La muerte de Luis me produjo inmensa tristeza. Al pensar en él recuerdo, desde luego, los episodios o empresas que vivimos juntos: la política estudiantil, los episodios de 1968, la cárcel, el breve exilio en Sudamérica, el sindicalismo universitario, Nexos, el periodismo y los libros.

slide-lgda-2

La cárcel forja, entre quienes la sufren, lazos indisolubles de fraternidad; las penas y amarguras formaron una sólida amistad entre nosotros.

Nos unieron también los amigos: Roberto Escudero, Raúl Álvarez, Rolando Cordera, Pablo Pascual, Carlos Pereyra, Eugenia Huerta, Rafael Cordera, Adolfo Sánchez Rebolledo, Carlos Monsiváis, Héctor Aguilar Camín, Ángeles Mastretta, Luis Miguel Aguilar Camín, José María Pérez Gay, Lilia Rosbach, Arnaldo Córdova, Rafael Pérez Gay, Jorge Hernández, José Woldenberg, Federico Novelo, Raúl Trejo, Jacqueline Peschard, entre otros.

Lo demás es adjetivo. En los años que siguieron a la prisión y breve exilio, compartimos incontables momentos. Yo admiraba a Luis: estaba dotado de un ego bien construido, de modo que vivió su homosexualidad de forma excepcionalmente libre, sensata, sin imposturas ni dramatizaciones. Fue hombre pleno, libre; y gran amigo: inteligente, optimista, con una conversación siempre rica y estimulante. Además, fue gran escritor. Su prosa, franca y directa es, frecuentemente, brillante (la lectura de Los días y los años sigue siendo gratificante).

Desde hace años vivía en Guadalajara, pero él estaba presente con nosotros. Mi esposa, mis hijos y yo lo vamos a extrañar.

(4 de octubre de 2016)

 

4 comentarios en “Recuerdos de un amigo

  1. pero su muerte?, recuerde don LUIS, el fue una mente clara,, y critico pleno al sistema, y resulta que EL se dio un disparo en el estomago con una pistola 25 ????, cuando de sus aportaciones a periódicos y de sus ensayos y libros, no se percataba una tendencia al suicidio??? EN FIN SE NOS FUE UNA PLUMA FINA E INTELIGENTE QUE EN PAZ DESCANSE !!!

  2. Hay personas que siempre estarán presentes por las cosas que hicieron y admiro que personas como el Mtro. Luis González de Alba haya sido coherente con él mismo hasta el último momento. Los que fuimos sus alumnos lo vamos a extrañar.

  3. Si en verdad se nos fue jun gran crítico, un destacado escritor y un gran divulgador de la ciencia.. Se le va a extrañar…