta el Washington Post en una nota en donde menciona que Trump sólo se ha reunido en dos ocasiones con miembros de la comunidad de inteligencia. El reporte diario presidencial, o Presidential Daily Briefer, contiene la información más reciente recabada por las 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos. Además del presidente en funciones, se le ha entregado a los presidentes electos desde que Richard Nixon ganó las elecciones. El Post cita a Michael Morell, ex subdirector de la CIA: “El presidente electo está desaprovechando una oportunidad de oro para aprender sobre las amenazas a la seguridad nacional y los retos que la nación enfrenta”. Añade: “Es información que sería invaluable tener para cuando tome posesión y tenga que entrar por primera vez a la sala de situaciones”. En contraste con Trump, el vice presidente electo Mike Pence sí se ha reunido prácticamente todos los días con oficiales de la comunidad de inteligencia. (en inglés.)

23 de noviembre, 5:30 PM: Comienzan las primeras señales de turbulencia para el gobierno mexicano en temas de comercio. Por un lado, aunque Hacienda mantiene una previsión de crecimiento del 3% para 2017, los analistas de Citigroup estiman que en realidad será menor al 2%. En un artículo titulado “Wall Street Says Mexican Government Downplaying Trump Threat”, o “Wall Street dice que el gobierno mexicano subestima la amenaza Trump”, el sitio de Bloomberg dice lo siguiente: “Mexico’s government and the analysts who cover the economy have never been further apart on their growth expectations. It’s essentially a disagreement on how much concern Donald Trump presents.” En pocas palabras, gobierno y analistas no se ponen de acuerdo en qué esperar de Trump respecto a México.

Por el otro, el Wall Street Journal reporta que Wilbur Ross Jr., quien fungió como asesor de Trump en temas económicos durante la campaña, será el nuevo secretario de Comercio. Ross, de 78 años, se especializa en comprar compañías quebradas y volverlas rentables, lo que no suena mal. El problema: es una persona muy crítica del Tratado de Libre Comercio.

De hecho, Ross envió una carta al propio WSJ en octubre de este año: “Trump tiene razón. El TLC ha sido una gran pérdida para Estados Unidos”, se titulaba.

23 de noviembre, 2:00 PM: Dice el dicho que a caballo regalado no se le ve el diente. Pues bien, Cementos Chihuahua, una cementera mexicana, dice que estaría dispuesta a construir el nuevo muro fronterizo. “No podemos ser selectivos. Tenemos que respetar a nuestros clientes en ambos lados”, es la justificación que dan. La nota completa en El País.

23 de noviembre, 1:50 PM: Segundo anuncio del día del equipo de Trump. La multimillonaria Betsy DeVos es su elección para llevar Educación. DeVos, exlideresa de los republicanos en Michigan, llega al gabinete de Trump con la intención de luchar por el programa de vouchers, o cupones para que los niños estudien en escuelas privadas.

Esta semana, nuestro blog de educación publica un texto que sirve muy bien para entender qué hará el nuevo gobierno estadunidense respecto a ese tema: “La educación según Donald Trump: privatización, desregulación e incertidumbre“.

DeVos todavía debe ser confirmada por el Senado.

23 de noviembre, 10:20 AM: Una pregunta que nadie se ha hecho hasta ahora y habría que tomar en cuenta. ¿Pueden ser blancos de terrorismo las torres con el nombre de Trump? Estambul, Bombay, y en el futuro Arabia Saudita, son lugares donde el apellido Trump aparece en letras doradas en fachadas de edificios.

La idea no es descabellada: la campaña de Trump fue muy anti-musulmana, al grado de que cuando triunfó, ISIS celebró como si hubiera ganado su candidato. (Salon, en inglés.) La victoria de Trump reivindicó su discurso: Estados Unidos busca una guerra en contra de su religión.

A pesar de que Trump no es dueño de muchos de estos edificios –las desarrolladoras pagan por utilizar su nombre–, el propósito de atacar una torre con el nombre de Trump sería, en palabras de Brian Michael Jenkins, experto en temas de terrorismo: “[…]violencia simbólica y los perpetradores no están buscando una guerra económica contra su objetivo. Lo que buscan es un lugar que llame la atención y los ayude a expresar su mensaje”. (McClatchy, en inglés.)

23 de noviembre, 10:00 AM: Nikki Haley, hasta ahora gobernadora de Carolina del Sur, será la embajadora del gobierno de Trump ante la Organización de Naciones Unidas. (El País, español.) La decisión de nombrar a Haley, a quien también se consideró para la Secretaría de Estado, resulta interesante por diversos factores. 1) Haley fue de las primeras críticas de Trump cuando anunció su candidatura presidencial y de hecho apoyó abiertamente a Marco Rubio en la primaria republicana. Para lo que se reporta en medios sobre el carácter del presidente electo, incluir en su equipo a alguien que estaba en contra es un paso positivo. 2) Haley es hija de inmigrantes de la India. Su nombre antes de casarse era Nimrata Randawha y creció como practicante de la religión sikh. 3) En el mundo de Trump dominan los hombres, salvo su hija Ivanka. Haley es la primera mujer con puesto oficial dentro de la nueva administración. 4) Aunque la ONU y el consejo de seguridad se han devaluado en los últimos años, vale la pena recordar que el consejo de seguridad fue donde Estados Unidos buscó, sin mucho éxito, convencer al mundo de que era necesario entrar en guerra contra Irak. No es imposible pensar que Haley juegue un papel importante en estos cuatro años dadas las posiciones de política internacional de Trump.

22 de noviembre: 7:15 PM: La Associated Press reporta que Donald Trump le ofreció la Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, Housing and Urban Development en inglés) al neurocirujano Ben Carson, quien fuera su contendiente en las primarias del Partido Republicano. Trump había tuiteado en la mañana que “lo estaba considerando seriamente”.

En un inicio se había especulado que Trump quería a Carson como secretario de Educación o como secretario de Salud, pero el neurocirujano le había respondido que no. El motivo, aseguró uno de los asesores de Carson, es que “sentía que no tenía experiencia en el gobierno […] Pedirle que maneje una agencia federal es demasiado”. (CNN, en inglés.)

Cabe resaltar que esa declaración es posterior a que Carson lanzara y mantuviera una campaña presidencial durante casi un año.

22 de noviembre, 6:50 PM: Los seguidores de Hillary Clinton no se han rendido. Un grupo integrado por un abogado electoral y el director del Centro de Computación de la Universidad de Michigan, entre otros, se reunió con John Podesta, el exdirector de la campaña de Clinton, la semana pasada. Según el grupo, hay evidencia para denunciar que en los tres estados más importantes para Clinton –Michigan, Pensilvania y Wisconsin– hubo manipulación en las máquinas de voto e incluso un posible hackeo.

No obstante, la demanda tiene muchas trabas por delante. Para pedir una investigación, el equipo de Clinton tiene cuestión de horas, dado que los períodos para solicitar un recuento en estos tres estados cierra el fin de semana. Más aún, como deja en claro el reportaje de la revista New York (en inglés) que presenta esta información, la propia Casa Blanca está en contra de que el equipo de Clinton litigue el resultado, para asegurar una transición pacífica.

Y, por si fuera poco, esto iría en contra de lo que la candidata repitió en la campaña: que, a diferencia de Donald Trump, ella sí aceptaría los votos sin importar el resultado.

22 de noviembre, 1:45 PM: Hace unos minutos concluyó la primera entrevista que Donald Trump le dio al New York Times, diario al que había acusado de darle una cobertura sesgada. A las 5:16 de la mañana de hoy, Trump había cancelado la reunión.

La entrevista aún no ha sido editada y estará disponible en las próximas horas. Sin embargo, varios miembros del equipo del New York Times la tuitearon en tiempo real. Ofrecemos algunos fragmentos sobresalientes:

Sobre su relación con la así llamada alt-right, Trump contestó:

Sobre sus intenciones de investigar a Hillary Clinton:

Al ser cuestionado sobre sus posibles conflictos de interés:

Sobre Steve Bannon, su nuevo estratega en jefe relacionado con Breitbart y sus conexiones con grupos nacionalistas blancos:

El resumen completo de la entrevista puede ser consultado aquí (en inglés.)

21 de noviembre, 9:35 AM: Un gobierno que ya entendió cómo se tiene que relacionar con la nueva administración estadunidense es el de Filipinas. Tan pronto ganó la elección Trump, Rodrigo Duterte, presidente filipino, nombró a un nuevo enviado especial en temas de comercio: José E.B. Antonio. No hay que decir mucho de él salvo que es el desarrollador de la Torre Trump que se construye actualmente en Manila. (La nota completa en NPR, en inglés.)

Lo comentábamos en entradas anteriores: el interés de Trump por desarrollar sus negocios personales se mantendrá igual o incluso aumentará durante sus cuatro años en la Casa Blanca. Sonará a mala broma, pero tal vez el gobierno mexicano deba considerar este ángulo para acercarse a Trump.

21 de noviembre, 9:10 AM: En su columna de hoy en El Universal, Carlos Loret hace un recuento puntual de cómo han reaccionado las secretarías mexicanas ante la victoria de Donald Trump. En resumen: la estrategia es que no hay estrategia, y el gobierno se encomienda a un milagro para que Trump no cumpla sus promesas de campaña.

Por un lado, puede que no estén del todo perdidos. Según reporta The Daily Beast esta mañana, la exjefa de campaña de Trump y ahora asesora, Kellyanne Conway, dijo en entrevista: “El presidente electo está pensando en muchas cosas distintas mientras se prepara para convertirse en el presidente de Estados Unidos, y las cosas que suenan como las de la campaña no son parte de ellas”. En pocas palabras: el equipo de Trump está tratando de vender la imagen de un personaje más moderado.

Pero, por otro lado, Matt Yglesias del sitio Vox reporta que Ronald Tenpas se acaba de sumar al equipo de transición de Trump en temas relacionados con el departamento de justicia –el equivalente a la PGR–. ¿Quién es Tenpas? Un abogado experto en temas de expropiación relacionados con el muro fronterizo.

20 de noviembre, 9:45 PM: Parece que la política presidencial de Estados Unidos se comunicará a través de Twitter. Dos tuits hoy lunes por la tarde en los que Donald Trump da a conocer dos posiciones importantes de su gobierno. La primera a raíz de que se le ha visto en reuniones con constructores y hombres de negocios en esta semana –para hablar de qué hará la compañía de Trump durante su presidencia–. Mucho se dijo durante la campaña sobre qué pasaría con las compañías de Trump, y el propio presidente electo dijo en su momento que crearía un blind trust, una especie de fideicomiso que manejarían sus hijos mientras él manejaba al país. Desde la elección ha pasado todo lo contrario. Su hija Ivanka ha estado presente en la reunión con el primer ministro de Japón, así como en la llamada con el presidente argentino. Pues bien, hoy Trump dice que “era bien sabido” desde antes de la elección que tenía propiedades por todo el mundo.
Algo hay que decir a favor del nuevo presidente: al menos es honesto. El tuit puede interpretarse como que no dejará de lado sus compañías, y seguirá haciendo negocios desde la Casa Blanca.

El segundo tuit también es muy importante. Trump usa una figura retórica que le sirvió muy bien en la campaña: habla de “muchas personas” para sugerir algo. En este caso dice que “muchas personas” quisieran ver a Nigel Farage como embajador del Reino Unido en Estados Unidos. Farage, como bien recordarán, fue el principal promotor del Brexit hace unos meses. Vemos, una vez más, muestras de qué presidente será Trump y cómo será su gobierno: conflictos de interés, así como injerencia en las decisiones de otros gobiernos. Todo a través de Twitter.

20 de noviembre, 6:50 PM: En un video de menos de tres minutos, que The New York Times describe como “estilo infomercial”, Donald Trump explica qué hará durante sus primeros 100 días. Lo primero será abandonar el TPP, o Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. No menciona nada del TLC ni del muro fronterizo con México. El mensaje central, y también parte de lo que prometió durante su campaña, es que “Estados Unidos irá primero”. Acá el video completo.

Actualización de la entrada anterior (12:50 PM): El vocero del gobierno de Argentina le dijo a la BBC que la historia publicada en La Nación es “absolutamente falsa”.

20 de noviembre, 11:45 AM: En Argentina,  La Nación reporta que Donald Trump, en calidad de presidente electo, le habría solicitado ayuda al presidente Mauricio Macri para autorizar la construcción de un edificio en “pleno centro de Buenos Aires”.  La torre “Trump Office Buenos Aires”, reporta en otra nota La Nación, comenzaría a construirse en julio de 2017. El proyecto, de 35 pisos y 47 mil metros cuadrados de construcción, tiene un presupuesto de 100 millones de dólares. Este es el más reciente caso de una larga lista de posibles conflictos de interés de la familia Trump. The Atlantic ofrece el recuento más actualizado de los mismos (en inglés.)

20 de noviembre, 11:00 AM: ¿Quién es Jared Kushner? El yerno de Donald Trump –esposo de su hija Ivanka– es la persona en la que más confía el presidente electo. De 35 años y dueño del periódico The New York Observer, Kushner tiene una historia muy particular. Su padre, Charles Kushner, es un desarrollador inmobiliario que pasó dos años en la cárcel por ejercer influencia indebida sobre un testigo, su cuñado. Kushner grande contrató a una prostituta (CNN, en inglés), se la envió al cuñado, los grabó y después lo chantajeó. La procuraduría federal se enteró de esto y consiguió que Kushner grande terminara tras las rejas. ¿Quién era el fiscal? Chris Christie, ahora gobernador de Nueva Jersey y hasta hace unas semanas jefe del equipo de transición de Trump. Kushner chico logró sacarlo de la jugada tan pronto pudo.
Sobre Kushner chico hay que decir lo siguiente: según sus profesores de preparatoria, y conforme al promedio de calificaciones que tenía entonces, sumado al bajo resultado que obtuvo en la prueba de admisión a la universidad, no tenía suficientes méritos para ir a una escuela de prestigio. Sin embargo, terminó en Harvard, que sólo aceptaba a uno de cada nueve aspirantes. ¿Cómo lo hizo? Según este reportaje de Propublica (en inglés), Kushner grande donó dos millones y medio de dólares al mismo tiempo que Kushner chico enviaba su solicitud de admisión.

19 de noviembre, 10:00 AM: Uno de los múltiples escándalos que han perseguido a Donald Trump es el de “Trump University”, una escuela que en realidad era un esquema piramidal. A los aspirantes se les daba una sesión de 90 minutos en la que se les prometía aprender los secretos de Trump para ser exitoso en bienes raíces. Mientras más pagaran, más aprenderían e incluso podrían llegar a conocer a Trump. La “universidad” resultó un fraude: ningún profesor estaba calificado y la enseñanza era nula. (Acá una explicación más completa, en inglés.) Enojados, varios estudiantes demandaron a la escuela. Durante la campaña, Trump dijo que jamás se arreglaría con ellos y que iría a juicio porque él siempre gana. Ayer… se arregló. Deberá pagar 25 millones de dólares por no cumplir con lo que prometió. Después se justificó en Twitter: “Lo malo de ganar la presidencia”, dijo, “es que no tuve tiempo de llevar y ganar el juicio”.

La senadora Elizabeth Warren, de las principales opositoras a Trump durante la campaña, tuiteó algo que explica lo extraño del asunto: “Es una situación sin precedentes que el presidente electo de Estados Unidos deba arreglar acusaciones de fraude antes de asumir el cargo”.

18 de noviembre, 11:25 AM: Anoche, dos tuits de Donald Trump. El primero para informar que la planta de coches Lincoln –propiedad de la Ford– se mantendría en Estados Unidos y no en México. El segundo para apropiarse el crédito: Trump dijo que trabajó muy duro para que la planta se quedara en Kentucky.
Un problema: Ford nunca tuvo intenciones de mudar la planta a México. (El Universal.) Otro problema: Ford igual va a abrir una planta en México, nada más no ésa. (CNN, en inglés.)

18 de noviembre, 9:20 AM: El sitio de transición del gobierno (llamado, apropiadamente, greatagain.gov) informa esta mañana que Trump ya eligió a su Attorney General, o Procurador General. Es Jeff Sessions, un senador de Alabama y de los primeros en apoyarlo públicamente cuando se postuló como candidato. ¿Quién es Sessions? Unos datos rápidos: lleva 20 años como senador y siempre, siempre, ha votado en contra de toda reforma migratoria. De hecho, incluso ha votado para restringir derechos a migrantes legales. La última vez que Sessions fue nominado a un puesto fue en 1986: lo propusieron para juez federal. En la audiencia de confirmación, al preguntársele su opinión sobre el Ku Klux Klan, dijo que “le caían bien hasta que se dio cuenta que fumaban marihuana”.
Aquí 10 cosas para entender quién es la propuesta de Trump para Procurador. (En inglés.)

17 de noviembre, 9:20 PM: Como comentamos hace unas horas, Donald Trump se reunió con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe. A la reunión asistieron el teniente general en retiro Michael Flynn, ahora asesor de seguridad nacional, Jared Kushner, yerno de Trump e Ivanka Trump, su hija. Nadie más. Flynn, quien fue nombrado hoy, se ha convertido en un personaje sumamente controvertido: participa como comentarista en RT, el canal de noticias  que patrocina el gobierno ruso. Asimismo, Flynn ha dicho entre otras cosas, que el miedo a los musulmanes “es racional”. (Liga en inglés.)

17 de noviembre, 5:50 PM: The New Yorker acaba de publicar una larga entrevista con Barack Obama, llevada a cabo en los días posteriores a la elección. El texto, firmado por David Remnick, editor en jefe de la revista, narra cómo vivió Obama la noche del 8 de noviembre y cómo tuvo que actuar después; por ejemplo, el día que recibió a Trump en la Oficina Oval y sus esfuerzos por explicarle la importancia del puesto, cosa que, por lo que se lee en el texto, el presidente electo todavía no asimila. Un texto largo que vale la pena leer con mucha calma. (En inglés.)

17 de noviembre, 3:35PM: Escribe Diego Castañeda, colaborador de nuestro blog Economía y sociedad, sobre los efectos del alza de la tasa de interés de Banxico: “Un aspecto importante que debemos tener en cuenta con el alza de tasa de interés es el efecto potencial sobre el crecimiento económico. Hoy en día, el crecimiento económico es impulsado en mayor medida por el consumo interno y en menor medida por las exportaciones. Dicho consumo interno depende parcialmente del acceso al crédito. Una tasa mayor limita el crédito disponible y encarece el pago de las deudas. Igualmente, en los hogares, el resultado será un menor ingreso disponible para consumir en el futuro. Por ello se puede esperar una menor tasa de crecimiento en la economía mexicana el próximo año”. El texto completo puede leerse aquí.

17 de noviembre, 2:30 PM: Hace una hora, el Banco de México anunció que modificará su tasa de interés en respuesta a la elección de Trump. La tasa pasará de 4.75% a 5.25%. Para explicar esta decisión, nexos publicará un análisis en las próximas horas. Mientras tanto, la nota en Milenio.

17 de noviembre, 1:10 PM: El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, será el primer mandatario en reunirse con Donald Trump como presidente electo. Para Abe la prioridad de la reunión, según reporta The Guardian, es obtener garantías sobre el compromiso de la administración de Trump con la seguridad de Japón, un aliado estratégico de Estados Unidos. A la incertidumbre sobre la posición de Trump respecto a Japón se le añade que, según reportó el New York Times, el equipo de transición no se ha puesto en contacto ni con el Departamento de Estado ni el de Defensa, donde esperaban actualizar al presidente electo antes de su reunión con Abe. (Ambos textos en inglés.)

17 de noviembre, 11:30 AM: The Washington Post publica una lista bastante amplia y muy útil de todas las personas que se han mencionado como posibles miembros del gabinete de Trump. La lista incluye datos biográficos de cada persona y por qué está conectada con el puesto. (En inglés.)

17 de noviembre, 9:45 AM: Una frase que se utiliza mucho en Estados Unidos es politics as usual, o “la política como siempre”. Algo que sucede desde la elección de Donald Trump es que ya no hay tal. Por ejemplo, en su llamada telefónica con Theresa May, la primer ministro del Reino Unido, Trump se despidió diciendo “si va a viajar a Estados Unidos, avíseme”. (The Guardian, en inglés.) Pero quizás algo más importante, y de lo cual hablaremos en siguientes actualizaciones, es la “normalización” de lo no-normal. Acá un tuit que resume la manera en que Trump, por decirlo amablemente, se sale de la convención preestablecida.

17 de noviembre, 9:30 AM: Entramos a la segunda semana de la transición en Estados Unidos. ¿Qué sucedió durante la primera? Ryan Lizza, quien escribe para The New Yorker, hace un recuento. Aquí algunos puntos: En sus primeros siete días, Donald Trump tuiteó más veces de las que habló con medios de comunicación. Sólo dio dos entrevistas; en una de ellas, al preguntársele sobre si investigaría a Hillary Clinton como prometió en campaña, dijo que no. Y lo dijo con una frase que muestra mucho de su visión del sistema judicial. No la va a investigar por falta de argumentos legales, sino porque “no la quiere lastimar”. De los tuits hay que resaltar algo también: una cuarta parte los ha dedicado a atacar a un periódico por la cobertura que ha hecho de él. (En inglés.)

16 de noviembre: 7:15 PM: Una de las discusiones más interesantes que han surgido en Estados Unidos a raíz de la elección es sobre el papel que jugó Facebook en diseminar noticias falsas y si esto influyó en cómo votaron los estadunidenses. Un primer análisis, elaborado por Buzzfeed, muestra que las noticias falsas, inventadas por sitios que hace pocos meses ni existían, tuvieron más lecturas y fueron compartidas más veces que reportajes y notas de los medios tradicionales y con mayor credibilidad, como The New York Times y The Washington Post. (En inglés.)

16 de noviembre, 6:10 PM: Este texto llega vía Pablo Mijangos, profesor del CIDE y colaborador de nuestra revista. La revista Politico entrevista a 17 expertos de distintas ramas –entre ellos Francis Fukuyama y un subdirector de la CIA– y les pone una pregunta sencilla: ¿Cuáles son el mejor y el peor escenario de la presidencia de Trump? (En inglés.)

16 de noviembre, 5:50 PM: En Estados Unidos el tiempo entre elección y asunción del presidente es mucho más corto que en México; allá es menor a tres meses. Como consecuencia, el período de transición se mueve mucho más rápido. Es tradición que en la primera semana después de la votación se anuncie al nuevo jefe de oficina de la presidencia, cosa que Trump sí hizo. Pero también se espera que se haga lo mismo con las secretarías y que el equipo de campaña se ponga en contacto lo antes posible con los funcionarios que remplazarán. Pues bien, algo que tiene desconcertados, por no decir abiertamente preocupados, a los medios estadunidenses es que, a ocho días de la votación, nadie del equipo de Trump se ha acercado a la secretaría de Estado ni al Pentágono, donde despacha el secretario de Defensa. Algunos analistas infieren que en el equipo de transición de Trump –dirigido por sus hijos y por personas cercanas a él, ninguna con experiencia en el ejecutivo federal– reina el caos. Esta nota de The New York Times lo explica bien. (En inglés.)

16 de noviembre, 3:20 PM: El Salvador, Guatemala y Honduras han anunciado que buscarán hacer un frente conjunto para responder al gobierno de Donald Trump. Y para defenderse buscan la ayuda de… México. Aquí la nota en Reuters. (En español.)

16 de noviembre, 3:00 PM: Conozca a Dana Rohrabacher, el diputado del que nadie ha escuchado pero que está en la lista para ser el nuevo secretario de Estado de Estados Unidos. Aunque Rudy Giuliani es el favorito de Donald Trump para el puesto, los múltiples negocios de las compañías en las que participa –recordemos que asesoró al gobierno de Marcelo Ebrard hace unos años en tema de seguridad– harían que el Congreso, que debe ratificar el nombramiento, se opusiera. La segunda opción, mencionan analistas estadunidenses, es Rohrabacher, un congresista californiano con una peculiaridad: es el principal promotor y defensor del gobierno ruso en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Aquí un perfil de The New York Times (en inglés).

16 de noviembre, 12:30 PM: ¿Qué tan fácil sería para el gobierno de Trump salir del TLCAN (NAFTA)? La respuesta corta: bastante.  Sin embargo, no sería tan sencillo renegociarlo dado que tanto el gobierno de México como el de Canadá deberían estar dispuestos a abrir la revisión del tratado. Este texto de Vox explica los dos escenarios, y advierte que salir del tratado podría causar una desaceleración de la economía estadunidense y un pico en su tasa de desempleo. (En inglés.)

16 de noviembre, 11:30 AM: Las primeras planas de los diarios mexicanos anunciaron este fin de semana que Donald Trump planea deportar “entre dos y tres millones” de migrantes indocumentados con antecedentes penales. Ningún medio se tomó la molestia en revisar la cifra. En su columna de hoy en El Universal, Alejandro Hope explica que el número es falso: el gobierno estadunidense no tiene idea de cuántos migrantes son en realidad. (En español.)

16 de noviembre, 9:30 AM: ¿Se podrá hacer más rico Donald Trump con la presidencia? A pesar de que Trump dijo hace unos días que sólo cobraría un dólar al año como sueldo, hay otras maneras con las cuales está aprovechando su puesto para lucrar. Una de ellas fue a través de su hija Ivanka, cuyo sitio de internet vende los accesorios que utiliza en los eventos oficiales del ahora presidente. Pero la más importante hasta ahora es una que pocos han pensado: el avión de Trump es privado, pero por ley debe llevar a agentes del Servicio Secreto protegiéndolo. Esos agentes tienen dinero para viáticos, el cual están usando para comprar boletos de avión dentro de la propia aeronave de Trump. De hecho, el Servicio Secreto ya ha gastado seis millones de dólares de dinero de impuestos para… poder proteger a Trump. Texto de Vox. (En inglés.)

16 de noviembre, 9:00 AM: Nadie voltea a ver a Mike Pence. El hombre que ahora detenta el segundo cargo más importante del gobierno de Estados Unidos es visto como una especie de contrapeso a Donald Trump. Sin embargo, Pence es considerado por analistas estadunidenses como “extremista cristiano”; su visión del gobierno es que los valores cristianos y la Biblia no sólo sean el pilar fundamental, sino la ley bajo la cual actuar. En pocas palabras, Pence busca un gobierno teocrático. Este artículo de The Intercept elabora más sobre el tema. (En inglés.)

15 de noviembre 9:00 PM: ¿Qué es la alt-right? Un término que comenzó a utilizarse durante la campaña presidencial es el de alt-right. No existe una definición universal de su significado, pero puede resumirse en grupos de extrema derecha que se congregan en foros de internet, que propagan ideas racistas, misóginas y xenófobas y muchos de ellos lo hacen a través de memes. Mucho del apoyo online a Donald Trump proviene de este grupo, que ha sido definido como “los supremacistas blancos de nuestros tiempos”. (En inglés.)

15 de noviembre 8:30 PM: ¿Quién es Steve Bannon? Bannon, quien oficialmente se convirtió en el asesor principal de Donald Trump, es un personaje desconocido en México. Jefe del sitio de noticias de extrema derecha Breitbart, ahora será la voz de los supremacistas blancos en la Casa Blanca y su nombre se escuchará mucho durante los próximos años. Este texto de The New Yorker es una buena puerta de entrada para entender por qué es tan preocupante su nombramiento. (En inglés.)

15 de noviembre, 7:50 PM: ¿Por qué perdió Hillary Clinton? En este texto publicado en The Atlantic se argumenta que, con independencia de lo efectiva que fue la campaña de Donald Trump, la campaña de Hillary Clinton perdió una elección que tenía ganada. Entre otras cosas, Clinton ni siquiera hizo el intento de acercarse a una base de votantes que resultó fundamental para Trump: la clase trabajadora blanca. Asimismo, la arrogancia de los integrantes de su campaña, que siempre dieron como un hecho la victoria, hizo que descuidaran estados como Wisconsin y Michigan, que resultaron decisivos el 8 de noviembre. (En inglés.)

 

7 comentarios en “Cobertura de la presidencia Trump

  1. Me parece un espacio muy interesante ya que proporcionan información veraz que nos permite formar una opinión más real de los hechos

  2. Felicidades a Esteban Illades y su equipo, muy buen aporte. Es una manera práctica de seguir las noticias. Gracias y saludos

  3. Excelente recopilación de hechos, es una manera muy diferente y más sencilla para proporcionar información. Les felicito

  4. BIEN … MUCHO MUY BUENO AGUILAR CAMIN … SON BUENOS LOS DATOS PERO MEJOT LAS LCCIONES

  5. Agradecido por esta recopilación y espero sigan haciéndolo a diario y avisen vía mail la actualizacion