A quien nos lee,
si quieres apoyar nuestro trabajo te invitamos a suscribirte a la edición impresa.

SUSCRÍBETE

En 1772 el polígrafo y hombre de leyes español Melchor Gaspar de Jovellanos tuvo en Madrid una vida social intensa. Manuel María de Acevedo y Pola cuenta que “se tenía por desairada toda función brillante a que no era convidado, y llegó al extremo de hacerse de moda un peinado que se llamaba ‘a lo Jovellanos’, con alusión al esmero que ponía en aquella clase de adorno” y que cuidaba hasta el extremo de dormir boca abajo para no despeinarse.

Fuente: José Miguel Caso González, Biografía de Jovellanos, Fundación Foro Jovellanos del Principado de Asturias, Gijón, 2005.