El gobierno mexicano ha desatado una intensa ofensiva en contra de la trata de personas. Es hora de iniciar una segunda discusión, propuesta por feministas y por las mismas trabajadoras sexuales: no todas las prácticas de comercio sexual están regidas por la explotación y la violencia: es necesario regular y reconocer los derechos laborales de quienes participan libremente en este proceso de compra-venta. Presentamos una antología de artículos y testimonios que invitan a esta nueva reflexión. En el ensayo que abre esta conversación, Marta Lamas escribe sobre las dificultades y la discriminación que enfrentan las trabajadoras sexuales a causa de la doble moral mexicana. Kathya Millares narra la historia de Patricia, la primera trabajadora sexual reconocida como empleada no asalariada. Krizna, trabajadora sexual transgénero, recupera la memoria de una lucha social soslayada: la de las trabajadoras sexuales que se negaron a ser discriminadas. Claudia Torres revisa la historia del régimen legal mexicano y los prejuicios hacia las trabajadoras sexuales. Por último, Ronald Weitzer hace la crónica de las adaptaciones que ha vivido Ámsterdam en torno a la legalización del trabajo sexual.

03-prostitucion-01

 

Un comentario en “Cuerpos en venta