Dinero y crisis educativa

La ausencia de reformas que mejoren la calidad del sistema educativo de México ha tenido un costo muy significativo: 0.87 puntos porcentuales de crecimiento adicional en el PIB per cápita, es decir, 11 mil pesos mensuales por cada familia o cerca de tres mil pesos que, mes con mes, en promedio pierde cada mexicano. En términos de pobreza, nuestra incapacidad de emprender una reforma educativa de fondo nos ha costado muchísimo: más de una tercera parte de las personas que hoy se encuentran en pobreza alimentaria podrían estar en mejores condiciones. Chile y otros países han conseguido resultados que sugieren que estas cifras son realistas, así que estos números pueden ser una medida de lo que debería ser el tamaño de nuestro lamento.

Este artículo está disponible sólo para suscriptores

Si ya tienes una suscripción puedes iniciar sesión.
Después de iniciar sesión puedes refrescar la página presionado el siguiente botón.

Suscríbete

 

Suscripción plus
(impresa y digital)

1 año por $ 799 MXN

Entrega de la edición impresa*
Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

*Para envíos internacionales aplica un cargo extra, la tarifa se actualizará al seleccionar la dirección de envío

 

Suscripción digital

1 año por $ 399 MXN

Lectura de la versión impresa en línea
Acceso ilimitado al archivo
Contenidos especiales

Suscríbete

¿Eres suscriptor de la revista y aún no tienes tu nuevo registro?

Para obtenerlo, sólo tienes que validar tus datos o escribe a [email protected].

Escribe tu correo para recibir el boletín con nuestras publicaciones destacadas.


Publicado en: 2010 Diciembre