EL RANKING DE LOS HÉROES PATRIOS

POR ULISES BELTRÁN

¿Quienes encabezan el santoral cívico de México? Esta encuesta que además mide qué tan liberales o conservadores se sienten los mexicanos, responde con amplitud a esa pregunta.

Se trata de saber si las categorías liberal y conservador, con una rancia prosapia en México, son términos que utilizan los mexicanos para autodefinirse y si delimitan conjuntos de v alores y actitudes comunes que corresponden a lo que suponemos que especifican. También se trata de examinar si estas categorías están relacionadas con el santoral cívico que supuestamente les corresponde y, finalmente, si el público asocia estas categorías y lo que significan con los partidos políticos.

El estudio está basado en una muestra nacional de personas que viven en un hogar con teléfono. Para clasificar a las personas con base en una escala de actitudes y valores se construyó un índice de “liberalidad” con base en once preguntas. A mayor valor del índice, mayor liberalidad del entrevistado. Las preguntas utilizadas para construir el índice miden actitudes en dos dimensiones: una “moral” (aceptación de relaciones sexuales antes del matrimonio, del aborto, de personas de diferente religión, preferencia sexual o grupo étnico) y de importancia de la figura paterna en la familia, de la práctica religiosa como medida de la religiosidad, del providencialismo como actitud en la vida.

Tres de cada cuatro personas utilizan las categorías liberal o conservador para autodefinirse, 39% como liberal. 37% como conservador y 17% no admite ninguno de los dos términos como definición de cómo se considera. Esta autodefinición corresponde a la escala de actitudes y valores esperada: 61% de quienes muestran un valor bajo en la escala de liberalidad se definen como conservadores y 69% de quienes tienen un valor alto en el índice se definen como liberales. En general, las dimensiones “morales” del índice clasifican mejor a las personas que las relacionadas con la religiosidad.

En la Gráfica 1 se aprecian las jerarquías del santoral cívico. El siglo XIX, Independencia y Reforma encabezan la lista y los héroes populares. Villa y Zapata, representan a la Revolución. Este santoral cívico no cambia con respecto al continuo liberal-conservador.

Otra dimensión de la conciencia histórica está dada por la importancia atribuida a las efemérides. Suponiendo que una línea básica del binomio liberal-conservador está definida por las actitudes relacionadas con la secularidad. se pidió a los entrevistados indicar cuál de dos fechas le parecía más importante para los mexicanos: el día de la independencia o el de la Virgen de Guadalupe, y el natalicio de Juárez o el viernes santo. Aprovechando el viaje se les pidió escoger entre el aniversario de la Revolución y el del triunfo de Fox. Sólo el 20% prefirió el 2 de julio.

La mayoría de la población (52%) consideró más importante para los mexicanos la celebración de la independencia que el 12 de diciembre, pero la población se reparte en partes casi iguales entre el natalicio de Juárez y el viernes santo. Aunque no de manera contundente, las efemérides sí se asocian con la definición liberal-conservador en el sentido esperado. Los conservadores prefieren las efemérides religiosas sobre las civiles en proporciones mayores que los liberales.

Si bien el 70% de la población manifiesta una opinión sobre la ubicación que atribuyen a los partidos, en realidad las respuestas revelan que los partidos no tienen una identidad definida frente al electorado, por lo menos en el continuo liberal-conservador: 35% considera al PAN liberal y 35% conservador y lo mismo ocurre con respecto al PRI. Del mismo modo, ni la preferencia electoral, ni la identificación partidista de los entrevistados parecen asociarse con el índice de “liberalidad”; es decir, preferir al PAN o al PRI o considerarse panista o priista no está asociado al continuo liberal-conservador.

Sin embargo, la valoración histórica sí se asocia en cierta medida con las actitudes. Juárez y Cárdenas se asocian ligeramente con la identidad partidista en el sentido esperado. Más personas consideran que los panistas piensan que Juárez fue un mal presidente porque expropió los bienes del clero y que Cárdenas fue un mal presidente porque despojó a pequeños propietarios de sus tierras y lo contrario ocurre con las percepciones sobre los priistas.       n

 1La encuesta es parte del Sistema de Recolección Continua de Opinión Publica de BGC, Ulises Beltrán y Asociados, S. C. La muestra corresponde a una muestra aleatoria de números telefónicos seleccionados por un método de marcado aleatorio (RDD por sus siglas en ingles) estratificado, que asegura una probabilidad igual y conocida a todas las líneas telefónicas en servicio. La persona encuestada en la vivienda con teléfono se selecciona siguiendo cuotas de edad y sexo. La muestra levantada tiene sesgos importantes hacia los estratos medios y altos de ingreso y no incluye prácticamente a nadie del estrato rural.